martes, 14 de julio de 2015

MONÁRQUICOS LEGITIMISTAS SOCIALISTAS AUTOGESTIONARIOS

La revolución francesa fue una revolución burguesa favorecedora del capitalismo.

Hoy 14 de julio se celebra la toma de la prisión de la Bastilla por parte del pueblo de París.

LEGITIMISTA DIGITAL
14 de julio de 2015 
La monarquía socialista de los legitimistas carlistas

El 14 de julio de 1789 el pueblo de París tomó la Bastilla. Una prisión que para la oligarquía era el reflejo de la represión del Estado encarnado en la Corona de Francia.
Como Marx y Engels señalan en el Manifiesto Comunista, la revolución francesa fue una revolución burguesa y no campesina ni proletaria. La burguesía utilizó como ariete al pueblo contra las instituciones del antiguo régimen: parlamentos y asambleas locales y regionales así como los comunales y los gremios sindicales fueron abolidos para favorecer la unidad de mercado y la instauración del capitalismo. No supuso el fin de la monarquía en Francia, pero si el principio del fin.


Bandera del Reino de Francia

En el oeste, el campesinado de la Vendee y la Bretaña se sublevarían en contra de la revolución francesa, para defender sus leyes y constituciones propias de la homogenización centralista, burguesa y capitalista que pretendía hacer de Francia una nación. Su símbolo frente a la escarapela tricolor burguesa era el sagrado corazón con el lema: Dios y el Rey.

Escarapela realista

Los tiempos han cambiado, el campesinado y el proletariado luchan por la justicia social que les negó la burguesía capitalista de los mercados. Aquellos que recordaron los tiempos cuando la monarquía encarcelaba a los banqueros y a la oligarquía. Aquella monarquía que murió en los campos de batalla sostenida por miles de campesinos en favor del comunal de los municipios, los fueros y las constituciones locales.

Nuestro rechazo a la monarquía capitalista. Defendemos la monarquía socialista autogestionaria y confederal, reconocemos los progresos de la revolución, pero rechazamos lo que esta escondía: el sistema de explotación capitalista.