domingo, 23 de marzo de 2014

MARCHA POR LA DIGNIDAD EN MADRID


En estos días estamos asistiendo a una serie de movilizaciones en Madrid que reclaman justicia social y rechazan todos los recortes sociales que se han venido dando desde el año 2008 y que se han agudizado con el gobierno del Partido Popular en el poder.
El Partido Popular, partido liberal conservador, llegó al poder con una campaña electoral en la que se prometió una amplia bajada de impuestos criticando la subida del IVA del 16% al 18%; con la que prometió el pleno empleo y hacer cumplir el derecho al trabajo, y también defendió la promesa de vivienda para los jóvenes. 

Toda esta campaña electoral de mentiras e incumplimientos han sido borradas de la mente de los votantes del PP, pero todavía muchos recriminan la estafa tan inmensa que supuso votar a un partido como el que actualmente sigue en el gobierno.

Mariano Rajoy, presidente del gobierno por el PP, nos quiere llevar a la reflexión de continuidad, tolerancia y sacrificio, senda por la que supuestamente “optaron" los españoles en tiempos del ex-presidente del gobierno Adolfo Suarez, fallecido el 23 de Marzo de 2014. Todo esto para mantenernos en la senda “constitucional" legitimando recortes e injusticias y programas políticos incumplidos por el Partido Popular y Mariano Rajoy.

La Marcha por la Dignidad de Madrid contra las injusticias, contra los recortes sociales, pone de manifiesto que el propio Partido Popular está yendo en contra de la propia constitución de 1978 que tanto dice defender porque ha mentido a los españoles en cuanto a los derechos básicos que nos está negando, derechos que, aunque aparezcan recogidos en esa constitución, son derechos constitucionales forales: sanidad, educación, trabajo, vivienda, pensiones,... entre otros derechos.

El Partido Popular y la “señora" Cristina Cifuentes, subdelegada del gobierno, y máxima responsable de la cantidad de policía antidisturbios aparecidos ante las movilizaciones sociales, y el presidente Mariano Rajoy se están mofando de todos los ciudadanos.

Primero porque han criminalizado la marcha social haciendo hincapié en la presencia de grupos minoritarios radicales que han herido al menos a 50 policías antidisturbios. La violencia ha nublado el fondo de la protesta, aunque Cifuentes salga de víctima en televisión y afirme cínicamente que la protesta ha sido un éxito.

Segundo, porque el fallecimiento de Adolfo Suarez le ha venido al gobierno muy bien para minimizar dicha marcha por la dignidad contra los recortes y que está pidiendo pan, vivienda, justicia y trabajo. 

Los Carlistas nos adherimos plenamente a las demandas y reivindicaciones sociales de la Marcha por la Dignidad, y rechazamos la manipulación que está haciendo el Partido Popular del fallecimiento de Adolfo Suarez parapetándose en la Constitución del 78 para legitimar recortes e injusticias sociales con las que no estamos conformes.

No hay comentarios: