lunes, 25 de mayo de 2015

EL CAMBIO EMPIEZA TRAS LOS COMICIOS DE AYER

Ada Colau en Barcelona, y Manuela Carmena en Madrid, símbolos de justicia social, decencia y humanidad

El Partido Carlista y los militantes del mismo nos felicitamos por el nuevo rumbo y orientación que está teniendo lugar en las Españas tras las elecciones del domingo 24/05/2015.

LEGITIMISTA DIGITAL
25 de mayo de 2015 
Ada Colau por "Barcelona en Comú" y Manuela Carmena por "Ahora Madrid", son los símbolos populares esperanzadores del cambio para conseguir la justicia social

TRAS LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y AUTONÓMICAS
Los comicios electorales de ayer, van orientados hacia la construcción de una gran amalgama de fuerzas políticas de la izquierda. Con la derrota del Partido Popular, a pesar de la importante aparición en la escena política de la formación derechista de Ciudadanos, han quedado muy en entredicho las políticas antisociales derechistas. Nos alegramos los carlistas de izquierdas por el triunfo de esta amalgama política partidaria del rescate social y ciudadano, contraria a los recortes, la corrupción y las subidas indiscriminadas de los impuestos. 


Exigimos que se cumplan los programas sociales remarcados en las propuestas que han defendido los partidos de la izquierda durante la campaña electoral y anteriormente. Esperamos que no se haga tabla rasa de las reivindicaciones sociales y ciudadanas que han sido las que han provocado el cambio de orientación política en nuestro país. 

La sociología política del carlismo de izquierdas entiende que lo más urgente es el rescate social y ciuadadano y por ello nos congratulamos y felicitamos por el triunfo de Ada Colau, líder de la plataforma antidesahucios como nueva alcalde de la Ciutat Comtal, pues al menos se acabaron los desahucios y la represión económica sobre las personas que siguen viéndose en lamentable situación de tener que abandonar sus hogares. 

También nos felicitamos y damos la enhorabuena a Manuela Carmena por haber realizado una campaña austera en Madrid y por haber destacado y canalizado las reivindicaciones sociales de los ciudadanos para hacer de Madrid una ciudad solidaria y no un estercolero de piratas, bandidos, corruptos caraduras y ladrones como lo estaba durante la gestión del Partido Popular, ya que el objetivo principal y primordial de la derecha es la mercantilización de la vida, y por tanto convertir los derechos en privilegios para que sólo puedan alcanzarse pagando.

Cuidado con las fuerzas derechistas que al vislumbrar la actual democratización partitocrática, están pensando en modificar la ley electoral, no para derrumbar la ley d´hont y poner un sistema proporcional que potencie la diversidad política en la representación de las cámaras, no, sino para apoyar un sistema electoral de segunda vuelta que impida la presencia de las fuerzas políticas minoritarias que son las que hacen plural la democracia parlamentaria e impiden los gobiernos absolutos de las mayorías parlamentarias obligando con ello al diálogo, al debate parlamentario y a los pactos sociales y ciudadanos. Esto es lo que vamos a tener durante los próximos cuatro años, un conglomerado político de fuerzas pequeñas que tendrán que buscar las soluciones de los problemas de los ciudadanos a través del diálogo y no de la imposición del absolutismo parlamentario del bloque derechista monocolor. 

Nos hubiera gustado ver una presencia mayor de las fuerzas socialistas y de izquierda en las comarcas, provincias y municipios de las Españas, nos sigue sorprendiendo la “lealtad” de la gente común a las fuerzas derechistas neoliberales conservadoras, y no entendemos que puñetas hace parte de la gente común votando formaciones políticas que favorecen el neoliberalismo capitalista y por tanto la explotación salvaje de todos los seres humanos, ellos incluidos, ¿acaso son masocas? ¿son lacayos del poder y les gusta la miseria generalizada por la que también atraviesan? ¿son ignorantes porque no se informan?

Los valores de la derecha han quedado reducidos al IBEX35 y por tanto a los valores que operan en bolsa; el supuesto cristianismo que se otorgan, la monarquía , el ejército y la iglesia, son instrumentos ornamentales de referencia pública para la derecha, que estampa su imagen en una cosa que llaman “patria” con gran reverencia y elocuencia, causando el ridículo más asombroso que dan sus operaciones del capital, su patria es su bolsillo, y lo bien que contaba el dinero el señor Rus. La derecha solo cree en el dinero, y en lo que dice creer es una fábula, una mentira y una estupidez, y encima pretende que el pueblo apoye semejantes medidas antisociales, es ridículo.

Hoy las portadas de los periódicos derechistas tratan de manchar la imagen y el triunfo de la izquierda, de la gente decente, de las políticas sociales, porque ellos han demostrado claramente estar con el dios dinero y su banca universal, con el capital. Para ellos la conquista de Barcelona y Madrid por la ciudadanía significa “en manos de la izquierda radical”. ¿Cómo pueden ser tan ruines? No me extraña, porque así son los servidores del capital, sin honor, sin escrúpulos, sin humanidad, supuestos cristianos hipócritas, son unos diablos a los que hay que combatir y aplastar.