martes, 4 de febrero de 2014

LOS ESTADOS DE LAS ESPAÑAS EN EL SENO DE LA CORONA


La Corona de las Españas para los carlistas es la institución transversal de las diferentes naciones y estados que la componen


Todos iguales no tiene que significar una única administración política y territorial, cuando realmente en las Españas siempre hubo distintos Estados, aunque todos ellos estuvieran en el seno de la institución de la Corona de las Españas. Para mi, atendiendo también a la legitimidad histórica, el mejor sistema democrático es el que permite la creación de sociedades infrasoberanas. Para no complicar el debate simplemente decir, que desde las distintas diversidades y hechos diferenciales existentes en la península ibérica, creo que tenemos el deber de pactar entre todos unos puntos mínimos comunes para hacer efectiva la solidaridad interterritorial, pero ésta misma no puede ser la excusa para hacer desaparecer los distintos Estados Unidos Españoles, si se me permite la expresión para que entendais el modelo que defiendo. Desde los Reyes Católicos, incluso antes hasta 1714 Catalunya fue un Estado, Valencia fue otro Estado, y Mallorca, al igual que Castilla, Vizcaya, Alava, Guipuzcoa, Argentina, Portugal, etc. La idea de Hispanidad era mucho más amplia y "confederal", porque la Monarquía Española era mucho más plural, diversa y multiconstitucional que la que nació a partir de 1833 que combatió al carlismo bajo el pretexto de la defensa de los derechos de la Reina Isabel "II". Aquel enfrentamiento de 1833 como el anterior de la guerra de sucesión entre Felipe V y el Archiduque Carlos III de Austria, puso de manifiesto si la Monarquía Española debía mantener vigentes los viejos Estados medievales, donde estaba representada Catalunya, o si por el contrario debía imponerse el nuevo modelo francés basado en los Decretos de Nueva Planta, es decir, en la supresión de los distintos Estados medievales que habían pervivido y que gracias a su existencia, los Catalanes siempre se habían sentido Españoles por hablar, legislar, juzgar con Cortes, Constituciones propias, Tribunales de Justicia propios, Hacienda Propia, etc. Había significado para ellos formar parte de una Monarquía Multiconstitucional y Confederal, y se sentían Españoles, ¡no por hablar castellano, y recibir leyes y reglamentaciones de Madrid! cosa que no ocurría, sino precisamente porque como durante toda la historia ellos habían gobernado en Catalunya con su Conde de Barcelona, que era al mismo tiempo Señor de otros Estados que conformaban la Unidad Hispánica. Todo ello supuso una integración multiestatal y plurinacional que fue eliminada bajo el señuelo de la "nación burguesa española", que pretendía ser la sustituta de la Monarquía Española, y acabar al mismo tiempo con las diferentes Naciones Ibericas que conformaron la vieja monarquía. Ello supuso el origen del conflicto vasco y también el triste enfrentamiento entre las dos Españas, la auténticamente federalista y confederal con su monarquía legítima al frente, la carlista, y de otra parte el modelo de la nación uniconstitucional burguesa capitalista que se impuso con el triunfo del golpismo y el militarismo, dando soporte a las reivindicaciones separatistas. Lo que comenzó en la historia siendo un proyecto multiconstitucional y plurinacional en el seno de la Monarquía Española, se ha visto transformado en el monopolio de Castilla, del Castellano, confundido todo como Español, haciendo de España una gran Castilla, y tratando de olvidar los antiguos Estados y Constituciones que habían regido por sus Fueros muchos siglos atrás.

Desde luego, todos deberíamos tener los mismos derechos, que no tienen porque ser exactamente iguales en todos los sitios, de la misma forma que ocurre entre Inglaterra y Escocia, o entre los distintos reinos escandinavos. No creo que un Noruego, un Sueco o un Danés estén desatendidos en sus derechos, sin embargo mantienen sus Estados, cuando aquellos tradicionalmente estaban unidos hasta el siglo XVI en la Unión de Kalmar. La misma Suiza está dividida en distintos Cantones o Estados. El Reino de Bélgica igual entre Valones y Flamencos. La Commonwealth es un gran ejemplo mundial de Unidad en la Variedad. Lo paradójico es que los Ingleses lo copiaron de las formas políticas y desarrollo del Imperio Español. Éste último, establecido el modelo jacobino nacionalista español bajo un sólo estado y una sola Constitución, comenzó a desquebrajarse debido a las Guerras de Independencia provocadas por no haber respetado las Constituciones y Derechos Forales en los distintos Estados Hispanos. Por eso los Ingleses mantienen Canadá, Australia o Nueva Zelanda, pues la Reina de Inglaterra también lo es de aquellos Estados que estoy mencionando. Cuando aprendamos en España el verdadero significado de la Hispanidad, comprenderemos lo realmente equivocados que están nuestros políticos, y como han confundido a la población para que ignoren lo que significa realmente ser español.

Obviamente no se trata de ser superiores ni inferiores porque en cada territorio las gentes gozan de un particularismo concreto que los hace únicos. Y ello no significa que sean ni más ni menos importantes, porque en Castilla también hubo Fueros y Cartas Pueblas como en León, cuando ambos eran Reinos, eran dos Estados soberanos bajo la Corona de Castilla. Por supuesto que los Leoneses y los Castellanos tienen derechos a sus Estados, porque son dos Naciones históricas también. Todos podremos ser Españoles en el seno de una monarquía española que restablezca los Viejos Estados que hicieron a las Españas muy grandes. Yo estoy por la Unión, pero Confederal. Soy Español si, pero porque antes soy del Reino de Valencia, un reino que fue Estado Soberano y Nación. Primero fueron los distintos reinos y estados medievales. No lo olvidéis.

El problema del separatismo es que arranca del agravio que supuso la disolución de los Viejos Estados que componían la Monarquía Española, con la imposición de los Decretos de Nueva Planta. Aquello se disipará cuando se restauren y los catalanes puedan decir que son Españoles pero porque son Catalanes, y no el discurso del revés que se ha realizado desde 1714: sois Catalanes porque sois Españoles. El centralismo político fue el creador y generador del separatismo. Cuando se antepuso España a los Viejos Estados fue cuando apareció el separatismo. Antes no lo hubo. Ni en tiempos de los Reyes Católicos, ni con Carlos I, ni la Casa de Austria. Sólo cuando Gaspar de Guzmán y Pimentel, Conde-Duque de Olivares impuso el impuesto de guerra llamado "Unión de Armas", de manera arbitraria, los Catalanes y los Portugueses se alzaron en armas por sus Fueros y Constituciones, también Aragón se sublevaría en 1640. Sólo Portugal logró la independencia. Catalunya no pudo lograrla porque fue traicionada por los Franceses. El Rey de las Españas, Felipe IV volvió a Jurar las Constituciones Catalanes, y los Catalanes lo aclamaron como su legítimo Conde de Barcelona luchando contra la invasión francesa. Cuando la gente sin saber dice que Catalunya no fue jamás un Estado y una Nación, hiere de forma muy profunda el sentimiento catalán que les hace luchar por sus viejas Constituciones y Usos. Lo paradójico de todo, es que antes de que España tuviera Constituciones, Catalunya ya las llevaba teniendo desde el año 1147. España como tal sólo a partir de 1812.