domingo, 19 de julio de 2015

YA ESTÁN DE NUEVO LOS FASCISTAS INSTRUMENTALIZANDO LA BANDERA DE LOS CARLISTAS

La bandera de la Cruz de Borgoña es un símbolo Carlista, no fascista

Con motivo del 18 de julio, la Fundación Francisco Franco reivindica esta fecha como "derecho al alzamiento". Es lamentable que algunos sigan queriendo reivindicar una fecha tan ignominiosa y brutal. El Carlismo sólo sacó de ese día muertos, heridos, represaliados, perseguidos y encarcelados. Si los carlistas hubieran tenido la posibilidad de ver el futuro, jamás habrían participado en el golpe de Estado contra la II República.

LEGITIMISTA DIGITAL
19 de julio de 2015 
Los fascistas de la Fundación Francisco Franco reivindican el "derecho al alzamiento", ¿qué hacen los Jueces al respecto?
Apenas salimos de la polémica de la propuesta de las playas segregadas por sexo hecha por los del Círculo Tradicionalista de Avilés (Asturias), y ahora con motivo del 18 de julio nos tenemos que despachar los carlistas con la instrumentalización que los fascistas de la Fundación Francisco Franco vuelven a realizar de la bandera carlista al ponerla como telón de fondo con la bandera de la falange y la franquista del águila de San Juan. Otro episodio bochornoso, patético y lamentable. Denunciamos desde aquí la instrumentalización fascista que la Fundación Francisco Franco está haciendo de la bandera carlista de la Cruz de Borgoña o de San Andrés, emblema de los Duques de Borgoña de la Casa de Valois que entroncaron con los Trastámara hasta dar lugar a los Habsburgo y después a los Borbones. Se trata de un emblema monárquico legitimista, la Cruz de Borgoña. Rechazamos la instrumentalización que están haciendo los fascistas de nuestra bandera.


Los socialistas del PSOE en 1934 alentaron un golpe de Estado contra la II República, como no triunfó jamás se ha podido medir sus consecuencias

Que pena. Si los carlistas hubieran canalizado los descontentos y reivindicaciones populares de los revolucionarios en lugar de apoyar al Bloque Nacional de Calvo Sotelo, y a los derechistas de la CEDA, otro gallo hubiera cantado. Simplemente con que los carlistas hubieran canalizado las demandas de los anarquistas de “la tierra para quien la trabaja", hubiera sido suficiente para demostrar que el carlismo estaba con el pueblo como siempre lo había estado contra la oligarquía capitalista, y así las demandas populares de los socialistas hubieran sido que se enarbolara la bandera de los carlistas junto a nuestra reivindicaciones históricas. Pero la amalgama contrarrevolucionaria de 1936 lo hizo aparecer como una fuerza afín y favorable al sistema de explotación capitalista y a su oligarquía, craso error.
Tuvo que activarse de nuevo la vieja Acción Jaimista, en tiempos del Rey Alfonso Carlos I, para rechazar la deriva derechista de la Comunión Tradicionalista, y así permitiera colaborar a los carlistas descontentos con la dirección de la Comunión, para terminar colaborando con el gobierno vasco del Lehendakari José Antonio Aguirre. Lo más representativo de esta reactivación de Acción Jaimista, es que eran navarros afines a los vascos del PNV.

Pero no sólo fueron golpistas contra la República los carlistas en el año 36, porque el propio PSOE ya lo fue en el año 1934 tal y como se señala en la fotografía, lo cual no significa que haya que legitimar golpe de estado alguno por las consecuencias que sabemos todos, pero en una buena parte de su programa y con mucha razón, tenía buenos y legítimos motivos para denunciar el secuestro de la democracia por la oligarquía. El mismo mensaje de fondo de los carlistas del siglo XIX, expuesto de otra manera, pero el combate era contra el oligarca burgués capitalista. 

Lo triste y lamentable, es que muchos carlistas y dirigentes de la Comunión Tradicionalista habían olvidado ese discurso social para terminar apoyando a la oligarquía capitalista que siempre había sido enemiga del carlismo que combatió durante las tres guerras del siglo XIX. Los carlistas no somos fascistas, y no permitimos ni consentimos que se utilicen nuestros símbolos por la Fundación Franquista ni por ningún fascista.


No hay comentarios: