martes, 25 de septiembre de 2012

25 DE SEPTIEMBRE: ¡TOMA EL CONGRESO!

 El parlamento o Congreso de los Diputados al estar monopolizado por el partido del gobierno, y al no permitir la participación ciudadana, siempre ha representado ser la institución de la oligarquía capitalista dominante. Históricamente, en Inglaterra, desde Guido Fawkes y la conspiración de la pólvora, que trataba de hacer valer los derechos de los católicos en igualdad de condiciones que los protestantes, hasta la ejecución del Rey Carlos I de Inglaterra, por el mismo parlamento, rey que trató de someter a la plutocracia en interés del bien público , ha demostrado ser la institución de la plutocracia burguesa en contra de los derechos del pueblo y de la Corona Legítima.

 

No es nada nuevo históricamnete hablando la idea de tomar el parlamento es muy vieja, porque de lejos nos vienen las injusticias. Hace muchos años, y siglos, en 1642-1649 hubo una guerra civil en Inglaterra, Escocia e Irlanda entre realistas partidarios de la Corona y parlamentarios, partidarios de esta última institución.

El parlamento significó el poder de representación de la oligarquía burguesa, los capitalistas, financieros y grandes terratenientes, que se habían beneficiado con el comercio de Londres y el resto de ciudades portuarias inglesas y el libre mercado. La disputa inicial era quien debía cobrar los tributos aduaneros, si el Estado representado por la Corona de los Estuardo, o el Parlamento representado por la burguesía comercial protestante.

El protestantismo había sido la excusa de los capitalistas para en realidad defender sus intereses plutócratas, y el catolicismo representaba unos valores comunitarios y una economía comunal o "socialista". El protestantismo venía a ser el egoísmo burgués y el catolicismo la defensa de unas formas de vida comunitarias.

En 1688 el parlamento, institución que representaba a la City de los negocios de Londres decidió pegarle un golpe de Estado a la Corona de Inglaterra, e hizo huir al Rey Legítimo Jacobo II de Inglaterra. Los Whigs, liberales y algunos Tories llamaron al usurpador Guillermo "III" de Inglaterra, que respetaba la declaración de derechos burguesa, que venía a imponer el sistema capitalista, la privatización y la desamortización de los bienes comunales, o de lo que quedaba de ellos.

Pero incluso ya en 1601 los católicos organizados trataron de hacer saltar el parlamento de Inglaterra, por la persecución que sufrían por parte de los protestantes. Esa persecución era la excusa para imponer el sistema burgués, la propiedad privada y e trabajo asalariado, y para ello se estableció la confiscación de bienes, tierras y propiedades comunitarias tanto de la Iglesia Católica (monasterios, orfanatos, leproserías, hospitales), como la de los municipios y comunidades locales. Los católicos ingleses tuvieron que hacer frente a estas injusticias y algunos de ellos como Guido Fawkes decidieron la llamada Conspiración de la Pólvora el día 5 de Noviembre de 1604 para volar el parlamento con todos los diputados de la cámara, exceptuando aquellos que eran proclives a defender sus reivindicaciones. Para ello trataron de avisar a los nobles y caballeros católicos para que no aparecieran por allí, lo cual alertó a los parlamentarios protestantes, dando al fin con el plan y complot.

El día 25 de Septiembre se nos ha llamado a participar en la toma del Parlamento, porque esta institución ha sido usurpada por los poderes capitalistas y el libre mercado. Es la institución de la oligarquía, no del pueblo. Y es más, la prueba misma, de que esta institución ha sido tomada por las fuerzas de la oligarquía capitalista internacional es que el gobierno del Partido Popular ha tenido que traicionar los presupuestos políticos que llevaba en la campaña electoral, que fue por lo que le votaron la gran mayoría de españoles, según nos dicen. Entonces el PP ha tenido que cambiar de estrategia, por mandato imperativo de la Unión Europea y el Capitalismo internacional. Los tenedores de deuda, los tratantes de usura, los especuladores, ya le han dicho al gobierno todo lo que tiene que hacer: incumplir su programa electoral, subir el IVA, recortes sociales, toda una política económica que nos lleva a amputar la demanda agregada, y nos lleva al empobrecimiento social de las clases medias y bajas.

Esto no lo ha querido entender el gobierno del PP. Y nos siguen diciendo que son muy patriotas y que tenemos que hacer sacrificios. Por otro lado vemos casos de corrupción, apropiaciones legales de miles de millones de euros por parte de políticos y banqueros en indemnizaciones millonarias, también hemos visto como se ha pactado la instauración de "EUROVEGAS", y como la oligarquía capitalista internacional escupe sobre el Estado del Bienestar, minando la moral de todos los habitantes y ciudadanos españoles.

Esto es una pena, pero la oligarquía capitalista con su comportamiento nos ha llevado a esta situación, y no ha querido colaborar en lo mas mínimo ante esta crisis, porque no ha dudado en expatriar sus capitales financieros, dejando tocada todavía más a la banca española, una banca que por otra parte debía de estar desde hace mucho tiempo nacionalizada e intervenida, para combatir malos usos y abusos privados de muchos de sus miembros y consejeros.

Tomar el parlamento es un símbolo. Un símbolo como lo fue en el pasado la toma de la Bastilla o el Muro de Berlín. Estos acontecimientos agradaron mucho a la oligarquía capitalista, porque sabían que con ellos establecerían sus políticas de desprotección social y recortes, con la aniquilación de gremios y sindicatos, de aranceles y protecciones, de derechos y libertades concretas darían pie a la libertad del dinero, la libertad del que tiene frente al que no tiene, la libertad plutócrata. Esto fue las revoluciones liberales burguesas y capitalistas, la imposición de la libertad para comprarlo y venderlo todo, para dar pie a la mercantilización de la vida. ¡Ya estamos y vivimos en la globalización neoliberal capitalista!. ¡Ahora somos todos y todas muy "progres" porque vivimos en la Unión Europea dentro del Euro, verdad!. Nos vendieron aquello de que para hacernos un corte de pelo en París no necesitábamos cambiar de pesetas a francos porque tenemos el euro. ¡Han ganado los liberales, los capitalistas, los financieros, mientras nosotros, por decir algo estábamos durmiendo, y nos hemos encontrado que todos ellos desde hace mucho tiempo ya habían tomado el congreso, y que ahora nos quieren hacer creer que esto es la democracia, que esto es el régimen de libertades que nos hemos dado!. Esto es una pura falacia neoliberal, y hay que acabar con toda esta idolatría del capital y de este falso sistema "democrático" que lo ha mercantilizado todo: derechos y libertades, justicia social, la monarquía, todo!!!

No hay comentarios: