lunes, 23 de marzo de 2015

ELECCIONES ANDALUZAS 2015: Victoria nominal del PSOE y catástrofe en el PP

El bipartidismo pierde 17 escaños ganados por la oposición: Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida

La formación de Izquierda Unida queda relegada a una fuerza testimonial parlamentaria, mientras que UPyD no obtiene representación.

LEGITIMISTA DIGITAL
23 de marzo de 2015 
Resultados Elecciones Andaluzas 2015
Destacamos la irrupción de Ciudadanos y Podemos en el parlamento andaluz, que vislumbra la esperanza de una oposición organizada que podría constituirse como relevo de la derecha y la izquierda española, para formar a futuro un nuevo bipartidismo, aunque no sean estas las intenciones de los actuales representantes de estas formaciones políticas, pues según sus declaraciones tienen la intención de modificar la ley electoral, eliminando la ley d´Hont, y aplicar sus programas o parte de los mismos en el caso de llegar a acuerdos y pactos de gobernabilidad con el partido más votado (PSOE), con una clara vocación y honestidad política. 

El desplome del PP se debe a su aplicación de políticas austericidas de recortes sociales y los casos de corrupción, que ha llevado a una parte del electorado de la derecha a confiar en la nueva formación desconocida de Ciudadanos, hasta ahora enmarcada en Catalunya. Al PSOE sin embargo no le han afectado los casos de corrupción, y los ciudadanos han confiado en Susana Díaz para la renovación del PSOE andaluz, de manera que mantiene el tipo.

La presencia de Podemos con un discurso similar al de Izquierda Unida, ha dejado a la federación bastante tocada. Así como ha sorprendido la nula presencia de UPyD en el parlamento andaluz, pues de haberse aliado con Ciudadanos, posiblemente hubiera crecido.
Resultado andaluz, si el sistema electoral fuese proporcional

El bipartidismo, sin embargo, se ha llevado un toque de atención importante por parte de la ciudadanía al perder 17 escaños que ahora forman parte de la oposición al sistema bipartidista actual de PP-PSOE, que las lecturas interesadas de las encuestas tratan de ignorar, pues se ha reducido considerablemente el apoyo al mismo. No debemos extrapolar el resultado de estas elecciones al conjunto de las Españas, porque la realidad andaluza es muy peculiar respecto al resto del país. De esta situación se traduce el perfil tradicional del voto andaluz que ha optado por lo de siempre frente al cambio, pero ello se vislumbra en los 80 escaños del bipartidismo PP-PSOE frente a 97 escaños que tuvieron en las elecciones de 2012. 

Señalamos también la baja participación electoral, pues únicamente ha llegado al 63,94 %, lo que significa que existe una parte del electorado potencial que no ha sido movilizado y que entendemos que con la que está cayendo, debiera preocuparles las cuestiones que nos afectan a tod@s: educación, sanidad, trabajo, vivienda, energía, pensiones y justicia social.

La vigencia de la ley d´Hont, la asimetría del peso del voto rural respecto al voto de las ciudades, y el injusto sistema de circunscripciones dan como siempre mayoría parlamentaria a los dos grandes partidos que conforman el bipartidismo turnista