lunes, 11 de mayo de 2015

REFLEXIONES PARA LA CAMPAÑA ELECTORAL

PP, Ciudadanos, PSOE y UPyD representan el bipartidismo, el centralismo, los recortes sociales y el capitalismo

PP, PSOE, Ciudadanos y UPyD son la comparsa de los intereses de la banca y las multinacionales; no representan la participación democrática de los ciudadanos en la vida política, social y económica, porque responden a los criterios impuestos desde el Banco Central Europeo. Apostar por una respuesta que haga frente a los defensores del neoliberalismo capitalista es votar por la izquierda: Compromis, Izquierda Unida, Podemos,... en sus diversas plataformas y alianzas ciudadanas 

LEGITIMISTA DIGITAL
11 de mayo de 2015 
Ciudadanos es lo mismo que el Partido Popular en cuanto a la defensa de las políticas de recortes sociales y subidas de impuestos

PP, PSOE, UP yD, y Ciudadanos...
Los partidos que nos quieren gobernar. Ha comenzado la campaña electoral para las elecciones del 24 de Mayo de 2015. Municipios, Comarcas, Provincias y Alcaldías, así como las Comunidades Autónomas tienen la posibilidad de cambiar o renovar sus cargos. Los electores somos los ciudadanos, cuyo peso del voto no es proporcional, y que además debemos hacer frente a las barreras electorales del 3% y del 5% dependiendo de las Comunidades Autónomas. La partida empieza bien para aquellos que tienen dinero y pueden pagarse una gran campaña electoral, aquellos que gozan de representación política. El Partido Carlista está fuera de todo el proceso, sin embargo opinamos y queremos formar un grupo numeroso que pueda un día representar de nuevo a los ciudadanos de las Españas, por ello seguimos en la lucha.


Al Partido Popular, decirles: No más mentiras, no mientan, engañen y manipulen como lo están haciendo, no promuevan en los centros de enfermos, de personas con discapacidad, de ancianos, colectivos vulnerables inmigrantes o no, no promuevan su adhesión bajo pago, bajo el chantaje de futuras subvenciones. A ustedes la cuestión social jamás les importó ni les importa, porque responden a la dinámica del capitalismo, de la oferta y la demanda clientelar, de pasar los derechos a privilegios.

La derecha solo entiende de capitalismo, privatización, explotación laboral, de recortes sociales, de subidas indiscriminadas de impuestos a las clases medias y bajas, de mercantilizar los derechos de los ciudadanos para convertirlos en privilegios, colofón de acceso para unos pocos que se lo puedan pagar.

La derecha conservadora y liberal que representa el Partido Popular, nos ha negado el acceso a la vivienda, al empleo, a la sanidad pública, a la educación, a la justicia social, a un sistema público de pensiones, que ha recortado en diversas ocasiones y que afirmó no iba a tocar.
El Partido Popular no conoce la honradez ni la decencia

El Partido Popular y el PSOE han vendido a España a los cuatro vientos, por los cuatro costados a los intereses capitalistas de la banca, las multinacionales y la plutocracia, quienes se mueven por la fuerza de la usura que alimenta a una oligarquía egoísta, inhumana y antisocial porque sólo vela por sus intereses.

Las políticas realizadas por los gobiernos del PPSOE han venido a desmantelar todo el tejido público de la economía española, porque ha sido privatizado, y solo han dejado cargas graves para el conjunto del Estado. La Sanidad y la Educación Públicas son una inversión pública, que ha sido y está siendo desaprovechada por nuestra sociedad, por unos empresarios egoístas que sólo buscan jóvenes como carne de cañón, para su explotación laboral permitida por los tipos de contrato temporal e indefinido que actualmente hay en las Españas. Una buena parte de la juventud sigue exiliada por las políticas realizadas por los gobiernos del PPSOE, que además se han visto salpicadas por numerosos casos de corrupción que ha sido la dinámica del funcionamiento del sistema neoliberal bipartidista caciquil de finales del siglo XX y principios del siglo XXI.

La derecha pepera pretende volver a engañar a la ciudadanía con un eslogan: “Trabajar, Hacer, Crecer”. Los peperos ni han trabajado, ni han hecho, ni han crecido, al contrario, sólo han trabajado, hecho y crecido por y a favor de la corrupción, a favor de las empresas multinacionales, la banca y el capitalismo, a favor de la usura y la explotación pero no en favor del pueblo, no en favor de los ciudadanos de las Españas. Tienen la cara muy dura por manipular y mentir tanto, porque piensan que los ciudadanos somos tontos e idiotas,... algún indicio de ello les hemos dado por permitirles lo que han hecho, y si además la ciudadanía les vuelve a votar, apoyándoles.

El PSOE es un partido que tiene una gran discurso maqueado en la oposición: pin, pan, … propuesta, pero cuando llega al gobierno el sonido es diferente, porque responde a las políticas económicas de recortes sociales, subidas de impuestos, reformas laborales neoliberales,... que tienen las mismas premisas y fundamentos que los del Partido Popular. La respuesta de sus hinchas seguidores es: “no había más remedio que hacerlo”, “somos realistas”, “se ha impuesto la realidad”, cuando quieren decir: “nos hemos vendido al capital”. Son simplemente “progresnobs” mal llamados socialistas, que han monopolizado la palabra socialista, se presentan como tales, viven de rentas políticas pasadas, cuando en España todavía había soberanía de la política monetaria y se podía devaluar la peseta. Cuando hablas con ellos, terminan diciendo que ellos inventaron la electricidad y todo el progreso,... porque gracias a ellos hay en España sanidad pública, educación pública,... pero esconden que el trabajo reivindicativo de todo ello lo hicieron en su día los comunistas, los anarquistas y los carlistas, pues por ejemplo en los años 70 el PSOE no era nada en el territorio valencià, mientras que los carlistas peleaban contra el régimen franquista por las libertades y reivindicaciones obreras y sociales junto a los comunistas, mientras los psoistas miraban desde la barrera. El PSOE no puede vivir más de rentas políticas, estamos en el siglo XXI, y ustedes han contribuído a la precariedad salarial y laboral, a la privatización del tejido empresarial público, a la externalización empresarial, a la flexibilidad laboral y salarial, a la inestabilidad laboral, al desmantelamiento de la industria, del sector secundario, han contribuido a la terciarización de la economía española, hacerla pasto del monocultivo de un malinterpretado turismo, de la especulación inmobiliaria, promoviendo y apoyando al Partido Popular en la desregularización de la ley del suelo, para enriquecer a una minoría a base de pelotazos inmobiliarios, a base de atentar contra el medio ambiente, la ecología, las tierras de labranza y los derechos comunales. Ustedes apoyando en tantas cosas al Partido Popular han traicionado el socialismo que se les llena la boca en defender, porque han traicionado a los pueblos y ciudadanos de las Españas.

Las ideas liberales son mucho más viejas y anticuadas, cosa que no quieren reconocer quienes las defienden en sus programas electorales. Es más viejo el liberalismo que el marxismo. Ciudadanos es un partido nuevo con las ideas del Partido Popular

Ciudadanos y UP y D representan voces discordantes del modo que han tenido de proceder PPSOE, confian en el mantenimiento del actual sistema, quieren cambiar algunas cosas fundamentales como es la abolición de los derechos forales que entienden ellos como privilegios. Los privilegios son la mercantilización de los derechos. Los derechos Forales, las Cartas Constitucionales pertenecen y son de los Pueblos y Ciudadanos de las Españas y ningún Estado absorvente se las puede ni debe arrebatar, porque son los derechos del Pueblo. Al contrario, en lugar de eliminar las existentes en los territorios Vascos y Navarros, lo que se debería hacer es restablecer los Fueros Constitucionales en los diferentes Estados Ibéricos: Castilla, València, Catalunya, Mallorca, Galicia, León,... no con arreglo al corsé que impone la actual Constitución de 1978, sino con arreglo a las necesidades reales que tiene la población ciudadana que vive en los distintos territorios del conjunto de la Monarquía Ibérica. Ciudadanos y UP y D atentan contra la naturaleza plural de las Españas y aunque aparentemente parecen tener un discurso anticorrupción, veremos con quienes terminan pactando estas fuerzas políticas, con el Partido Popular y el PSOE, pues tienen por objetivo mantener el régimen corrupto de 1978. Estos partidos no discuten el sistema capitalista, ni el proceso privatizador, no discuten ni ponen en duda la propiedad privada de los medios de producción, ni de los recursos naturales, tampoco les preocupa la paz, ni la ecología, porque tienen como concepción del medioambiente los espacios de parques aislados, pero ni una sola coma por los huertos urbanos, ni por la eliminación de la relajación impuesta por los poderes plutócratas a la ley de costas, ninguna sanción con la confiscación de los barcos monocasco del petroleo, que circulan por aguas internacionales y que luego nos comemos, porque incumplen con la normativa internacional y de protección ambiental. Es una vergüenza que no sepamos poner en su sitio a los piratas de la internacional del petroleo.

Ciudadanos y UP y D son el recambio del régimen de 1978, son las bombonas de oxígeno del sistema podrido que mantienen ignominiosamente la dictadura bipartidista del PPSOE. PP, PSOE, Ciudadanos y UP y D son fuerzas políticas servidoras de las empresas del Ibex 35, del Santander, del BBVA, del CityBank, del resto de la banca y las multinacionales, y por tanto no defienden un sistema verdaderamente democrático porque está maniatado por los poderes financieros y capitalistas.
Esquerra Unida lidera el proyecto Guanyar Alacant

La alternativa de protección y salvaguarda del comunal público, del tejido social, sanitario, educativo, industrial... lo tiene, lo representan las fuerzas políticas de izquierdas. La venta del comunal por las derechas y los socialdemócratas nos ha empobrecido, ha proletarizado a las clases medias, sin embargo existe una posibilidad de respuesta que aunque no esté bien organizada ahora mismo en el carlismo, la encontramos en el resto de fuerzas políticas de la izquierda, como Izquierda Unida, Podemos y Compromis, Equo. La última respuesta pública de los carlistas en Montejurra de este mismo año establece velar por la democracia contra la corrupción, defender los derechos frente a los privilegios, y acabar con el bipartidismo.
Monica Oltra de la Coalició Compromis, en una de sus intervenciones en les Corts
Desde estas líneas animamos a la ciudadanía a votar por las fuerzas políticas que defiendan el comunal público, los derechos y libertades públicas, las empresas públicas, la sanidad y educación públicas, para preservar y restablecer el comunal público, el bien público y hacer frente a todo proceso privatizador-desamortizador que tiene por objetivo aniquilar nuestras soberanías expresadas en la autogestión económica, política, territorial, sindical, y ciudadana.