domingo, 2 de marzo de 2014

REFLEXIONES SOBRE MONARQUÍA O REPÚBLICA



El problema de la república es que sólo resalta la SOBERANÍA POLÍTICA de manera unilateral, y quizá sin quererlo, debido a su naturaleza, pone de manifiesto la ELECCIÓN, por donde se cuela la plutocracia capitalista y no la voluntad del pueblo, de manera que la democracia queda secuestrada por el capitalismo. 

Por otro lado la república, al resaltar la ELECCIÓN, cree que todo puede elegirse y ser elegido, lo que lleva a la mercantilización de la política. Este mal lo extiende también a la SOBERANÍA JURÍDICA. Ésta corresponde al monarca, es decir al Rey. El Rey es el Juez Supremo de la Alta Corte de Justicia. 

El problema de la república es que no cree en la SOBERANÍA JURÍDICA que corresponde a los Jueces, los cuales no pueden ser elegidos, ni por los ciudadanos, ni por los políticos, al igual que al Rey, no se los puede elegir, porque son los representantes de la Justicia, la cual no puede politizarse ni mercantilizarse por medio de la elección que la banalizaría y la pondría al servicio de un grupo mediatico, plutócrata y capitalista determinado. 

Mientras la monarquía hace valer las SOBERANÍAS POLÍTICA Y JURÍDICA por igual, la república secuestra la SOBERANÍA JURÍDICA y la pone al servicio de la política, resaltando la elección que termina por politizar la Justicia, y que termina por mercantilizar la Jefatura del Estado, de manera que el presidente de la República se debe a un grupo poderoso que lo colocó ahí a través de una campaña electoral financiada por los que tienen dinero.

La monarquía es la institución popular defensora de los intereses del pueblo, y siempre defenderá el bien público y comunal frente a la oligarquía burguesa republicana.

La cuestión es muy sencilla, ¿queremos que la Alta Jefatura de los Estados sea el resultado de una mera elección que la lleve a desequilibrar los platillos de la balanza introduciendo la politización y mercantilización de la misma? O por el contrario, consideraremos necesaria la limitación de la elección sólo en el poder jurídico y no en el político, y por tanto determinaremos la Alta Jefatura de los Estados en el seno de la justicia impidiendo que una falsa e hipócrita elección que advierte discriminación, lleve a la dependencia de la Alta Jefatura ante un grupo oligárquico al que tenga que rendirle cuentas a espaldas de la justicia y del pueblo?.

No hay comentarios: