miércoles, 13 de abril de 2016

LA DOBLE MORAL DE LOS PATRIOTAS: PAPELES DE PANAMÁ

Objetivo: poner fin a los paraísos fiscales



Como el contexto mundial capitalista impide la eliminación de los paraísos fiscales, se hace necesario intervenir sobre las fortunas y bienes de los defraudadores animando a los gobiernos de los distintos Estados donde operan, a que los expropien por lessa humanidad.

 

Fomentando los acuerdos bilaterales entre los distintos países con el objetivo de favorecer la congelación y confiscación de   cuentas y bienes de los estos estafadores.

 LEGITIMISTA DIGITAL
  13 de abril de 2016 

Los españoles que aparecen de momento en la lista de los papeles de Panamá

Conociendo los nombres de aquellos que tienen su dinero en sociedades económicas en paraísos fiscales como ha sido el caso de los papeles de Panamá, entendemos mejor el por qué de la amnistía fiscal del gobierno del PP, que tenía por objetivo favorecer la vuelta del dinero que ministros como Soria, se llevaron fuera del país para tributar mucho menos. Al fin y al cabo, la amnistía fiscal era un premio por su piratería, y sólo debían pagar al fisco el 10% para volver a regularizar su situación.


También entendemos la ética relajada de la pseudoizquierda progresnob representada por Pedro Almodóvar, por la misma causa. Y es que la Izquierda convencional y la Derecha se unieron hace mucho tiempo en favorecer al poder del dinero.



Un dinero que podría estar tributando regularmente en el país, estaría destinado a financiar las partidas presupuestarias del Estado más necesarias como lo son la sanidad y la educación, entre otras. El comportamiento de todas estas personas que así obren, demuestran que no forman parte del pueblo como aparentemente nos hacían creer, a pesar que traten de negar los hechos, o simplemente alegar ignorancia. No podemos pensar otra cosa que todos ellos forman parte de la oligarquía capitalista financiera que desde aquí combatimos.


Un delito de traición semejante debiera pagarse con la confiscación de cuentas bancarias y bienes de estas personas y familiares, permitiendo demuestren el origen de todos ellos, con el objetivo de quedar en poder del Estado, aquellos de origen sospechoso y no demostrable.


Como el contexto económico mundial es capitalista, la reacción de la oligarquía será sacar al exterior su capital, y ello posiblemente redundará en una posible amnistía gubernamental para nombres como Bertín Osborne, Imanol Arias, Pedro Almodovar, Pilar de Borbón,…


No esperamos nada nuevo del entramado de corruptos que gobierna el país a través del bipartito PP-PSOE, que tienen a gala disfrutar del apoyo político de formaciones neoliberales capitalistas como Ciudadanos de Albert Rivera.