lunes, 27 de junio de 2016

DECEPCIÓN ELECTORAL: Derrota de la Izquierda

Los españoles premian la corrupción del PP.


Se impone el voto del miedo a corralitos, a la pérdida de las pensiones y a un brexit de izquierdas. También se sospecha de un auténtico fraude electoral de la empresa Indra, responsable de la gestión de los votos en las elecciones, y relacionada con la trama Púnica del PP.

 LEGITIMISTA DIGITAL
  27 de junio de 2016 

Carlos I de Inglaterra: “La democracia era una bufonada griega, basada en la descabellada teoría  de que existen posibilidades extraordinarias entre las gentes más ordinarias”



Los resultados electorales ya los conocemos. Los españoles han votado corrupción. La culpa no es ya del Partido Popular, sino de los ciudadanos españoles que desde aquí calificamos de corruptos, borregos, traidores y fascistas. 

Corruptos, por votar y amparar electoralmente la corrupción; borregos, por seguir un comportamiento arrastrado, propio de esclavos, de vasallos, en lugar de ciudadanos libres. Traidores, por respaldar una opción política como el Partido Popular que nos ha vendido al capitalismo, a los designios de los mercaderes. Este país, ha demostrado no tener decencia alguna. No desde una perspectiva de beatería moralista simplona, sino desde la ética y responsabilidad ciudadana. Fascistas, por su exclusión económica. Han premiado la exclusión económica, el empobrecimiento, la desigualdad y el paro estructural. Racismo puro.

viernes, 24 de junio de 2016

GRAN BRETAÑA ABANDONA LA UNIÓN EUROPEA

Ganó el BREXIT. Europa SI, pero NO así.


Cuando el europeísmo se ha convertido en la defensa del IV Reich Alemán, y la Unión Europea en la guarida del sistema de explotación capitalista favorecedor de los intereses plutócratas de la oligarquía financiera neoliberal, entendemos y compartimos la desafección de la población por esta Europa antisocial. Solo hay que ver por qué bando ha apostado la City de Londres.

 LEGITIMISTA DIGITAL
  24 de junio de 2016 


Mientras los medios de comunicación capitalistas venían informando en las encuestas la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea de acuerdo a un pretendido resultado ajustado del 55% favorable a la UE, hemos descubierto la realidad que la supuesta libre información nos negaba.

Resulta paradójico para todos aquellos que veían en Gran Bretaña su modelo a seguir dentro de la Unión Europea, y al mismo tiempo acusaban a partidos como Podemos de querer abandonar la Unión Europea y el Euro. Hoy están comiendo barro.

lunes, 20 de junio de 2016

¿Neoliberalismo o Socialdemocracia?

Para el 26J: PP, PSOE y Ciudadanos representan el eje neoliberal capitalista


Neoliberalismo y socialdemocracia es lo mismo en boca de algunos y particularmente en el PSOE. La derecha y el PSOE coinciden en las privatizaciones, los recortes y el endeudamiento progresivo, aunque luego nos hablen de austeridad.
Se percibe desde el electorado a la formación de Unidos Podemos como socialdemócrata a la antigua usanza

 LEGITIMISTA dIGITAL
  20 de junio de 2016 


Socialdemocracia a la antigua usanza
Este planteamiento económico suponía el mantenimiento de los sectores estratégicos de la economía en manos del Estado, pero la nueva socialdemocracia inspirada en la tercera vía de Giddens entregó los ingresos y beneficios públicos al capital privado al permitir la venta de las empresas públicas vinculadas a los sectores estratégicos de la economía que en el pasado suponía había supuesto la solvencia e independencia económica del país.

Nueva Socialdemocracia y Neoliberalismo
Es lo mismo, por eso muchos identificamos al PP SOE como el mismo partido con idénticos intereses económicos: privatizaciones, recortes, endeudamiento y falsa austeridad convertida en austericidio para la inmensa mayoría poblacional.

Continuidad del Neoliberalismo
Las privatizaciones de las empresas públicas que daban beneficio, han dejado al Estado con la carga del gasto social de pensiones, sanidad y educación. Los liberales exigen nuevas privatizaciones y el desmantelamiento total del Estado. Estas privatizaciones han venido acompañadas de subidas impositivas.

jueves, 16 de junio de 2016

El Partido Carlista no es de derechas

"Lleva defendiendo posiciones ideológicas de izquierdas desde hace más de 20 años"


Don Juan Francisco Martín de Aguilera y Arenales, Conde de la Oliva de Gaytán, aristócrata legitimista carlista, desde su compromiso socialista autogestionario con el Partido Carlista, se dirigió en estos términos al periódico EL PAÍS, el martes 28 de junio de 1994, para señalar la existencia del Carlismo Socialista.
El sesgo de la memoria histórica colectiva muchas veces termina jugando malas pasadas a la prensa, la cual también se deja llevar por prejuicios y caricaturizaciones, al hablar del Carlismo.

 DON JUAN FRANCISCO MARTÍN DE AGUILERA / EL PAÍS
  13 de junio de 2016 

Don Juan Francisco Martín de Aguilera
En mi carácter de secretario general federal del Partido Carlista, cuya representación legal, por tanto, ostento, y en relación con la información publicada en EL PAÍS el 13 de junio de 1994 bajo el título Los partidos minoritarios quedan fuera del Europarlamento: en esa información, con absoluto desprecio de la verdad, se refieren a nosotros situándonos en el extremo de la derecha".

El Partido Carlista no puede desmentir su carácter minoritario en la actualidad. Pero no es. un partido de extrema derecha. Ni siquiera de derechas. Lleva defendiendo posiciones políticas de izquierda desde hace más de veinte años, cuando, tras una evolución ideológica asumida y propiciada tanto por la base como por la dirección del partido, aceptó una ideología socialista, federalista y autogestionaria.

domingo, 12 de junio de 2016

COMUNICADO DE S.M. D. CARLOS JAVIER DE BORBÓN PARMA CON MOTIVO DE LAS ELECCIONES GENERALES DE JUNIO 2016

S.M. Don Carlos Javier:

"El Estado solo se justifica si sirve al bien común mediante un correcto ejercicio de la justicia distributiva"


Afirma Don Carlos Javier: "Se han utilizado las instituciones para asegurar el enriquecimiento personal y empresarial de una gran parte de la clase política. Mientras se aplicaban recortes sociales en educación, sanidad, dependencia o cultura, que han recaído en los sectores más desfavorecidos, se enquistaba, con doble moral, la evasión fiscal y la fuga de capitales, o en el peor de los casos, la prevaricación y la malversación de fondos".

 S.M.DON CARLOS JAVIER DE BORBÓN / L. D.
  12 de junio de 2016 

Queridos carlistas

            Ante la nueva convocatoria electoral en nuestro país quiero dirigirme a vosotros y a cuantos españoles quieran escucharme, con la vista puesta primero en ella y, luego, en un horizonte que la sobrepasa, aunque haya que prepararlo desde ahora.

            Mucha gente está preocupada porque no comprende lo que pasa.

            Mi padre, Carlos Hugo, se remitía así al origen del problema político: “El estado no es la fuente jurídica del Poder, es solamente el instrumento ejecutivo de la voluntad popular”.

miércoles, 8 de junio de 2016

CARLISMO: rechazo al liberalismo capitalista

El anticapitalismo carlista fue una constante en su esse


El antiliberalismo del carlismo hace referencia al rechazo de las desamortizaciones privatizadoras. La protesta carlista contra la concentración de los recursos en manos de una minoría oligárquica fue lo que originó su apelativo de "antiliberal". También el planteamiento ultracatólico religioso de la minoría "apostólica" decimonónica impuso una visión antiliberal del carlismo hasta aseverar: "el liberalismo es pecado".


 Legitimista digital
  08 de junio de 2016 

Y así se escandalizaban los liberales tachando a los carlistas de "comunistas"


¡Viva Carlos VI y la Constitución!
"...lo que no pretende restablecer Montemolín es el absolutismo y si en cambio un gobierno constitucional. Pero no para aquí el engaño que padece nuestra credulidad. Tampoco es monarquía constitucional, como la que tenemos, ni a don Carlos lo que se pretende, no, montañeses: es el fatal comunismo en toda su extensión y horror, es este sistema desorganizador del mismo; es, en fin, el terrible combate del que no tiene contra el que tiene: en una palabra, la destrucción de la religión; es decir, “que los bienes sean comunes”, esto es, de todos en general, y de ninguno en particular: que los padres no tendrán dominio sobre sus hijos; ni éstos sujeción respecto a sus padres; que los templos y sus ministros serán abolidos... tal es el comunismo". 

“Manifest del poble de la Garriga”, 25 de enero de 1849 citado por J.C. Clemente y C. S. Costa en Montejurra 1976, Barcelona 1976, pág 13.

Como diría Don Carlos Hugo I en sus entrevistas a la prensa: "muchas veces el enemigo es quien mejor comprende"

lunes, 6 de junio de 2016

“Quizás debamos ser valientes de nuevo…”

El Carlismo es...


No es buena idea definirse a uno mismo en razón de los propios enemigos. Muchas ideologías y movimientos políticos lo han hecho así y eso no les ha proporcionado bien alguno. Calificar al carlismo como un movimiento antiliberal no ayuda a entender gran cosa sobre su esse.

 RAFAEL ARENCÓN / L.d.
  06 de junio de 2016 




La resistencia que el carlismo planteó al liberalismo tiene más que ver con las incoherencias liberales que con las querencias absolutistas. 

No se trataba de defender al Estado frente a la libre empresa, sino de tener un Estado que defendiese a los débiles. El liberalismo fracasó como movimiento libertador al crear un Estado clientelar, útil sólo para las élites con capacidad de influencia. 

Tampoco el rechazo al liberalismo se fundaba en una intransigencia innata ante la diversidad de ideas. El propio liberalismo permitió que la cosmovisión de la principal entidad religiosa del país se trasladase repetidamente a las normas jurídicas, sin embarazo alguno. Los carlistas lo que propugnaban era que el poder político dejase en paz a “la” religión (y, andando el tiempo, a “todas” las religiones).

jueves, 2 de junio de 2016

DECISIONES ELECTORALES

Para una decisión electoral, prima el tema económico


Muchos de los afectados por la crisis económica, no son capaces de discernir y comprender su situación personal con el contexto económico que vive el país, realizar un análisis serio y votar en consecuencia, porque se pierden en diatribas y disquisiciones ornamentales.

 Legitimista digital
  02 de junio de 2016 


El incremento del paro, los desahucios y las subidas de impuestos y recibos como la energía, agua y teléfono es algo que nos afecta directamente, pero algunos no son capaces de relacionarlo con la situación económica en la que nos encontramos.

La masa social derechista, aquella que su voto es liberal, conservador, o incluso en aquellos llamados tradicionalistas, muchos de ellos se niegan a votar a grupos políticos de izquierdas aunque se digan anticapitalistas.

Pugna por la rivalidad ideológica: Izquierda y extrema derecha

El anticapitalismo es un fenómeno social como respuesta a la acumulación de recursos en pocas manos por parte de la oligarquía, derivado del empobrecimiento que supone la dinámica de este sistema en la población con mayor dificultad para la “picaresca emprendedora”. No todo el mundo está dispuesto a vivir bajo las reglas y exigencias del capitalismo. Pero aunque no se quiera, sus efectos los padecen millones de habitantes en el mundo, y tu eres uno de ellos, apreciado lector.

Surgen en el panorama político diversos grupos anticapitalistas, sobretodo en la izquierda. La extrema derecha no sabe lo que es, a veces también se presenta como anticapitalista, pero cuando sube al poder pacta con la derecha neocapitalista. Luego no es oro todo lo que reluce.