domingo, 22 de marzo de 2015

LA ROPA BARATA ES ROPA CARA: el precio de la globalización

Si quieres dignidad laboral, paga un precio justo

Cuando la explotación de los trabajadores redunda en los rendimientos crecientes de escala, basados en unos bajos costes de producción que tratan de tapar unas condiciones laborales de esclavitud.

LEGITIMISTA DIGITAL
22 de marzo de 2015 
Primark ofrece ropa barata
Ropa Barata es Ropa Cara

La crisis capitalista ha empobrecido a la ciudadanía que se ve obligada a cubrir sus necesidades con una renta disponible menor. Ello ha posibilitado a nivel internacional el desarrollo de unos negocios lucrativos, también del textil que están siendo muy competitivos por los bajos costes de producción, bajos costes fijos de infraestructuras y baja remuneración.

La Globalización

Ha permitido la extensión de negocios a nivel mundial en los cuales la producción se realiza en zonas geográficas y países donde no hay derechos sociales, laborales, ni medio ambientales, lo que se traduce en bajos costes de producción, por mano de obra esclava. Ha significado la creación de parados-consumidores en los países del norte, y trabajadores-esclavos en los países del sur, y ello ha contribuido a desmantelar todos los estados del bienestar, en pro de una falsa competitividad, eficiencia, productividad empresarial.


Calidad de calidades

Los cierres de comercios dedicados a la ropa que se ofrecía a un segmento de la población con alto poder adquisitivo, ha ingeniado una nueva forma Low Cost, pero ello esconde un fondo de producción basado en la explotación laboral, en la mano de obra barata, ilegal e infantil, además de una calidad del tejido por su elaboración, inferior.

Comercio Justo

Se presume mucho socialmente en las “compras baratas”, qué barato nos ha salido todo, también la ropa. Si consumes ropa barata, consumes esclavitud, pagas indignidad laboral, y lo que te ha salido barato como consumidor, te sale caro como productor, cuando te veas obligado a trabajar en condiciones miserables porque primaste lo “barato” a lo digno. Pensamos más como consumidores a la hora de comprar, que como trabajadores a la hora de producir. Luego nos quejamos de los bajos salarios que percibimos como trabajadores, pero esto es lo que pasa cuando se consume esclavitud y se presenta como “competitivo”, “eficiente” y “barato”.

Talleres ilegales aquí y allá

Se descubren a nivel mundial y en las Españas, talleres ilegales de producción de ropa barata. Ropa a la que posteriormente le ponen todos los sellos de “calidad” y de “made in Spain”, para presentarlo a la venta de forma fraudulenta. Es normal que cierren los comercios frente a las nuevas grandes superficies de “alta competitividad” por “bajos costes eficientes”. En las escuelas de economía se estudian este tipo de “empresas milagro” como la panacea de la eficiencia de producción en gran escala de “rendimientos crecientes de escala”, que ignora por completo el juego de suma cero que es la economía, porque cuando unos ganan, otros pierden.

Esto es el capitalismo, no nos engañemos

Costes bajos es igual a mano de obra esclava, lo cual genera el desarrollo del comercio injusto, un comercio basado en la dinámica capitalista que busca la insensibilidad e inconsciencia del consumidor y la esclavitud del productor-trabajador.

Si quieres dignidad laboral, paga un precio justo para recibir un salario justo: Paga dignidad, no explotación. Compra una camisa y no cinco por el mismo precio, compra un par de zapatos y no cuatro pares,...

Complicidad gubernamental

La ley actual permite el desarrollo y expansión de este tipo de fórmulas y empresas, luego el gobierno y sus representantes son los responsables inmediatos y son los auténticos explotadores al permitir semejante injusticia. Denunciamos desde aquí al gobierno por no actuar contra esta impunidad empresarial.