miércoles, 9 de octubre de 2013

¡HUGONOTES!

Enrique IV de Francia


Hugonote viene de la palabra alemana "Eidgenossen", que significa Conjurados. A los protestantes calvinistas franceses dirigidos por Enrique de Navarra se les conocía por tal nombre. Con este príncipe hubo nobles católicos como los Borbón-Condé, pero a todos se les llamó así. En el siglo XX, los carlistas que reconocieron a Don Carlos Hugo de Borbón como Rey de las Españas, recibieron el nombre de "Hugonotes", por el nombre de Hugo. 

Quienes se lo pusieron eran los "Estorilos" y "Rodeznistas" que acataban la figura de Don Juan de Battemberg, el abuelo del actual jefe del estado español. Sin embargo, los detractores de Don Carlos Hugo, dentro del carlismo utilizaron también la denominación de "Hugonotes" para señalar a los "carlistas socialistas". 

Ser "hugonote" no es ningún insulto, cuando significa ser un conjurado, y en este caso un conjurado contra el sistema capitalista, un conjurado contra la mercantilización de la vida. Como aquellos conjurados que defendiendo a su Rey, reivindicaron las libertades y mayor justicia. En el XVI subiría el primer Borbón al trono de Francia con el nombre de Enrique IV.