viernes, 25 de octubre de 2013

HUELGA Y MANIFESTACIÓN POR LA EDUCACIÓN PÚBLICA



El día de ayer 24 de Octubre de 2013 asistimos a un acto de protesta por la educación y la escuela pública. No nos manifestamos por más ordenadores como algunos vulgarmente piensan. Nos manifestamos precisamente porque muchos de los que respaldan la actual ley de educación impuesta por el gobierno de Partido Popular, jamás hubieran podido estudiar.La educación pública está siendo diezmada. Ya no sólo se han conformado con los recortes salvajes en educación, sino que han procedido al aumento de las tasas educativas. Estudiar cuesta más económicamente, y el acceso a la educación está limitado.

El derecho de huelga y de manifestación es un derecho fundamental que tiene que siempre estará contemplado en cualquier código democrático que se precie. Luego, no es ningún juego. Aquí estamos para exigir a los responsables políticos de la educación que tengan una mayor sensibilidad al respecto, porque no tienen ninguna, y que hagan el favor de dejar a los profesores como gremio educativo, dirigir la educación y la escuela pública, porque hasta ahora la han dirigido gentes ajenas al mismo gremio, como es el actual ministro José Ignacio Wert.

El único camino que los estudiantes tienen de protesta, y como ciudadanos de hoy y del futuro, es ejercer sus responsabilidades, y el derecho de huelga y manifestación es una gran responsabilidad. Lo que quisiera toda esa derecha es precisamente recortar y subir las tasas sin que nadie, ni un sólo estudiante diga nada, porque lo que quieren son borregos.

El carlismo, como movimiento tradicionalista, siempre valoró la cultura y la educación, porque mientras los liberales desamortizaban y saqueaban el país poniéndolo a la venta tal y como lo sigue haciendo hoy la derecha; los carlistas se opusieron a las mismas y trataron de mantener la cultura, y no de quemarla o venderla.

En defensa de la Escuela Pública, contra los recortes y contra la subida de las tasas, contra la mercantilización de la educación, la docencia y la enseñanza. Nada más y nada menos que esto es lo que se pidió ayer, aunque algunos se quedan en lo "anecdótico" señalando como "kale borroka" las actuaciones de algunos colectivos neo-anarquistas, para desprestigiar el verdadero fundamento de la protesta.