lunes, 12 de octubre de 2015

CONFEDERACIÓN HISPÁNICA O CAPITALISMO ANGLOSAJÓN

HISPANIDAD: Intento de secuestro por parte del nacionalismo español

La idea de Hispanidad es confederal, mucho más amplia, plural, multiestatal, plurinacional y multiconstitucional como lo fue su monarquía compuesta, polisinodial, pactista y territorial.

LEGITIMISTA DIGITAL
 12 de octubre de 2015 
La Hispanidad no es matar Indígenas. Eso mismo lo hicieron los anglosajones y los franceses en las Américas. Juzgar hechos pasados con mentalidad del presente es descontextualizar la historia para señalar culpable al ya dividido mundo Hispánico, mientras el mundo anglosajón permanece unido e imponiendo al resto el sistema de explotación capitalista.
Cada 12 de octubre nos envuelve el triunfalismo del descubrimiento de las Américas o la leyenda negra de Antonio Pérez escrita en Inglaterra contra el Rey Felipe II de las Españas.
Los pueblos indígenas hoy en las Américas se vuelven contra España. Toda una literatura criminalista que señala a España como la culpable del genocidio de todos los pueblos indígenas americanos es hoy el discurso de la izquierda convencional.
Una izquierda bastante ignorante en temas históricos, porque como “del pasado hay que hacer añicos” según su himno, olvidan pretenciosamente una parte importante de la idea de la Hispanidad, que no tiene nada que ver con el invento burgués, liberal y capitalista denominado “nación española”.
La derecha se engalana con la roja y gualda para confundir al auditorio, al público en general como si aquel descubrimiento por parte de los representantes de la Corona de Castilla se hiciera en nombre de “España” y la “nación española”.


Y es que en este país de países vamos apañados con la izquierda, la derecha, el centro, la extrema derecha y la extrema izquierda. La falta de cultura histórica y política es lamentable, y como consecuencia de ello muchos no saben como catalogar este día del 12 de octubre con ánimo de sensatez.
Muchas pueblos y personas en este mundo ya se decantaron por el Capitalismo anglosajón neoliberal plutocrático y burgués y el modelo y países que lo lideran y sostienen: Inglaterra y los EEUU. Ellos no necesitan recordar su “Hispanidad”, porque su imperio es el capital.

La cruz de Borgoña representada en una moneda del Ducado de Brabante que era uno de los Estados soberanos e independientes que formaban parte de la Monarquía Hispánica del Rey Carlos II de Austria

Absolutamente todos los días los EEUU y Gran Bretaña, sus “citys” de Londres y Nueva York celebran la Commonwealth Británica. Nos han impuesto su imperio capitalista genocida nublando y dividiendo el mundo hispánico, que no signicaba ultranacionalismo castellano, ni español.
Sólo los ultranacionalistas españoles, al haberse quedado desnudos de aquello que verdaderamente forjó la unidad confederal de las Españas: la Monarquía Ibérica o Hispánica, que significaba la unidad en la diversidad cultural, política, territorial,... implicaba que un habitante de Brabante se sintiera de la Hispanidad como un Catalán, un Vasco o un Chileno, un Leonés o un Argentino. La hispanidad no era imponer el castellano, ni matar indígenas, pues eso ya lo hacían los indígenas con otros indígenas cuando llegó Cristobal Colón, Hernán Cortés con Alvarado y Pizarro. Se encontraron como un imperio aniquilaba a otros pueblos indígenas menores que se pusieron de parte de los castellanos que habían llegado a ultramar para acabar con esos sacrificios humanos, con ese genocidio que parece la misma izquierda convencional de hoy tolerar.
La nación española sólo es un proyecto político de miopes al servicio del capitalismo anglosajón. Los anglosajones nos querían divididos, por eso fomentaron las independencias de las repúblicas americanas respecto de la Corona de las Españas. La nación española está hecha en base de una gran Castilla aniquiladora de la personalidad de los pueblos

Los oyes hablar, discernir y debatir defendiendo hasta la brutalidad indígena, que no todo era paz. Afirman que nuestra presencia estaba de más, como si los hechos del pasado pudieran descontextualizarse para juzgarlos con valores y criterios del presente establecido.
Para la izquierda convencional los pueblos indígenas del mundo son como cotos protegidos de animales salvajes que hay que salvaguardar y proyeger y no entrometernos en sus leyes y costumbres, y ellos actúan de observadores, como si fueran biólogos y antropólogos que estudian a estos pueblos y en su estudio se adivina su prepotencia por su condescendencia y estudio de un ser que interiormente consideran un inferior porque prefieren dejarlos como se deja a los animales matarse unos a otros, sólo porque son sus costumbres.
Nos dice la izquierda convencional: ¿Qué derecho tenían los invasores castellanos a imponer y cambiar las leyes y costumbres de aquellos pacíficos pueblos indígenas que vivían en el paraíso?

Carta de Bolivar a Maxwell

Cuanta ignorancia, cuanta hipocresía, cuanto auto-odio. Es impresentable tratar de criminalizar a aquellos actores fueran o no descubridores como si hoy persistiera el genocidio que se atibuye a Castilla y a las Españas.
¿Cuál es el verdadero genocidio hoy?
¿Por qué algunos individuos llevan en sus camisetas las banderas de los EEUU y de Gran Bretaña como si fueran estandartes de la libertad, la paz, la fraternidad? ¿Acaso se pretende ignorar el genocidio del mundo anglosajón sobre los pueblos del mundo? Las gentes de las Españas que arribaron a las Américas se casaron y mezclaron con l@s nativ@s american@s . No se nos puede tachar de racistas, ni de criminales, ni de xenófobos como se está haciendo.

¿Qué hicieron los ingleses capitalistas con escoceses jacobitas, con los irlandeses, con los aborígenes australianos, neozelandeses, con los pueblos africanos como los zulues, con los pueblos indígenas de norteamérica como los hurones, los mohauk, los cheeroquis? ¿Acaso se mezcalaron con ellos? Los consideraban animales sin alma, los esclavizaron,... pero la culpa es de España.

Nos achacan el afán de oro, oro que no sirvió para invertirlo en las Españas peninsulares, americanas, italianas, flamencas y borgoñonas, sino para pagar a las banca de los Fugger para pagar los adelantos de capital que habían servido para adquirir la Corona Imperial de Carlos I de las Españas y (V) de las Alemanias. Castilla se sublevó por ello con Bravo, Padilla y Maldonado, que fueron ejecutados y Castilla en 1522 perdería su propia Constitución Foral por la que se regía en favor de un despotismo que muchos olvidan.

Y es que la culpa de todo lo que ocurre en este mundo es de España y sólo de España, cuando los pueblos indígenas adivinaron en 1810 lo que significaba las independencias de las repúblicas americanas, la gran mayoría de los indígenas del Perú, Bolivia, los afroamericanos de los llanos Venezolanos y de Colombia formaron parte de la “Legión Infernal” que era la caballería comandada por el asturiano general Boves que hasta 1813 demostró grandes progresos basados en el terror sobre la población descendiente de “españoles”. Nadie se pregunta hoy ¿por qué los indígenas optaron por apoyar a la Corona de las Españas frente a los revolucionarios independentistas americanos que apostaban por las repúblicas independientes respaldadas por Simón Bolivar, O´Higgins y San Martín? ¿Por qué todavía estos tres caudillos están considerados como libertadores del pueblo cuando realmente los sometieron a los intereses de la Banca Capitalista anglosajona que financió e hipotecó los ingresos futuros de esas nacientes repúblicas? ¿Acaso la izquierda convencional quiere permanecer en la ignorancia más absoluta al no querer estudiar el proceso de endeudamiento de estas repúblicas con el mundo anglosajón y cómo aquellos caudillos “libertadores” libertaron a la oligarquía de las encomiendas todavía más de lo que lo estaban bajo el juicio de la Corona? Esas oligarquías de las encomiendas herederas de los españoles se hicieron independentistas y separatistas para poder desquitarse del juicio supremo que representaba la Corona de las Españas en caso de queja de los pueblos indígenas y oprimidos.

¿Por qué Bolivia y Perú, sus habitantes se negaban a la secesión respecto de la Corona de las Españas? ¿Por qué los pueblos indígenas lucharon por las Españas contra las nacientes repúblicas burguesas y liberales capitalistas copiadas a imagen y semejanza de la revolución francesa?
Porque sabían que su futuro ya no iba a tener el arbitraje que significaba la Justicia Suprema de la Corona de las Españas, ya que las oligarquías locales herederas de las encomiendas ya no tendrían que comparecer ante el Rey de las Españas, y así podrían hacer lo que les diera la gana. Y así fue, pues la historia nos ha demostrado que hasta la llegada de Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa,... los pueblos americanos han estado subyugados por el poder de una oligarquía burguesa y capitalista vendida al orden internacional anglosajón como la que rige todavía en países como Colombia o Perú.
Por ello el carlismo, los carlistas damos testimonio todavía, denunciando la falsedad de la historiografía oficial que ha puesto la idea de la Hispanidad al servicio del ultranacionalismo español, denunciando ese nacionalismo jacobino centralista copiado de las repúblicas independentistas americanas de 1810, que estas a su vez copiaron de la revolución francesa, copiando el centralismo, aniquilando a los pueblos indígenas, que la Corona de las Españas protegía frente a la usurpación del comunal público, de tierras de labranza, caza y pastoreo.
La leyenda negra seguirá a pesar que ese Imperio Español ya murió, y esos mismos que critican el ideal de Hispanidad, no son capaces de denunciar el genocidio que hoy significa el neoliberalismo capitalista anglosajón.
Vivan las Españas Americanas
Vivan las Españas Peninsulares
Vivan las Españas italianas, flamencas y borgoñonas
Viva su legítimo y común Rey Don Carlos Javier I

No hay comentarios: