lunes, 13 de julio de 2015

EL GOBIERNO GRIEGO NO ESCUCHA A SU PUEBLO Y ACEPTA EL CHANTAJE DE LA TROIKA CAPITALISTA

Tsipras ha claudicado en favor del tercer rescate. La disidencia no ha durado mucho. Esto causa decepción y frustración.

La aceptación de las condiciones para proceder al rescate de la economía griega por parte de la Troika Europea supone un chantaje clave: la venta de lo que queda de lo público como la red eléctrica, recortes de las pensiones y la subida del IVA en todos los tramos.

LEGITIMISTA DIGITAL
13 de julio de 2015 
El resultado del referéndum griego ha sido completamente ignorado por el gobierno griego

¿Qué ha sido del OXI proclamado como respuesta el día 05/07/2015 ante toda la Unión Europea y el mundo entero? ¿Qué fue del referéndum y de escuchar el clamor del pueblo al afirmarlo vinculante? ¿Actuará PODEMOS y AHORA EN COMÚN del mismo modo que el partido griego de Siriza? 

Decepción por la claudicación del gobierno griego ante el chantaje de la plutocracia capitalista desmanteladora del Estado griego. El chantaje lo hemos visto durante estos días, se llama corralito, se llama amenaza de limitación de liquidez, de asfixia económica. Grecia no es un país soberano ni independiente. Que tomen nota los independentistas vascos y catalanes, con todos los respetos y hasta simpatías.

Se le exige a Grecia un calendario preciso de la claudicación para que privatice el sector energético del país. Vendiendo las empresas públicas que dan beneficios, ¿ayudará a Grecia a ser un país solvente si no es capaz de generar ingresos?. Si los ingresos públicos se convierten en beneficios privados, ¿podrá Grecia devolver los créditos de los tres préstamos a los que la ha sometido la Unión Europea?

¿Modernización de la economía o explotación laboral?
A Grecia se le fuerza a la desregulación de los servicios y profesiones, panaderías, farmacias, líneas de ferry, productos lacteos, rebajas y horarios comerciales. También el chantaje de la Europa capitalista obliga a la privatización, y por tanto desamortización de la red eléctrica ADMIE.

Además no habrá quita. La pregunta es: ¿para que ha servido el referéndum griego? Tristemente y lamentablemente para nada, por ello desde aquí admitimos e increpamos: "menos elecciones y más revoluciones".

La puesta en escena de Siriza ha sido muy blanda, y ahora se entiende mejor que nunca la salida de Varoufakis, el anterior ministro de economía, y es que parece que los políticos griegos en general, no se han tomado en serio salir de la Unión económica Europea.