domingo, 28 de junio de 2015

TSIPRAS CONVOCA A LOS GRIEGOS PARA AVALAR O NO LAS EXIGENCIAS DE LA TROIKA CAPITALISTA

"Europa si, pero no así". Planteamos una Europa Socialista y Confederal

Este viejo lema del Partido Carlista ya explicaba lo que acontece hoy en la Unión Europea. El contexto de crisis económica nunca se midió seriamente por los patrocinadores del euro, quienes hoy desde la troika, imponen unos ajustes desorbitados e inaceptables que llevan a Grecia y a otros países de la eurozona al borde del colapso. Europa tiene varias velocidades y esto se ha querido ignorar desde las instancias de los grupos poderosos. Quienes iniciaron la ruptura con Grecia no han sido los griegos sinos de la plutocracia que controla el euro.

LEGITIMISTA DIGITAL
28 de junio de 2015 
Varoufakis y Tsipras permiten tomar decisiones a los ciudadanos
La dinámica de endeudamiento progresivo a la que está sometiendo la Unión Europea a Grecia es inaceptable y desproporcionada. El ritmo de las políticas de ajuste presupuestario señaladas desde la troika que trabaja para las políticas neoliberales en Europa ha impuesto una serie de recortes sociales que han llevado a Grecia al empobrecimiento generalizado.

Desde que llegó el gobierno de Tsipras, se ha tratado de dar un giro de 180 grados para recuperar la democracia para la ciudadanía y realizar los recortes económicos en aquellas áreas y sectores que lo permitieran minimizando el impacto social que estos tenían en la población griega.

La sanidad, la educación, la justicia y el acceso a la vivienda y al empleo se han visto seriamente dañados en Grecia debido al seguidismo realizado en las políticas de recortes que realizaron los gobiernos cristianodemócratas griegos del gobierno anterior, pero con la llegada de Syriza, tanto Tsipras como su ministro de economía Varoufakis, han hecho un enorme esfuerzo por pararle los pies a las exigencias económicas de la Unión Europea impuestas a través de Angela Merkel ha través de la troika.

Una campaña de descrédito internacional viene azotando a Grecia desde que Syriza asumió el gobierno del país, y el miedo a un posible "corralito" ha significado que muchos ciudadanos retiren dinero en efectivo de los bancos griegos. Hace tiempo que las grandes fortunas retiraron el favor a Grecia sacando de sus depósitos bancarios toda su inmensa fortuna. Ello ha reforzado la dinámica de endeudamiento progresivo de Grecia respecto a la Banca de la Unión Europea, y para no dejar caer a los griegos la troika europea vuelve a prestar dinero a Grecia a cambio de la renuncia completa a su soberanía, su independencia y dignidad.

Tsipras y Varoufakis han desenmascarado a la Unión Europea por las intenciones verdaderas que tiene el eurogrupo y su política monetaria a través del euro controlado por Alemania.
La realidad de Europa es que cada país cuenta con unas necesidades y ritmos específicos, no se puede obligar a todas las zonas geográficas a trabajar de la misma forma y modo que lo hace Alemania, "no todos somos prusianos".

La Europa que se ha construido se asemeja a un monstruo antisocial y antihumano dominado por la Banca y la plutocracia capitalista. Se nos vendió como democrática, moderna y garante de derechos y libertades, pero hoy hemos sabido que esto no es así, porque tenía mucho de "pacto con el diablo", al hacer frente a su frase "entrégame tu alma". Las contraprestaciones a cambio del dinero que entrega Europa a Grecia son imposibles de cumplir y significa la ruina total de los ciudadanos Griegos.

Lo que la derecha nos vende como colapso de la economía griega, en realidad es la dignidad de Grecia, pues es al contrario, el colapso viene cuando se cumplen la medidas que exige la troika capitalista a Grecia que deja hipotecados los ingresos futuros para el pago de la "Deuda Soberana" con lo que se recrudecen las políticas de recortes sociales significando un incremento del paro, exclusión social, negación al acceso de la educación, de la vivienda y de la sanidad, así como un brutal recorte en las pensiones de los ciudadanos. Esto no es el espíritu social de construcción europea, esto es una farsa capitalista, ha sido la usurpación capitalista del euro. La privatización de la banca europea ha entregado el control del euro a los grandes capitales, a la plutocracia y su oligarquía, y ello es completamente antidemocrático y antisocial y lo estamos viendo.

Asistimos a un tira y afloja entre Grecia y la Unión Europea que no ha dejado otra alternativa al gobierno griego que plantear un referéndum para que los ciudadanos decidan si aceptan o no las últimas condiciones impuestas por la plutocracia capitalista europea. La consulta se realizará el día 05 de julio de 2015, dentro de unos pocos días.

Debemos destacar el enorme ejemplo que significa este hecho, pues a los cristianodemócratas se les llena la boca en repetir lo demócratas que son ellos y lo poco o nada demócratas que somos los demás. La consulta griega es un ejemplo de democracia porque no va a decidir una minoría sobre los ciudadanos Griegos. La troika exige a Grecia que pase por el aro, pero en esta ocasión, por vez primera, un gobierno de un país de la Unión Europea va a permitir a sus ciudadanos avalar o no las exigencias que tiene la troika para ellos.

Para finalizar, desde Legitimista Digital y el carlismo socialista autogestionario confederalista y de izquierdas, pensamos que lo mejor que le puede ocurrir a Grecia como a nosotros mismos es buscar apoyos internacionales en otros grandes países al margen del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y de la Unión Europea. 

En este caso, el euro es una moneda alemana y no griega, debería devaluarse mucho más de como está ahora, y el gobierno debía nacionalizar los sectores estratégicos de la economía, aprovechando la devaluación para hacer una política de inversión en un tejido productivo diversificando la economía griega y desechando cualquier intento de especialización productiva, poner impuestos aduaneros y tasas al comercio internacional y aprovechar el abaratamiento de su moneda para ser más competitivos en los mercados exteriores. Señalaría una política económica de recuperación de la demanda agregada incentivando el consumo y la inversión pública a través del gasto público. Ello posibilitaría la recuperación griega a través del empleo y la vivienda social. La idea sería una política keynesiana y socialista para Grecia y para llevarla a cabo se necesita una financiación que la Unión Europea les niega. No es que les nieguen el dinero, la plutocracia europea, es que les niegan y canalizan dicha inversión para aquellos aspectos y sectores de la economía griega que realmente no favorecen una recuperación económica real, y lastran a Grecia al endeudamiento progresivo y a no levantar jamás cabeza. Y el dinero se necesita para posibilitar una economía diversificada, plural, soberana e independiente de las exigencias exteriores, una economía basada en la autogestión colectiva y socialista, y no en las decisiones de la oligarquía internacional.

El Partido Carlista hace ya muchos años que estando en Izquierda Unida planteó el lema: "Europa si, pero no así", planteando una Europa más social y humana, no una Europa controlada por los mercaderes quienes dominan la moneda única a beneficio propio, haciendo sufrir a países como Grecia o España.

Vamos a decir NO a la Europa del capital y celebraremos con triunfo y entusiasmo la salida de Grecia de la Unión Europea entendiendo que nosotros, en las Españas deberíamos hacer lo mismo, incluso planteando una Confederación de los Estados de Europa que no queramos plegarnos a las exigencias del euro tal cual hoy nos vienen impuestas. Grecia, inicio de la cultura, cuna de la civilización puede ser el primer país de la Unión Europea que rompa con las exigencias de la troika, y no porque odie Europa o a los pueblos europeos, sino porque es favorable y partidaria de una Europa Socialista y humana y NO capitalista e inhumana.