lunes, 20 de junio de 2016

¿Neoliberalismo o Socialdemocracia?

Para el 26J: PP, PSOE y Ciudadanos representan el eje neoliberal capitalista


Neoliberalismo y socialdemocracia es lo mismo en boca de algunos y particularmente en el PSOE. La derecha y el PSOE coinciden en las privatizaciones, los recortes y el endeudamiento progresivo, aunque luego nos hablen de austeridad.
Se percibe desde el electorado a la formación de Unidos Podemos como socialdemócrata a la antigua usanza

 LEGITIMISTA dIGITAL
  20 de junio de 2016 


Socialdemocracia a la antigua usanza
Este planteamiento económico suponía el mantenimiento de los sectores estratégicos de la economía en manos del Estado, pero la nueva socialdemocracia inspirada en la tercera vía de Giddens entregó los ingresos y beneficios públicos al capital privado al permitir la venta de las empresas públicas vinculadas a los sectores estratégicos de la economía que en el pasado suponía había supuesto la solvencia e independencia económica del país.

Nueva Socialdemocracia y Neoliberalismo
Es lo mismo, por eso muchos identificamos al PP SOE como el mismo partido con idénticos intereses económicos: privatizaciones, recortes, endeudamiento y falsa austeridad convertida en austericidio para la inmensa mayoría poblacional.

Continuidad del Neoliberalismo
Las privatizaciones de las empresas públicas que daban beneficio, han dejado al Estado con la carga del gasto social de pensiones, sanidad y educación. Los liberales exigen nuevas privatizaciones y el desmantelamiento total del Estado. Estas privatizaciones han venido acompañadas de subidas impositivas.
Es normal, si el Estado ha perdido la posibilidad de dotarse económicamente, debe buscar los recursos necesarios para hacer frente a los gastos mencionados.
El cuento del neoliberalismo burgués capitalista venía afirmando que el desmantelamiento del Estado al privatizar los sectores estratégicos de la economía, iba a suponer una disminución impositiva a la sociedad. Hemos visto todo lo contrario. El Estado se está viendo obligado al endeudamiento perpetuo y continuado para sostener, las pensiones, la sanidad y la educación. Estas partidas de gasto generan deuda, y ahí están los usureros que se adueñaron de las empresas públicas solventes que estaban vinculadas a los sectores estratégicos de la economía, dispuestos a comprar nuevas emisiones de Deuda Pública al tanto por cien, lo que supone la insolvencia del Estado y por tanto la indefensión de la Población de nuestro país.
La continuidad del neoliberalismo capitalista amparado desde una falsa izquierda llamada PSOE es una agresión de lessa humanidad a nuestro país, por el gran padecimiento de los ciudadanos quienes rechazamos profundamente este sistema económico de explotación capitalista.

Soluciones económicas para hacer el país más social y más solvente
  • Nacionalización, regionalización y municipalización  de la Banca, las grandes empresas y los sectores estratégicos de la economía, para alcanzar la autogestión económica.

  • Autogestión económica de aquellas, por la cual puedan ser dirigidas por los propios trabajadores, desarrollando la implementación de Cooperativas.

  • Estudio económico para la salida inmediata del euro. Devaluación de la moneda con vistas a favorecer: inversión pública, rentabilidad y liquidez.

  • Planificación Social de la economía, diversificación  económica del país frente a la especialización

  • Restablecimiento de aduana económica-financiera y aplicación de prevelemen a la importación, para favorecer la inversión y consumo interior.

  • Aplicación Tasa Tobin, limitación, reducción, control y tasación porcentual a la movilidad del capital financiero.

  • Rechazo a la Deuda Pública o Soberana; sobre todo de la imputación que se ha hecho de la Deuda Privada a la Deuda Pública.

  • Confiscación Pública a las grandes fortunas y encarcelación de la plutocracia.

  • Redistribución y autogestión socialista de los recursos, bienes y medios de producción.

  • Amortización de los bienes inmuebles, suelo, subsuelo y la tierra.

  • Rechazo a la mercantilización de los derechos de los ciudadanos.

  • Implementación de la economía del reciclaje, del desarrollo autogestionario rural, y de la promoción de huertos urbanos en calles, terrazas de edificios u otros lugares.

  • Adecuar la economía a la óptica decrecentista, favoreciendo la economía circular del reciclaje, y tener por objetivo el crecimiento cero, el desarrollo económico local del kilómetro cero, favoreciendo la demanda local de autoconsumo y consumo de subsistencia.

  • La economía tiene que estar al servicio de las comunidades políticas, al servicio de los poderes públicos, al servicio de la sociedad y los ciudadanos, y no al revés.