domingo, 20 de agosto de 2017

CAPITALISMO: ENEMIGO DEL CARLISMO

El legitimismo carlista siempre combatió el sistema capitalista.

El legitimismo carlista forma parte del movimiento legitimista europeo que rechazó el sistema económico de explotación capitalista, cuna del liberalismo económico, del egoísmo individualista y el interés propio, que todo lo medía de acuerdo a los parámetros matemáticos de beneficios y perdidas, de una mal interpretada visión de la mano invisible de Adam Smith. La mercantilización de la vida es el espíritu del capitalismo, sistema y modelo liberal y posteriormente neoliberal defendido por los discípulos de von Mises, Hayek y Milton Friedman, gentes que no conocen limitación humana alguna, que no tienen moral, que son auténticos monstruos defensores del anarcocapitalismo. Con estos vídeos pasamos a explicar el capitalismo, y se entenderá por qué el carlismo, sin ser nombrado, es la realidad tradicional comunalista protagonizada por los campesinos, que es desplazada por la dinámica cruel y desarraigada del capitalismo. 

legitimista digital.
20 de agosto de 2017 

Primera parte que se ha de escuchar atentamente para entender el origen del capitalismo.
La visión interesada de la interpretación de la mano invisible ha hecho que la sociedad prime por delante el beneficio egoísta del interés individualista.
 El empeño de los liberales en negar que la economía representada por el predominio del mercado, es en realidad un juego de suma cero, porque piensan que todos los agentes económicos saldrán beneficiados por el libre juego de intercambio, y la libre designación de los precios por la oferta y la demanda.
La instauración y establecimiento del sistema capitalista desplaza y agrede a los sistemas económicos de las economías rurales tradicionales, hace desaparecer los comunales municipales, promueve el desplazamiento del campo a la ciudad, y ello genera un "gran ejército laboral de reserva" mano de obra barata pasto de los capitalistas que contratan sus servicios a cambio de jornadas laborales esclavas. Derrumbados los movimientos legitimistas europeos, como el jacobita británico, el realista francés, el carlista español, el miguelista portugués o el brigantista napolitano, obreros y campesinos pondrán sus esperanzas emancipadoras en el movimiento obrero y la internacional socialista. El socialismo marxista como respuesta científica a la acumulación desmesurada de medidas antihumanas propiciadas por los defensores del capitalismo.
El libre mercado, sus medidas desreguladoras y privatizadoras será el responsable de la II Guerra Mundial, sus defensores creen en la necesidad de la desregulación y la desaparición de todo intervencionismo público estatal o autonómico, para hacer del mercado el único árbitro que premie y castigue a los seres humanos. Keynes demostrará que aunque la economía esté en un punto de equilibrio, ese punto puede resultar injusto al observar una tasa desmedida de paro completamente injusta e inmoral. Los seguidores de Hayek eran partidarios de condenar a la miseria a millones de almas.
¿Qué enseñanzas podemos extraer del pasado? el pasado histórico antes del siglo XIV, fue comunal y agrario. El capitalismo apareció de manos de los usureros que financiaban empresas que tenían por objetivo unos beneficios crecientes a costa cualquier tipo de consideración moral y ética humana. Las compañías privadas de las indias occidentales y orientales fueron las que comerciaron con el mercado de esclavos, favoreciendo el incremento de las ganancias de unas familias a costa de la esclavitud y muerte de millones de seres humanos.
El capitalismo en realidad no responde a la forma equilibrada del ser humano, más bien acentúa o deforma y exagera una de sus facetas: el egoísmo individual, para hacer del mundo un contexto antihumano y anticristiano.

No hay comentarios: