miércoles, 26 de febrero de 2014

LEGITIMISTAS FRENTE A ORLEANISTAS SEGÚN MARX

Aunque los orleanistas y los legitimistas, aunque cada fracción se esforzase por convencerse a sí misma y por convencer a la otra de que lo que las separaba era la lealtad a sus dos dinastías, los hechos demostraron más tarde que eran más bien sus intereses divididos lo que impedía que las dos dinastías se uniesen (...) Los diplomáticos del Partido del Orden creían poder dirimir la lucha amalgamando ambas dinastías, mediante una llamada fusión de los partidos realistas y de sus casas reinantes (...) ¡Como si la industria pudiese avenirse nunca con la propiedad territorial mientras ésta no se decida a hacerse industrial! Aunque Enrique V muriese mañana, el conde de París no se convertiría en rey de los legitimistas a menos que dejase de serlo de los orleanistas (...) Cada una de las dos grandes fracciones se descompuso, a su vez, de nuevo. Era como si volviesen a derretirse todos los viejos matices que antiguamente se habían combatido y acuciado dentro de cada uno de los dos círculos: el legitimista y el orleanista, como ocurre con los infusorios secos al contacto del agua, como si hubiesen resucitado de nuevo para formar grupos propios y antagonismos independientes (...) Los legitimistas de provincias, con su horizonte limitado y su ilimitado entusiasmo, acusaban a sus caudillos parlamentarios Berryer y Falloux de deserción al campo bonapartista y de traición contra Enrique V. "Karl Marx,; El dieciocho de Brumario de Luís Bonaparte, 1852."

martes, 25 de febrero de 2014

¿MONARQUÍA O REPÚBLICA?

Thomas Hobbes: "El hombre es un lobo para el hombre"

Con la crisis de la institución de la actual monarquía que preside el heredero del dictador Franco, se ha puesto de manifiesto en algunos medios de comunicación y en señaladas manifestaciones la presencia y defensa de la institución de la república.

Ambas formas de gobierno son igual de antiguas, y ambas pueden ser antidemocráticas.
Objetivamente, la república se basa en la igualdad y en la libre elección y representación, aunque nadie se atreva a señalar los riesgos reales de esa supuesta “libre elección y representación", porque para empezar no existe la igualdad aunque pretendamos una sociedad igualitaria en el sentido de justa y garantista que proteja los derechos del pueblo y defienda las mismas oportunidades.

En cuanto a la forma de gobierno Hobbes defendía el modelo monárquico porque este destacaba a un individuo por encima del resto de ciudadanos. Ello no tiene porque implicar la desigualdad entre los ciudadanos, sino la de estos con respecto del destacado. El destacado es el monarca que tampoco puede ignorar que los ciudadanos juntos son más que él, y que el monarca si es consentido es porque el pueblo así lo quiere.

¿Qué puede ofrecer al pueblo la institución de la monarquía?
Básicamente, estabilidad por herencia del cargo de la Jefatura de los Estados, independencia del Jefe de los Estados para garantizar la justicia y el arbitraje; y esto lo permite el derecho de la sangre. Es decir, un Rey no debe su posición a un grupo poderoso y oligárquico porque no ha sido fruto de una elección.

¿Qué puede ofrecer la república?
La elección, libre o no, universal o censitaria, la elección supestamente disfrazada como democrática, porque los resultados estáticos producto de la elección no pueden valorar de forma objetiva el hecho de la elección. ¿Qué lleva a un ciudadano a una determinada elección? 

Quien tiene el dinero, hace las reglas; la democracia se ha demostrado quimérica por la fuerte presencia de la plutocracia, y sólo la monarquía tiene fuerza capaz de someter al poder financiero.

La libre elección queda pues secuestrada por el poder del dinero disfrazado sutilmente, parapetado tras los grupos de poder mediáticos, bancarios y capitalistas. En esto radicará la futura república que venga a España.

La monarquía no es un sistema perfecto, y es cierto que limita la elección y la representación en la cúpula de los Estados. Pero es que la república tampoco es un sistema perfecto, y aunque más racional, se ha demostrado mucho más cara, cuando se comparan las repúblicas italiana, francesa o alemana con la monarquía inglesa, noruega o belga. 
Pensar que la república que venga no va estar sujeta a inestabilidades plutócratas y a designios burgueses es creer en una quimera fantástica.

Es más, no todos los poderes deben estar sujetos a elección, y en este sentido el poder judicial no lo puede ser ni por el pueblo, ni por los partidos políticos. Los jueces deben ser independientes, siendo el Alto Juez el Rey. Por eso el cargo del Rey no puede ser elegido, del mismo modo que debiera pasar con los jueces.
Permitir la elección de los jueces sería politizar la justicia y hacer dependiente el poder judicial del político. Permitir la elección del Jefe de la Justicia o de los Estados, sería mercantilizar la Alta institución del Estado y hacerla dependiente de designios ajenos a los intereses del pueblo.

lunes, 24 de febrero de 2014

JORDI EVOLE Y EL 23 F EN LA SEXTA



Ayer POR LA NOCHE El Periodista Follonero Jordi Evole Presento do Programa de Salvados y Esta Vez Trato Sobre el 23 F. Desde Hace Una Semana nos venia recomendando Que viésemos do Programa porción las Grandes Revelaciones Que se iban a realizar en el. Sin embargo el los entrevistados Y PARTICIPANTES ASI Como El Periodista mencionado decidieron hacer Las Burla De Aquel 'Día En El de Que entraron el los golpistas liderados baño el parlamento porción Tejero.

sábado, 22 de febrero de 2014

CARLISMO SOCIALISTA SIEMPRE!

Doña María Teresa de Borbón Infanta de las Españas y SMC don Carlos Hugo I de Borbón Rey de las Españas

"El Carlismo es una experiencia histórica muy arraigada en el presupuesto federalista de libertad colectiva y de aunar la esperanza cristiana y socialista. Y eso no ha muerto. Eso tiene futuro en España y en la sociedad europea".
(S.A.R. Princesa María Teresa de Borbón Parma, Infanta de las Españas, noviembre 1997).

viernes, 21 de febrero de 2014

JUNTOS PODEMOS ALICANTE: presentación de PODEMOS junto a Pablo Iglesias


Ayer Día 20 de Febrero de 2014 asistí expectante a la Presentación de PODEMOS en Alacant. Entre Other INVITADOS un La Misma Hablo la Directora, Sofía Morales del IES Virgen del Remedio Perteneciente al barrio de la zona norte de Alicante, es Que UNO de los barrios en Riesgo de exclusión total y where EXISTE Una INMENSA Diversidad poblacional debido al Distinto origen social, de Sus Habitantes.

miércoles, 19 de febrero de 2014

CONCERTINAS Y ASESINATOS LEGALES EN LA FRONTERA

Hemos asistido estos días a lo acontecido en Ceuta con motivo de la llegada de personas inmigrantes que buscan una oportunidad para vivir. Gentes que huyen de la guerra, la miseria y el egoísmo humano impuesto en sus países por el salvaje capitalismo y explotación que sufren sus países y entornos de donde provienen.

En un mundo capitalista globalizado donde el 1% de la población mundial concentra el 80% de los recursos y medios de producción, es lógico pensar que si la propia ideología neoliberal capitalista exige la libre circulación de capitales financieros internacionales, consecuencia de ello es que se produzcan los movimientos migratorios.

Sabiendo que a escala mundial planetaria hemos permitido la instauración del sistema económico de explotación capitalista con su libre circulación de capitales financieros, es simplemente egoísta pretender no permitir la entrada a las gentes expoliadas y robadas con nuestra complicidad.

Las guerras por los diamantes de sangre, por el coltan y por otros minerales codiciados por los países occidentales son entre otras razones las consecuencias de la existencia de los desplazamientos poblacionales. Y todo ello es aprovechado por las mafias que proyectan en las mentes desesperadas de personas empobrecidas una visión quimérica de grandes posibilidades de vida en el occidente explotador y expoliador.

Nuestro egoísmo occidental disfrazado con un lenguaje “patriótico" y excluyente, deslumbra el hipotético peligro de nuestra patria y todos los ultras que se dicen muy católicos y muy cristianos se deciden apoyar las actitudes antihumanas y anticristianas del gobierno vigente a través de la intervención ominosa y detestable realizada por la guardia civil.

Responsables de estos hechos acontecidos son el gobierno actual heredero del franquismo, el opus y los tecnócratas. Siempre actuaron así desgastando al cuerpo de la guardia civil para cometer fechorías gubernamentales y terroristas que con el tiempo han tenido que perfeccionar para que sus actuaciones fueran enunciadas como “democráticas": crimenes de Vitoria y de Montejurra de 1976, los comandos terroristas de los GAL, el 23 F. Recientemente se han sumado a estos esperpentos los restos de antidisturbios, cuerpos represivos contra la voz del pueblo expresada en la calle y que protesta contra las injusticias terribles que azotan nuestra sociedad: desahucios, despidos laborales, privatización de recursos, medios de producción y bienes y empresas públicas, recortes en sanidad, en educación, en justicia, y todo ello acompañado con subidas de los impuestos para los ciudadanos mientras una minoría partitocrática se incrementan sus sueldos y salarios, percibiendo comisiones irregulares y legales que han resultado ser la quiebra total de las Cajas de Ahorros de nuestro “país".

Ante esta situación de aborto y eutanasia social que olvidan los ultras y fanáticos del clero se señala descaradamente por parte del gobierno a los subsaharianos que llegan miserablemente a la frontera recibiéndoles a balazos aunque estos sean de goma, es el resultado de las llamadas “fuerzas democráticas del orden público" que se han demostrado viles, salvajes y crueles, cosa que no debería de sorprender después de ver como las gastan aquí entre sus compatriotas.

En lugar de recibir a balazos y a golpes a estas pobres personas, deberían haber habilitado unidades y dispositivos humanitarios para procurar el regreso de estas personas a sus países de origen, siendo de obligado cumplimiento para las autoridades de nuestro país la de combatir a la tiranía y a la esclavitud que generan las mafias al amparo del capitalismo internacional, y perpetrar con todos los medios de los que sea posible un cambio drástico y fundamental en los países de los que procede la inmigración. Si esas personas deciden abandonar sus países de origen es porque no se encuentran bien, porque de lo contrario no los abandonarían.

Ahora mismo nuestro lo que llaman España es generador y emisor de emigrantes, y yo podría ser uno más, asi pues no me gustaría que me recibieran con concertinas y a golpes que me provocaran la muerte estos hipócritas del aborto, la eutanasia y del cristianismo. ¿Acaso no llega la compasión de la cristiandad a estas gentes? Parece que no; ni siquiera llega esa compasión a todos los cristianos.

Los responsables últimos de los hechos acontecidos son el gobierno y los altos mandos, que han señalado cobardemente su ensañamiento antisocial contra las denuncias advirtiendo querella criminal contra todos aquellos que se atrevan a decir una palabra más alta que otra al respecto del tema y a Fernández de Mesa como director de la guardia civil.

De nuevo hemos asistido a un hecho que demuestra que la legalidad es injusta y por tanto ilegítima, y por ello el carlismo la combate por ser la resultante de la usurpación política vigente, cuyos representantes son los herederos del franquismo.

lunes, 17 de febrero de 2014

ESTAFA ELECTORAL, NACIONALIDAD Y DERECHO A VOTO



Históricamente el voto era familiar y profesional, sobretodo durante la edad media cuando en las Cortes y Parlamamentos se enviaban a los representantes de los estamentos: Nobleza, Clero y Tercer Estado.
Posteriormente el tradicionalismo desarrolló durante el siglo XIX el voto familiar y profesional para amparar un sistema corporativista, vinculado al territorio y al trabajo-local y no al nacional basado en una abstracción que serviría para pervertir la democracia en el capitalismo.

El liberalismo político con su nacionalismo hizo reacaer la soberanía política y jurídica sobre la nación burguesa y el estado capitalista. Ello significó la democracia censitaria y elitista. Posteriormente se avanzaría a un modelo de sufragio universal de una persona igual a un voto.
La dinámica del capitalismo ha desarrollado el poder de la plutocracia hasta límites insospechados, y de ahí se traduce la situación real que se vive en el mundo occidental llamado estafa electoral.

La oligarquía tiene miedo a perder el poder y aliada con el sistema de explotación capitalista que representa trata de seguir detentando ese poder, y por ello se produce entre la partitocracia defensora de la Ley d‘ Hont y las listas cerradas un modelo de estafa electoral que lleva al ciudadano a votar a los partidos mayoritarios.

Numerosos colectivos vulnerables venden sus votos a las formaciones mayoritarias que dan las candidaturas a nuestros gobernantes opresores. En ese mismo ejercicio de la perversión electoral vuelven a votar los muertos. A algunos vivos incluso se les permite tirar dos papeletas en lugar de una. Juegos por el estilo que nos recuerdan al siglo XIX y al pucherazo que sirve para respaldar el turnismo político de “conservadores y progresistas" para que sigan detentado el poder las oligarquías locales inamovibles.

Recientemente hemos sabido que el gobierno del Partido Popular, partido conservador de derechas neoliberal, ha concedido la nacionalidad española a los descendientes de los Judíos Sefardíes. Los sefardíes como otros colectivos históricos víctimas de la represión y la intransigencia religiosa, en este caso del catolicismo romano, merecen y tienen todo el derecho del mundo a tener la “nacionalidad española". ¿Existía esa nacionalidad cuando fueron expulsados por los Reyes Católicos y Torquemada? Obviamente no. Pero si que existían las Coronas de Castilla y Aragón, así que quizá en puridad habría que estudiar exactamente la procedencia exacta de los sefardíes exiliados, para reconocerles la nacionalidad que esta misma “nación española" se niega a reconocernos a los mismos españoles, en referencia a las diversas naciones ibéricas que componen la monarquía española, entre ellas la catalana, la vasca, la gallega, la leonesa,...

Existe una clara intencionalidad por parte del Partido Popular de ganar con mayoría absoluta las elecciones, y no dudan para ello en conceder la “nacionalidad española" a los descendientes de los Judíos sefardíes. El objetivo de ésto es crear una vinculación sentimental con España, que siempre la han tenido, pero la novedad es que se amplie la misma al Partido Popular, partido que aparecerá en la memoria colectiva de los sefardíes, como aquel que nos devolvió “nuestra nacionalidad española" y con ello nuestro derecho a voto.

Si existe algo con lo que no estoy de acuerdo es con que un partido político en el poder vaya concediendo nacionalidades a personas que no viven en nuestro territorio ni se rigen por nuestras normas de convivencia, ni saben cuales son las circunstancias reales locales por las que estamos atravesando en las Españas.
Es un terrible error vincular la nacionalidad de una persona al derecho al voto, porque no estoy conforme que una persona que no vive en nuestro mismo territorio pueda decidir y votar por un gobierno que no le incumbe porque las consecuencias de ser elegido y salir victorioso en las urnas, no le afectarán en su día a día porque no vive con nosotros sino lejos, emitiendo esa persona un voto sentimental e irresponsable que responde más a la lealtad a aquellos que le “devolvieron" la nacionalidad, que a la realidad local y a las necesidades reales de las personas que vivimos en el territorio.

La estafa electoral no solo se produce por la entrega de nuestra soberanía política a los bancos. Se produce también cuando se entregan nacionalidades a personas que no viven con nosotros.

¿Cuántas veces ha ocurrido en las elecciones gallegas, por poner un ejemplo, que votan personas descendientes de gallegos que tienen la nacionalidad española pero que hace mucho tiempo que no viven en Galicia ni saben las verdaderas necesidades y problemas que tienen los gallegos que viven en el territorio?

La estafa electoral comienza precisamente por vincular la nacionalidad de una persona a su hipotético derecho a voto en caso que no viva en el territorio.

No tiene sentido que aquellas personas inmigrantes que viven hace más de cuatro años entre nosotros, bajo nuestro territorio no tengan siquiera derecho a voto porque no tienen la “nacionalidad española", y si en cambio la tengan aquellas personas que viven muy lejos de nosotros y que emiten un voto sentimental e irresponsable que en muchos casos respalda el poder de la oligarquía local que a ellos ni les afecta porque no viven con nosotros y las leyes que emanan de gobiernos elegidos por gente a distancia, por muy españoles que se digan, a ellos ni les afecta, ni les incumbe.

Pienso que aquellas personas que mantegan la nacionalidad local en la que no viven hace más de seis años, no deberían tener derecho al voto para elegir a ningún representante político de esa nacionalidad local, porque lejos de responder a criterios cívicos, reales, responsables que respondan a la pertenencia de la vida diaria del colectivo que por circunstancias abandonó, responderá a criterios sentimentales e irresponsables ajenos a la realidad local que sufrimos quienes vivimos en el territorio.

viernes, 14 de febrero de 2014

ESTADO LAICO Y RELIGIONES



La miopía de gran parte de la gente de la izquierda al defender una interpretación sesgada del Estado Laico ha llevado a Francia y a Hungría, ambos estados que se declaran oficialmente laicos, a tener la juventud más reaccionaria y más fundamentalista religiosa de la historia.

La interpretación que han hecho estos países del estado laico ha sido dejar en manos de los colectivos religiosos de manera unilateral la educación religiosa a nivel privado en iglesias, madrasas, mezquitas, y centros de culto.

El problema de este desarrollo interpretativo del estado laico, al ejecutarlo, ha creado guetos religiosos y culturales. La política de inmigración en Francia ha fracasado por la cantidad de guetos raciales que han creado, y al mismo tiempo la misma interpretación errónea del estado laico ha creado guetos religioso-culturales.

El Estado no puede hacer dejación de sus funciones en cuanto se refiere a la política de acción social, participación ciudadana e integración social, y aquí las diferentes y diversas religiones y los colectivos religiosos que las representan juegan un importante papel que desde la errónea interpretación del estado laico se les ha querido simplemente marginar y apartar, dejando en sus manos únicamente la enseñanza religiosa.

Así tenemos por ejemplo que ante los proyectos de gobierno progresista francés de matrimonio homosexual la oposición al PSF (Partido Socialista Francés) ha reunido a medio millón de personas manifestantes en contra de la iniciativa política francesa de equiparar derechos para toda la población, mientras que en España la oposición al frente del Cardenal Rouco Varela sólo logró reunir a un millar frente al mismo proyecto político.

La lectura de este hecho hay que sacarla que el Estado en España no ha dejado la educación religiosa únicamente en manos de la Iglesia Católica, y que una de las cuestiones que se le podrían reprochar a la misma es que los profesores de religión católica pagados con dinero del Estado deben ser elegidos por el Estado y no por la Iglesia. Que esa elección debe estar organizada bajo la convocatoria de oposiciones públicas y concurso-oposición, y no por el dedo de un Obispo.

Que el Estado debe permitir que en los Centros Públicos se enseñe religión de acuerdo a la voluntad de los padres de alumnos y de los alumnos mismos en completa libertad, pero atendiendo a que los profesores de las distintas religiones serán buscados y elegidos por el Estado, y no por los imanes, los popes, los curas católicos y los pastores protestantes, etc.


El radicalismo extremista de la juventud francesa más reaccionaria de la historia ha chocado a las mentes que siempre han defendido el estado laico y que tenían a Francia como el gran referente político. Sin embargo en la izquierda española se sigue hablando con un gran desconocimiento de causa del Estado Laico, se habla desde el prejuicio y el odio a las religiones, sin darse cuenta que lo que están haciendo es favorecer el integrismo y el fundamentalismo religioso más recalcitrante, porque están dejando desde una errónea interpretación del estado laico, la enseñanza y la educación religiosa a una minoría fundamentalista y retrógrada que luego es capaz de reunir en oposición a medio millón de personas.

Estamos viendo lo que está ocurriendo con el gobierno de Putin en la misma Rusia, ¿son estos los herederos de la educación soviética? ¿son estos en los que se basaba la izquierda para defender los derechos humanos y las libertades de las personas?.
Ante la fuerte presencia de la homofobia en Rusia, campañas orquestadas desde el gobierno, la oposición al gobierno de Putin le ha pedido que se prohíban los comportamientos sexuales públicos de la gente, no sólo de la población homosexual, también de la heterosexual.

Resulta realmente curioso como la interpretación errónea del Estado Laico ha supuesto un mal mayor en la convivencia de la población cuando los políticos han pretendido ignorar el hecho religioso, o los hechos religiosos que forman parte de nuestra cultura como también lo son los idiomas y otras tradiciones culturales. El hecho de pretender ignorarlos ha supuesto la entrega total y puesta total de las religiones en manos fundamentalistas, que han educado de forma unilateral en iglesias, madrasas, mezquitas y centros de culto a una población que presenta grandes prejuicios mentales y que tiene una mentalidad cerrada. 

Es decir, tal y como está planteado el Estado Laico, este crea fundamentalistas religiosos. 

Lo vemos en Francia, 

Manifestación en Francia contra las leyes civiles que equiparan a la población homosexual

lo vemos en Rusia.

Panda de ultraderechistas rusos humillando a un chico homosexual

jueves, 13 de febrero de 2014

INDEPENDENCIA Y LIBERTAD EN LA VÍA CONFEDERAL




A propósito de la consulta en Catalunya y el derecho a decidir de los catalanes sobre su futuro,sostengo entre otras cosas la cara de tontos que se nos queda a todos aquellos que defendemos y que han defendido antes que nosotros un modelo autonómico y que ahora demandamos un marco federal incluso confederal, porque resulta que hemos dado la cara siempre por la defensa de la diversidad de los hechos diferenciales y las libertades, y ahora a todos aquellos a quienes hemos defendido porque también forma parte de nuestro programa político resulta que nos lo pagan muy malamente con una propuesta claramente separatista. Con ese comportamiento parecen querer dar la razón a los defensores de los argumentos centralistas, quiénes a su vez nos hacen responsables a nosotros por la deriva separatista. Me parece muy injusto y lamentable el comportamiento de los separatistas y los separadores que sólo buscan legitimar sus posiciones en beneficio de la ruptura y la confrontación ciudadana, impidiendo el diálogo básico, la empatía y la comprensión, impidiendo el desarrollo de una tercera vía foralista que mantenga los principios de independencia y libertad y los vínculos históricos de las Españas a través de los Fueros y Constituciones y la lealtad al legítimo monarca SMC don Carlos Javier I de Borbón.
Será un fracaso lamentable de ruptura traumática la pretendida y tan aclamada y ansiada independencia y libertad en una vía marcadamente separatista que entregará a aquellas naciones que la demandan al yugo capitalista y a la soberanía del poder financiero y de los mercados. ¿Qué clase de libertad e independencia política sería esa?
Nosotros los carlistas sostenemos los principios de independencia territorial, soberanía política y libertad en un marco confederal dónde queda expresado el pacto foral y multiconstitucional con lealtad a la Corona de las Españas. Demandamos pues un marco confederal, una vía confederal y no la ruptura separatista ni la imposición centralista.

martes, 11 de febrero de 2014

LA INGLATERRA DE LAS REVOLUCIONES: la Gloriosa de 1688



Recientemente ha salido a la venta el libro de Steve Pincus sobre la Revolución Gloriosa inglesa de 1688. El destronamiento de Jacobo II de Inglaterra fue debido a unas circunstancias de intolerancia e intransigencia religiosa, pero también al rechazo frontal de la sociedad inglesa al absolutismo real.

Desde la revolución política y la guerra civil que azotó las islas británicas en 1642 hasta 1649, los ingleses habían tomado una fuerte conciencia política, en la que destacaba los debates de café en tabernas, hospederías y cafeterías de todo el país, donde llegaban noticias de la situación social, económica que se vivía en el continente europeo y en las islas británicas.

El protestantismo inglés muy heterogéneo y la libertad religiosa defendida por los whigs y disidentes religiosos plantearon un debate general en torno al proyecto de Jacobo II que significaba la recatolización de Inglaterra y la vinculación de la misma al poder absoluto del monarca.

Eran tiempos en los que la prerrogativa real lidiaba con los derechos del parlamento pero que tenían como referente la Constitución Inglesa, aunque no escrita, disponía la limitación del poder de la Corona.

Una minoría fanática intentó impedir la subida al trono de Jacobo II, hermano de Carlos II Stuart, y duque de York y recién convertido al catolicismo. Jacobo intentó validar la libertad de culto de los disidentes protestantes y de los católicos con la prerrogativa de la Corona, a cambio de que los políticos y cargos elegidos en el parlamento, la universidad, el ejército, la justicia, … la defendieran con la abolición de las Text Act y las leyes constitucionales.


La mayoría de los ingleses vieron peligrar sus libertades y derechos civiles individuales cuando se apercibieron que el gobierno arbitrario del catolicismo absolutista de Jacobo II intentaba sustituir el consenso parlamentario y las leyes inglesas por la arbitrariedad personal de un monarca, que conforme a su interés personal afirmaba proteger los derechos civiles y por tanto la libertad de culto para hacer preeminente la posición política de la institución monárquica, pero que llegado el momento futuro no tendría inconvenientes y en función de su política de recatolización inglesa, abolir dichos derechos políticos y religiosos sin consentimiento del parlamento, tal y como había hecho su primo Luís XIV de Francia con la abolición del Edicto de Nantes, edicto real que fue emitido por su abuelo Enrique IV de Francia. Ello llevó a una fuerte crisis política en Inglaterra en la cual la mayoría social que tenía conciencia política rechazó el gobierno arbitrario y personal de un monarca absoluto.

Deja claro el autor que no todos los católicos ingleses estaban de parte del “galicanismo” de Jacobo II, ya que estaba enfrentado al mismo Papa de Roma, al ser aliado de Luís XIV.
La economía política de los whigs o liberales estaba basada en la manufactura y el comercio al negar la economía como un juego de suma cero, interpretación del partido tory y del propio Jacobo.

El establecimiento de la usurpación Orangista, con Guillermo III en el trono, y el dominio político de Inglaterra por parte de los whigs, significó una progresiva y elevada imposición sobre las posesiones de los terratenientes, y una eliminación del impuesto sobre el consumo para favorecer el comercio. La creación de la Banca inglesa ligada al parlamento frente al monopolio de las compañías comerciales que representaba la monarquía de Jacobo, favoreció el desarrollo del sistema económico de explotación capitalista.

viernes, 7 de febrero de 2014

EL INFANTE DON JAIME DE BORBÓN HA SIDO ELEGIDO EMBAJADOR POR SU SANTIDAD EL PAPA FRANCISCO I

La secretaria de don Carlos Javier de Borbón Parma en España y la Real Orden de la Legitimidad Proscripta se complace en remitirles el comunicado adjunto sobre las actividades profesionales de S.A.R. Don Carlos Javier de Borbón Parma para su conocimiento y por si fuera de su interés la publicación de esta noticia.



jueves, 6 de febrero de 2014

COSOBERANÍA: Soberanía Política del pueblo, soberanía jurídica del Rey



Los Parlamentos y Cortes representan la Soberanía Política, y por eso ésta es debe ser Social porque recae irremediablemente en el Pueblo. El Pueblo es soberano, su soberanía es social porque reside en la fuerza política, en su organización política, de abajo a arriba, en unidades infrasoberanas, con el principio de subsidieraiedad.

Pero la tenencia de la Soberanía no es una cuestión unilateral en manos del pueblo, porque ésta sólo lo es en su faceta política. La teoría política ha analizado la cuestión de la soberanía desde su posición y desde la revolución francesa incluso antes, la ha hecho recaer en el pueblo, a través de sus organismos representantes, y fueran parlamentos, ya fuesen cortes y asambleas.

La cuestión es que la soberanía no es algo unilateral del pueblo, quizá si lo sea en la faceta política, pero no en la jurídica.
Cuando Montesquieu dejó postulada la separación de poderes, no lo hacía amparándose en las ideas ilustradas, sino en el funcionamiento institucional del Antiguo Régimen, ya que una cosa es la soberanía política de los Estados y Naciones que corresponde al Pueblo, y otra la soberanía jurídica que corresponde al Rey y que está enmarcada en la institución de la Corona.

Por esta razón decimos que los Estados y Naciones son Co-soberanas, porque una parte de la soberanía reside en el Rey y la otra recae en las Cortes. En el Rey recae la soberanía jurídica, y es por ello que los jueces no pueden ser elegidos por el pueblo, ni por los políticos, porque sólo pueden elegirse entre ellos como fuerza jurídica autogestionaria, cuyo representante es el Rey, quien de manera subsidiaria y colegiada aplica la soberanía jurídica. En las Cortes, Asambleas y Parlamentos, recae la soberanía política, y es por ello que los políticos deben ser elegidos por el pueblo, bajo sufragio universal, voto individual y proporcional y de listas abiertas. El pueblo podrá presentarse, elegir y sus ciudadanos ser elegidos, representando la fuerza política autogestionaria.

En definitiva planteamos la división de poderes desde un marco lógico y democrático en el que se especifica la división de la soberanía en:

- Política: Cortes, Asambleas, Asociaciones y Parlamentos donde resida la autogestión política, tanto el poder legislativo de las Cortes, Asambleas y Asociaciones, cuyo poder corresponde al pueblo. El poder ejecutivo, que correspondería al Parlamento.

-Jurídica: representada por la Corona, siendo el papel del monarca el de Rey-Juez, siempre en última instancia, de forma subsidiaria y colegiada.

Nuestra monarquía pretende ser una institución representante del Estado, veladora y valedora de “lo público", siendo democrática, socialista autogestionaria y confederal.

No podemos negar que en cada una de las Naciones y Estados ibéricos, hispanoamericanos e insulares que formaron en su día la monarquía hispánica, recae la Soberanía Política y por tanto el ejemplo de Catalunya como Nación y Estado histórico es innegable, de manera que tiene plenos derechos a la independencia política y territorial, pero no tiene derecho a la secesión de la monarquía histórica, porque el legítimo Conde de Barcelona es a su vez monarca y señor de otros Estados, y ostenta la soberanía jurídica.

miércoles, 5 de febrero de 2014

¿TIENE ESPAÑA MÁS DE 2.000 AÑOS DE HISTORIA?

Asistimos en medios de comunicación a afirmaciones falsas repetidas una y otra vez por periodistas y tertulianos en los que se asegura que España tiene más de 2.000 años de historia; vamos que es más antigua que la Iglesia Católica!.

Quienes esto hacen parece que buscan que la repetición de una falsedad se convierta en verdad, pero no va a colar.
Confunden el nombre de Hispania con el de España, y con este error pretenden disimular y manipular el concepto geográfico de Hispania con el político, territorial y administrativo de España.
Los romanos pusieron el nombre de Hispania a la península ibérica y la dividieron en Hispania ulterior y superior, formando dos provincias. Posteriormente la dividieron en cinco provincias: Gallaecia, Lusitania, Baetica, Carthaginensis, Tarraconensis, donde no se encontraba incluida la Balearica (Baleares).

Pretender afirmar que ésto ya era España es falso, ridículo, y contrario al ser de la historia.
Con la invasión de los Suevos, Vándalos y Alanos, y finalmente la entrada de los Visigodos, ya no quedó nada del dominio romano, de la antigua administración romana, que respondía ante el Cesar.

¿Dónde esta entonces España?, ¿dónde la “nación española? ¿dónde estan esos más de 2.000 años de historia a los que hace referencia el ex-pesoista José Luís Balbas o los 3.000 años de historia que dice Esperanza Aguirre? ¿por qué mienten nuestros políticos?.

Porque lo que se pretende es legitimar la “nación burguesa uniconstitucional española", y por esta razón se ha mentido tanto.

El nombre o concepto de Hispania que es en su traducción literal “tierra de conejos" si es muy antiguo, porque se lo pusieron los romanos al territorio que llamamos península ibérica. Pero de ahí a devenir desde un nombre o concepto geográfico a otro político-administrativo llamado España y afirmar descaradamente que el segundo es el heredero del primero, es simple y llanamente una gran falacia argumental, que es la propia de los medios derechistas y de extrema derecha, al que también se suman algunos centro-izquierdistas con tal de negar las reivindicaciones de los nacionalistas.

Para despejar las dudas al respecto, animamos desde aquí a consultar los libros de historia, para que se entienda claramente que no es posible pretender imputar a Hispania el hecho de ser un concepto político-administrativo y territorial único, con su capital, su ejército, su frontera,... a modo de impulsarlo como el referente de España.

De una provincia romana inicial y ni siquiera dominada en su conjunto, ya que las autoridades imperiales romanas jamás lograron doblegar a Astures, Cántabros y Vascos, pasó a ser diversas provincias romanas, que no tenían una gestión conjunta en una capital como posteriormente lo ha sido Madrid.

El mito y la falsedad de la España franquista está en los corazones de los “patriotas", de aquellos que exigen que “España es una gran nación". Desde “el Imperio hacia Dios" al “destino en lo universal", los llamados así mismos “patriotas" han falseado y manipulado la historia para confundir la realidad conceptual geográfica pero no política-administrativa de Hispania, con el hecho posterior decimonónico conceptual político-aministrativo de España. Hispania y España no es lo mismo, porque el primer término hace referencia a un concepto geográfico, mientras que el segundo expresa una unidad política, territorial y administrativa que no existió antes del año 1833. La presencia de los Fueros y Constituciones de los distintos Estados Ibéricos o Peninsulares, incluso la misma realidad separada de Portugal, expresa claramente que Hispania no es España, luego España NO tiene más de 2.000 años de historia como nos dicen por ahí.

martes, 4 de febrero de 2014

LOS ESTADOS DE LAS ESPAÑAS EN EL SENO DE LA CORONA


La Corona de las Españas para los carlistas es la institución transversal de las diferentes naciones y estados que la componen


Todos iguales no tiene que significar una única administración política y territorial, cuando realmente en las Españas siempre hubo distintos Estados, aunque todos ellos estuvieran en el seno de la institución de la Corona de las Españas. Para mi, atendiendo también a la legitimidad histórica, el mejor sistema democrático es el que permite la creación de sociedades infrasoberanas. Para no complicar el debate simplemente decir, que desde las distintas diversidades y hechos diferenciales existentes en la península ibérica, creo que tenemos el deber de pactar entre todos unos puntos mínimos comunes para hacer efectiva la solidaridad interterritorial, pero ésta misma no puede ser la excusa para hacer desaparecer los distintos Estados Unidos Españoles, si se me permite la expresión para que entendais el modelo que defiendo. Desde los Reyes Católicos, incluso antes hasta 1714 Catalunya fue un Estado, Valencia fue otro Estado, y Mallorca, al igual que Castilla, Vizcaya, Alava, Guipuzcoa, Argentina, Portugal, etc. La idea de Hispanidad era mucho más amplia y "confederal", porque la Monarquía Española era mucho más plural, diversa y multiconstitucional que la que nació a partir de 1833 que combatió al carlismo bajo el pretexto de la defensa de los derechos de la Reina Isabel "II". Aquel enfrentamiento de 1833 como el anterior de la guerra de sucesión entre Felipe V y el Archiduque Carlos III de Austria, puso de manifiesto si la Monarquía Española debía mantener vigentes los viejos Estados medievales, donde estaba representada Catalunya, o si por el contrario debía imponerse el nuevo modelo francés basado en los Decretos de Nueva Planta, es decir, en la supresión de los distintos Estados medievales que habían pervivido y que gracias a su existencia, los Catalanes siempre se habían sentido Españoles por hablar, legislar, juzgar con Cortes, Constituciones propias, Tribunales de Justicia propios, Hacienda Propia, etc. Había significado para ellos formar parte de una Monarquía Multiconstitucional y Confederal, y se sentían Españoles, ¡no por hablar castellano, y recibir leyes y reglamentaciones de Madrid! cosa que no ocurría, sino precisamente porque como durante toda la historia ellos habían gobernado en Catalunya con su Conde de Barcelona, que era al mismo tiempo Señor de otros Estados que conformaban la Unidad Hispánica. Todo ello supuso una integración multiestatal y plurinacional que fue eliminada bajo el señuelo de la "nación burguesa española", que pretendía ser la sustituta de la Monarquía Española, y acabar al mismo tiempo con las diferentes Naciones Ibericas que conformaron la vieja monarquía. Ello supuso el origen del conflicto vasco y también el triste enfrentamiento entre las dos Españas, la auténticamente federalista y confederal con su monarquía legítima al frente, la carlista, y de otra parte el modelo de la nación uniconstitucional burguesa capitalista que se impuso con el triunfo del golpismo y el militarismo, dando soporte a las reivindicaciones separatistas. Lo que comenzó en la historia siendo un proyecto multiconstitucional y plurinacional en el seno de la Monarquía Española, se ha visto transformado en el monopolio de Castilla, del Castellano, confundido todo como Español, haciendo de España una gran Castilla, y tratando de olvidar los antiguos Estados y Constituciones que habían regido por sus Fueros muchos siglos atrás.

Desde luego, todos deberíamos tener los mismos derechos, que no tienen porque ser exactamente iguales en todos los sitios, de la misma forma que ocurre entre Inglaterra y Escocia, o entre los distintos reinos escandinavos. No creo que un Noruego, un Sueco o un Danés estén desatendidos en sus derechos, sin embargo mantienen sus Estados, cuando aquellos tradicionalmente estaban unidos hasta el siglo XVI en la Unión de Kalmar. La misma Suiza está dividida en distintos Cantones o Estados. El Reino de Bélgica igual entre Valones y Flamencos. La Commonwealth es un gran ejemplo mundial de Unidad en la Variedad. Lo paradójico es que los Ingleses lo copiaron de las formas políticas y desarrollo del Imperio Español. Éste último, establecido el modelo jacobino nacionalista español bajo un sólo estado y una sola Constitución, comenzó a desquebrajarse debido a las Guerras de Independencia provocadas por no haber respetado las Constituciones y Derechos Forales en los distintos Estados Hispanos. Por eso los Ingleses mantienen Canadá, Australia o Nueva Zelanda, pues la Reina de Inglaterra también lo es de aquellos Estados que estoy mencionando. Cuando aprendamos en España el verdadero significado de la Hispanidad, comprenderemos lo realmente equivocados que están nuestros políticos, y como han confundido a la población para que ignoren lo que significa realmente ser español.

Obviamente no se trata de ser superiores ni inferiores porque en cada territorio las gentes gozan de un particularismo concreto que los hace únicos. Y ello no significa que sean ni más ni menos importantes, porque en Castilla también hubo Fueros y Cartas Pueblas como en León, cuando ambos eran Reinos, eran dos Estados soberanos bajo la Corona de Castilla. Por supuesto que los Leoneses y los Castellanos tienen derechos a sus Estados, porque son dos Naciones históricas también. Todos podremos ser Españoles en el seno de una monarquía española que restablezca los Viejos Estados que hicieron a las Españas muy grandes. Yo estoy por la Unión, pero Confederal. Soy Español si, pero porque antes soy del Reino de Valencia, un reino que fue Estado Soberano y Nación. Primero fueron los distintos reinos y estados medievales. No lo olvidéis.

El problema del separatismo es que arranca del agravio que supuso la disolución de los Viejos Estados que componían la Monarquía Española, con la imposición de los Decretos de Nueva Planta. Aquello se disipará cuando se restauren y los catalanes puedan decir que son Españoles pero porque son Catalanes, y no el discurso del revés que se ha realizado desde 1714: sois Catalanes porque sois Españoles. El centralismo político fue el creador y generador del separatismo. Cuando se antepuso España a los Viejos Estados fue cuando apareció el separatismo. Antes no lo hubo. Ni en tiempos de los Reyes Católicos, ni con Carlos I, ni la Casa de Austria. Sólo cuando Gaspar de Guzmán y Pimentel, Conde-Duque de Olivares impuso el impuesto de guerra llamado "Unión de Armas", de manera arbitraria, los Catalanes y los Portugueses se alzaron en armas por sus Fueros y Constituciones, también Aragón se sublevaría en 1640. Sólo Portugal logró la independencia. Catalunya no pudo lograrla porque fue traicionada por los Franceses. El Rey de las Españas, Felipe IV volvió a Jurar las Constituciones Catalanes, y los Catalanes lo aclamaron como su legítimo Conde de Barcelona luchando contra la invasión francesa. Cuando la gente sin saber dice que Catalunya no fue jamás un Estado y una Nación, hiere de forma muy profunda el sentimiento catalán que les hace luchar por sus viejas Constituciones y Usos. Lo paradójico de todo, es que antes de que España tuviera Constituciones, Catalunya ya las llevaba teniendo desde el año 1147. España como tal sólo a partir de 1812.

lunes, 3 de febrero de 2014

CONDENAMOS LAS AGRESIONES REALIZADAS POR LAS ACTIVISTAS DE FEMEN A ROUCO VARELA



Desde aquí no vamos a criminalizar el activismo feminista, porque no todo el movimiento feminista está en FEMEN, pero si dar un toque de atención de que existen otras formas de realizar protestas. Por este hecho, desde aquí protestamos contra las formas que han llevado a las activistas feministas a agredir a Rouco Varela.


Rouco ha jugado con su cargo y se ha quemado. Nunca actuó responsablemente, siempre lo hizo de la mano de ultraderechistas. Gracias a este tipo de personas muchos Cristianos han dejado de ser Católicos para abrazar otras confesiones, incluyendo las de un Cristianismo Evangélico más progresista y adecuado a la realidad social que hace frente a las discriminaciones que durante tanto tiempo ha pregonado este señor.Menos mal que Su Santidad el Papa Francisco I está salvando los muebles de una Iglesia que hace aguas. No soy partidario del aborto, pero no voy a criminalizar a la mujer que aborta, ni a quienes la ayuden. Vivimos en una sociedad hipócrita que habla del derecho a la vida y aborta nuestro derecho al trabajo, a la vivienda, a la sanidad, a la justicia, al bienestar social. El capitalismo es un sistema criticado por el actual Papa, pero a Rouco le da igual la existencia de este sistema. Gentes como él pudren la Iglesia. Es un ser muy odiado por sus palabras inmisericordes, su insensibilidad y su lengua bifida. Se ha quemado, porque ha jugado con fuego por haberse aprovechado de su cargo eclesiástico que le ha llevado a convertirse en uno de los seres más odiados. La Iglesia NO es Rouco. Éste se ha aprovechado de su cargo en la misma para verter toda su ira sobre la población femenina y homosexual.

Es muy importante la separación de la Iglesia y el Estado. Ninguna confesión religiosa puede adueñarse del Estado Laico. Yo mismo me he dado cuenta de ello. No podemos consentir que ninguna confesión religiosa trate de imponer sus leyes y reglas confesionales como las leyes de la sociedad civil.

También es verdad, que una parte de la Jerarquía eclesiástica como Rouco, se escuda en la Iglesia para en lugar de responsabilizarse por sus palabras, a lo largo de todo este tiempo, aparenta debilidad y victimismo para que los Cristianos salgamos en su defensa frente a las "huestes ateas y anticlericales". Pero ojo, que el primer creador de las mismas es él, con sus frases y afirmaciones provoca la ira de la gente contra él.

Está claro que a los Imanes musulmanes que hay en las Españas y que están más a la derecha del mismo Franco, las activistas de Femen, al menos de momento, no han realizado acciones semejantes, ni sobre éstos ni sobre otros líderes espirituales de otras confesiones religiosas existentes aquí, en nuestro suelo. Sin embargo se reacciona frente al catolicismo reaccionario representado en esta ocasión por Rouco, porque la presencia de la Jerarquía eclesiástica católica sigue siendo muy fuerte en nuestro "país" de países llamado "España". Habría que replantearse el debate sobre el Concordato. Es más, pienso que debería haber una división absoluta entre la Iglesia Católica y el Estado. Primero, porque el Catolicismo no es la única religión existente, ni la única forma de pensamiento y opinión, y segundo porque es insostenible desde un autoproclamado "Estado Democrático" que todavía el Catolicismo tenga y goce de privilegios cuando las restantes religiones no tienen ninguno. El Estado tiene que ser Laico, porque así las religiones servirán exclusivamente a sus comunidades religiosas y no ocupará lo público. Eso si, no dejaría la enseñanza de las religiones únicamente a Curas, Imanes, Popes,... No, porque el problema de ello lo tenemos en Francia, que se dice Estado Laico, pero que ha cultivado los mayores integristas reaccionarios católicos de la historia de Francia entre la Juventud, y eso pasa por dejar exclusivamente en manos de los Curas la religión. En el caso de los profesores de religión debería corresponder elegirlos al Estado y no a la Iglesia, ya que es el Estado el que paga las nóminas de los profesores.

CONDENA DE LA USURA POR SU SANTIDAD EL PAPA FRANCISCO I



Su Santidad el Papa Francisco I criticó el pasado 30/01/2014 al sistema capitalista, muy en concreto a quienes se aprovechan de los más débiles arremetiendo contra la «dramática plaga social» de la usura, que amenaza en la actualidad a tantas familias afirmando: "Cuando una familia no tiene ni para comer porque tiene que pagar el préstamo a los usureros, eso no es cristiano, es inhumano".

EL ESPEJISMO DEL PODER

Colaborador Articulista: José Antonio Sánchez Cabezas

En una ocasión leí una nota de prensa en la que se trataba el tema de Corea del Norte; era el típico artículo que se dedicaba a desgranar los crímenes y abusos de Kim Jong Il. No obstante, y aunque el cuerpo del texto buscaba causar la máxima indignación en el lector, lo que más me llamó la atención fue el título:

“Kim Jong Il tiene secuestrados a 40 millones de norcoreanos

Ante tal afirmación solo se me ocurrió preguntarme... ¿él solo?

Existe, y ha existido siempre, una tendencia a eximir a los pueblos de responsabilidad por los actos de sus gobernantes, especialmente si estos son dictadores, emperadores o monarcas absolutos. La idea central es dirigir la ira hacía el dirigente, al tiempo que se presenta a sus súbditos como víctimas de aquel.  Casi como si el tirano fuese una especie de mago que ha sometido a toda la sociedad por su propia fuerza.




Así se absuelve al pueblo de los excesos cometidos por sus gobernantes, lo cual es algo que siempre gusta oir al ciudadano de a pie. Sin embargo, existe una trampa, pues al mismo tiempo que se esconde la responsabilidad del pueblo también se le oculta su poder...

Toda forma de organización humana que funcione, sea un país, una empresa o un simple barco, tiene una estructura piramidal: hay una base amplia de personas que se ocupan de las tareas más pesadas. Por encima de estos, sucesivos eslabones  de personas que dirigen a las bases; estos grupos, conforme vamos ascendiendo en la jerarquía, son cada vez más reducidos, pero también más cada vez poderosos, hasta llegar a la cúspide, donde se halla una persona que, al menos en apariencia, detenta el poder y la responsabilidad en la toma de decisiones.

Este sistema piramidal, insisto, es el único realmente sólido, y que se ha demostrado eficaz a lo largo de los siglos. Tal vez por eso las sociedades antiguas de todos los continentes reflejaban, inconscientemente o no, esa misma estructura en sus monumentos.




Sin embargo, de esta misma estructura se desprende que, para mantenerse en la cúspide, la élite necesita una base solida y amplia que le siga. Volviendo al ejemplo de Corea del Norte, se puede señalar que son muchos los norcoreanos que han dado con sus huesos en prisión – o en la tumba- por oponerse al régimen. Y que, por lo tanto, hay una parte del pueblo coreano que no se opone a Kim Jong Il. Ahora bien, ¿quienes son los que buscan y encierran a esos opositores? ¿a qué pueblo pertenecen los soldados que ejecutan a los prisioneros? ¿de que nación son aquellos que escriben e imprimen la propaganda del régimen?


En definitiva, ¿acaso no son los propios norcoreanos los que, bien con su apoyo activo, bien cruzándose de brazos,  mantienen en el poder a su “amado dictador”?



Otro buen ejemplo, también marxista, lo encontramos en la otra punta del globo: Cuba.

La isla caribeña, en los años cincuenta, estaba gobernada por un sanguinario dictador – si bien tales palabras son redundantes, pues no hay dictador que no sea sanguinario- llamado Fulgencio Batista. Este gobernante tenía en sus manos todos los elementos conocidos de represión: un ejercito, una policía del régimen, propaganda, y el apoyo de caciques locales y potencias extrajeras. Y sin embargo, nada de todo aquello impidió que en 1959 tuviese que huir de la isla cuando el propio pueblo cubano, organizado en guerrillas, derrotó a su ejercito profesional y marchó sobre la capital para poner a Fidel Castro en el poder.




Setenta años después, los Castro siguen en el poder. A pesar de ataques directos (Bahía de Cochinos), a pesar de perder a su gran valedora (la URSS), a pesar de quedar totalmente aislada, a pesar de la miseria y los embargos... nadie ha derribado a los Castro. Y no lo han hecho porque los únicos que pueden conseguirlo son los propios cubanos, y estos no han movido un dedo. Algunos, muy pocos realmente, se han quedado a luchar en la isla. Otros, muchos más, se han marchado a EEUU -renunciando con ello a dar batalla, pues no se puede tomar la Habana desde Miami-. El resto, la mayoría, han seguido colaborando más o menos activamente con el régimen, formando esa base que toda pirámide necesita para mantenerse en pie.

Todas las constituciones democráticas del mundo repiten la misma idea: el poder emana del pueblo. Pero eso no es así porque lo diga ninguna constitución, sino porque, de hecho, el poder SIEMPRE emana del pueblo. En monarquías y en repúblicas. En democracias y en dictaduras. Es el pueblo el que valida las leyes, acatándolas, pues, si los ciudadanos deciden hacer caso omiso, los decretos de gobiernos y parlamentos son papel mojado.

Los gobernantes, como el Mago de Oz, se valen de humo y artificios para adoptar la apariencia de  gigantes, sabedores que su poder se mantendrá mientras subsista el espejismo de que son inalcanzables. Pero, aunque consigan engañar al pueblo, ellos mismos saben bien lo débil de su posición y cuán vacías están sus  amenazas. Lo saben, y tienen miedo. Porque basta con que el pueblo sople un poco para que desaparezcan el humo y los espejismos.

Como ha ocurrido en Madrid.



Como ocurrió en Gamonal.



No nos engañemos, pues: es el pueblo el que tiene el poder para cambiar el mundo. Y también la responsabilidad de hacerlo.