jueves, 25 de febrero de 2016

EL PSOE NI ES, NI FUE SOCIALISTA

¿Qué podemos esperar de un PSOE que en el pasado apoyó la Dictadura de Miguel Primo de Rivera?


Los PESOISTAS en el pasado colaboraron directamente en la formación del gobierno oligárquico derechista del partido único del régimen llamado "UNIÓN PATRIÓTICA", de manera que el sindicato de la UGT se convirtió en el sindicato vertical único del régimen.

 legitimista digital
  25 de febrero de 2016 
P$"O"€ = IBEX35 = Ciudadanos = PP
 
Desde Legitimista Digital no tenemos nada más que decirles a los simpatizantes, votantes, militantes del PSOE y a su dirigente Pedro Sánchez:  Que NO, Pedro Sánchez, que no te enteras, ni tu, ni los tuyos sois SOCIALISTAS aunque tengáis la "etiqueta" y la parafernalia de un falso socialismo.

Que NO consentiremos los Carlistas que vengáis dando lecciones de socialismo porque jamás lo fuistéis ni lo creistéis

Ni las palabras socialismo/s y socialista/s son vuestro patrimonio.
 
Ya se enterraron cuando apoyaron la dictadura de Miguel Primo de Rivera a través de la UGT como sindicato vertical.
 El PSOE no era nada ni nadie en los años 60 y 70, porque quienes realmente trabajaron duro en la oposición antifranquista fue el Partido Comunista de España y otros grupúsculos comunistas como la ORT (Organización Revolucionaria de Trabajadores) junto a los militantes del Partido Carlista que tras los tres Congresos de Arbonne de los años 1971-72-73 definieron la línea ideológica socialista autogestionaria y federalista.
 
Mientras tanto al PSOE ni se le conocía. Este partido liderado por Felipe González Márquez y Alfonso Guerra copiaron el proyecto socialista autogestionario, federalista y el derecho de autodeterminación para la autogestión territorial que ya defendía el Partido Carlista.
 
Al PSOE le llovió el dinero de Alemania, por parte de los socialdemócratas alemanes y fue imposible competir desde el carlismo con ellos. Muchos militantes y simpatizantes del Partido Carlista se fueron al PSOE al considerar que defendían los mismos presupuestos políticos, territoriales y económicos, porque además en las primeras elecciones del 15 de julio de 1977 el gobierno impidió al Partido Carlista presentarse a las elecciones, de manera que muchos militantes y simpatizantes de base del carlismo se fueron al PSOE completamente engañados como ha estado toda la sociedad española en su conjunto que seguía como algunos siguen vontando al PSOE. El exministro José Barrionuevo del PSOE venía de las filas carlistas.