jueves, 26 de mayo de 2016

VOLVEMOS A LAS ELECCIONES EL 26 J

Apostamos por las Izquierdas


Nuestro rechazo a las políticas neoliberales capitalistas, al sometimiento de nuestra soberanía social y democrática ante la Troyka Capitalista, nos hace fuertes en nuestros planteamientos carlistas, para manifestarnos favorablemente por UNIDOS PODEMOS.

 Legitimista digital
  26 de mayo de 2016 
Intuíamos lo que iba a suceder en el panorama político con la imposibilidad de acuerdo entre las distintas fuerzas políticas.
Al PSOE, como siempre le ocurrió, va de izquierdas, de preocuparse por la justicia social, la igualdad, el empleo y la vivienda, es lo que más repite en campaña; una pura mentira. Su soporte económico para alcanzar estos objetivos es el neoliberalismo capitalista. Dicen que son socialdemócratas, pero no han tenido escrúpulo alguno con fomentar la privatización de los sectores estratégicos de la economía, tal y como planteaba la derecha neoliberal capitalista. PSOE y PP son lo mismo, porque están de acuerdo en la defensa de lo fundamental para ellos: la privatización desamortizadora del comunal público, aunque luego se pongan a cacarear con su supuesta defensa. Son liberales, hoy neoliberales, lo que significa ser unos vendidos que ponen a la venta el país, ni siquiera al mejor postor. Y todo ello, a parte de la corrupción vergonzante que han protagonizado. No son dignos de ser votados, son dignos de ser botados, expulsados, hundidos, sin ninguna posibilidad operativa ni ejecutiva de gobierno, convertidos en fuerzas residuales, y ni siquiera eso.

El PSOE, con Pedro Sánchez, va de tolerante, de chico bien moderado. Era una apariencia quisiera pactar con la izquierda. Ellos no son de izquierdas, por muy socialistas que se presenten. Son Pesoistas, hinchas de futbol, vacíos de contenido, no tienen discurso. Se ponen hablar, y no creen ni en lo que dicen, porque están vacíos,…mienten.
Supuestamente quería pactar con la izquierda socialdemócrata que representa Podemos con Pablo Iglesias. Cuando Sánchez y sus barones pesoistas fueron conscientes de las propuestas socialdemócratas de Podemos, fue a entenderse con Ciudadanos, la nueva derecha centralista y neoliberal. Pactar con Ciudadanos, para el PSOE representa dárselas de centristas, de moderados, de gentes que se entienden con todos, que le dan a todo, porque no tienen programa, ni convicciones, son más de lo mismo, neoliberales.
Ese acuerdo PSOE-Ciudadanos era el chantaje a Podemos. Era obligar a Podemos a que renunciara completamente a las reivindicaciones sociales, para que terminara apoyando un falso gobierno del cambio representado por la nueva entente “Unión Liberal” decimonónica de Albert Rivera y el “Partido Progresista” de Pedro Sánchez. Y es que el panorama político español sigue siendo decimonónico ante la ignorancia completa de los ciudadanos.
Los tres partidos: el conservador (Partido Popular), el progresista (PSOE), el liberal (Ciudadanos); son la representación de los intereses de la oligarquía capitalista y la plutocracia financiera de los negocios, es decir, son en realidad, la entrega de la soberanía social y democrática a los poderes económicos que no se presentan a las elecciones, y que cuando se presentan, lo hacen a través de estos tres partidos defensores del neoliberalismo económico capitalista.
Era imposible lo que pretendía el PSOE de Pedro Sánchez, mediatizado por el grupo PRISA de José Luis Cebrián, quien recientemente ha decidido lanzar una campaña de denuncia contra LA SEXTA, porque los periodistas de esta cadena hicieron público el nombre de su exmujer en los famosos papeles de Panamá, donde vinculaban al dirigente de este grupo mediático quien se negó a validar públicamente el posible entendimiento entre el PSOE y Podemos, ya que ello supondría poner en tela de juicio los privilegios económicos de toda esta oligarquía mediática afín al sistema capitalista. Cuando Pedro Sánchez le propuso a Cebrián que le ayudara a publicitar a través de sus medios de comunicación el posible entendimiento PSOE-Podemos, la respuesta de Cebrián fue negativa. Lo que demuestra que periódicos como EL PAÍS jamás fueron de izquierdas, sino neoliberales capitalistas, progresnobs.
Pedro Sánchez como pelele dirigido por Susana Díaz, y esta a su vez respaldada por los barones pesoistas, se vio obligado a recular de sus iniciales intenciones, buscando el entendimiento con los liberales centralistas de Albert Rivera. Las acusaciones sobre Podemos son siempre las mismas: comunistas, bolivarianos, separatistas, proetarras, chavistas. Los neoliberales son poco creativos con sus repetitivos insultos.
Cuando Pedro Sánchez llegaba a un acuerdo de entendimiento con Ciudadanos, el PSOE sabía que todo acuerdo con Podemos era imposible, por mucho que saliera Oscar López a convencernos de lo contrario. Era curiosa situación, buscaban el apoyo de Podemos, pero sin las propuestas y soluciones de Podemos. Como en la guerra civil, los militares y la oligarquía capitalista buscaban el apoyo de los carlistas, pero sin las propuestas y soluciones del Carlismo. En el caso carlista, nosotros fuimos más torpes y cándidos, porque nos conformamos con la “defensa del tesoro de la Fe” y con mantener la bandera roja y gualda. Esto era lo más “importante” en 1936. Hay que ser más coherentes, Podemos ha demostrado valor y coherencia al decir NO al PSOE, por el intento de obligar a Podemos a comulgar con ruedas de molino renunciando a todo su programa social, económico y político. A Podemos no le ha convencido el señuelo de un ornamento, de una nueva cara presidencial (Pedro Sánchez).
Los militantes y dirigentes del PSOE, deberían saber que cambiar a Mariano Rajoy por Pedro Sánchez para que todo siga igual, no es un cambio, sino la continuidad de las políticas neoliberales capitalistas de flexibilidad y recortes, de privatizaciones y subidas impositivas.
Los Carlistas no nos presentamos a las elecciones generales del 26 de junio, pero desde nuestro compromiso con el Partido Carlista, nuestro voto es por y para la Izquierda. ¿Por qué? Por la defensa del comunal público contra los recortes sociales, contra las privatizaciones desamortizadoras del comunal público, por la defensa del Federalismo desde la autogestión territorial que dota a los ciudadanos de las Españas del derecho de autodeterminación para decidir libremente sobre el futuro de cada una de las Repúblicas Sociales de las que hablaba el Rey Carlos VII. Nuestro voto a la izquierda contribuye al rechazo de las políticas neoliberales capitalistas, nuestro rechazo al capitalismo, al despido libre, a la contratación basura, a la arbitrariedad de la usura.
Desde Legitimista Digital hemos visto con ilusión y agrado la alianza de las Izquierdas (Podemos+Unidad Popular = Unidos Podemos), y esperamos que entre otras muchas cuestiones se haga posible un referéndum entre monarquía y república para acabar ya de una vez con la monarquía franquista capitalista vigente. Apostamos por la alianza de izquierdas, y desde aquí pedimos el voto para esta gran coalición de izquierdas, para poner freno al neoliberalismo burgués capitalista impuesto por la plutocracia usurera que es la que actualmente nos gobierna bajo este falso sistema democrático desde la Unión Europea.