jueves, 7 de febrero de 2013

MONARQUÍA SOCIALISTA Y CONFEDERAL

La Monarquía tendrá que ser Socialista y Confederal. Hasta el mismo Don Jaime III de Borbón se declaró Socialista Sincero. Hasta el mismo Vázquez de Mella hablaba de que si la Dinastía se extinguía, las masas carlistas engrosarían las filas del socialismo. El Socialismo Autogestionario no es nada extraño en el carlismo, y complementa la Doctrina Social de la Iglesia Católica. Por otra parte, esta DSI, cada grupo político la practica a su manera, pues los liberales conservadores y democristianos dicen aplicarla también; claro que si!!! Desahuciando a la gente, dejando en paro a los trabajadores, mercantilizando la vida, y luego los muy hipócritas nos hablan de valores, en el seno de una economía capitalista. La economía tiene que ser socialista, de lo contrario, no habrán valores que defender. Será predicar en el desierto. Ese socialismo viene de la defensa que hace el carlismo del Comunal de los Municipios, y lo público, la intervención pública de los municipios y las corporaciones locales. Tres poderes: Judicial para la Corona, el Rey es el presidente y Juez del Alto Tribunal del Poder Judicial; de forma subsidiaria la Corona interviene de forma efectiva. El poder legislativo para las Cortes. Son las Cortes y sus miembros, estén representados de forma orgánica o inorgánica, son quienes tienen que legislar. Y el poder Ejecutivo, lo tienen que detentar de forma autárquica o autogestionaria los ciudadanos, a través de la participación local, las corporaciones locales y los municipios, comarcas y localidades. La Monarquía tiene que ser Confederal, pues la Tradicional era Compuesta, Territorial y Polisinodial. Eran las Españas, no España, no la nación española. Eran diversos Estados, diversos reinos, señoríos y principados. Seamos fieles a la Tradición de la Monarquía Española, y reconozcamos lo dicho.