jueves, 13 de febrero de 2014

INDEPENDENCIA Y LIBERTAD EN LA VÍA CONFEDERAL




A propósito de la consulta en Catalunya y el derecho a decidir de los catalanes sobre su futuro,sostengo entre otras cosas la cara de tontos que se nos queda a todos aquellos que defendemos y que han defendido antes que nosotros un modelo autonómico y que ahora demandamos un marco federal incluso confederal, porque resulta que hemos dado la cara siempre por la defensa de la diversidad de los hechos diferenciales y las libertades, y ahora a todos aquellos a quienes hemos defendido porque también forma parte de nuestro programa político resulta que nos lo pagan muy malamente con una propuesta claramente separatista. Con ese comportamiento parecen querer dar la razón a los defensores de los argumentos centralistas, quiénes a su vez nos hacen responsables a nosotros por la deriva separatista. Me parece muy injusto y lamentable el comportamiento de los separatistas y los separadores que sólo buscan legitimar sus posiciones en beneficio de la ruptura y la confrontación ciudadana, impidiendo el diálogo básico, la empatía y la comprensión, impidiendo el desarrollo de una tercera vía foralista que mantenga los principios de independencia y libertad y los vínculos históricos de las Españas a través de los Fueros y Constituciones y la lealtad al legítimo monarca SMC don Carlos Javier I de Borbón.
Será un fracaso lamentable de ruptura traumática la pretendida y tan aclamada y ansiada independencia y libertad en una vía marcadamente separatista que entregará a aquellas naciones que la demandan al yugo capitalista y a la soberanía del poder financiero y de los mercados. ¿Qué clase de libertad e independencia política sería esa?
Nosotros los carlistas sostenemos los principios de independencia territorial, soberanía política y libertad en un marco confederal dónde queda expresado el pacto foral y multiconstitucional con lealtad a la Corona de las Españas. Demandamos pues un marco confederal, una vía confederal y no la ruptura separatista ni la imposición centralista.

No hay comentarios: