jueves, 30 de agosto de 2012

¿POR QUÉ DEFENDER LA INSTITUCIÓN DE LA MONARQUÍA CARLISTA DENTRO DEL PARTIDO CARLISTA?

 

El carlismo, el partido carlista nació en 1833 siendo monárquico. ¿Por qué? Porque denunciaba la usurpación que había sufrido la Corona de las Españas, por parte de la burguesía capitalista, que ponía la Corona al servicio del capitalismo y la oligarquía plutócrata. Así los carlistas siempre nos hemos presentado como los defensores de la auténtica monarquía, frente a aquellos que diciéndose monárquicos y católicos ponían las instituciones políticas, los valores tradicionales, al servicio de la casta plutócrata y capitalista, al servicio de la mercantilización de la vida.

El partido carlista, debe su nombre a los reyes legítimos de las Españas, aquellos que formaron con el tiempo la dinastía proscrita; precisamente al pleito dinástico, a pesar de que éste escondiera un pleito ecónomico-político-social.

La defensa de la institución monárquica dentro del partido carlista debe mantenerse, porque todo el mundo sabe al oir partido carlista, lo identifica claramente con el pleito dinástico. ¡Y este continua!.

¿Por qué monarquía legítima frente a república?

La figura de un presidente de la república es inestable. Una vez elegido debe devolver favores y contraprestaciones a aquellos que lo eligieron. A parte del encarecimiento mayor que es la institución de la república. Nos hace creer que todos los ciudadanos somos iguales y que podemos salir elegidos, cuando eso no es cierto, porque aquí quien manda realmente es el poder del dinero, el capitalismo. Así que por mucho que se nos llene la boca de democracia y de república, la realidad es que gobiernan los plutócratas.

¿Qué puede hacer un presidente de la república frente a las injusticias que provoca la existencia del sistema de explotación capitalista? Nada o muy poco, ya lo estamos viendo en repúblicas como la alemana, la francesa, la italiana, la portuguesa, la irlandesa, o la de EEUU. ¿Es este el modelo republicano que queremos? ¿Y por qué una república? ¿Por qué todos podemos salir elegidos democraticamente? Esto es una falacia, por no decir una gran mentira de autoengaño, que tiene el objetivo de renegar del papel de la Dinastía Carlista y la monarquía legítima en el carlismo.

El Rey legítimo tiene una misión: defender al pueblo de los intereses privados y egoístas de la plutocracia burguesa que al final impuso el sistema capitalista. El rey tiene que velar por la rex-pública, la cosa pública, el bien común, por el comunal, por el colectivo, por los derechos y soberanía social de lospueblos de las Españas. Un presidente de la república que tenga este proyecto es derribado cada cuatro años, mientras que una dinastía que preside hereditariamente la jefatura del Estado o de los Estados, es mucho más dificil que sea derribada.

El rey legítimo no debe su poder a grupitos concretos y particulares, y por ello no estará sujeto a las oligarquías dominantes, su misión principal es la de arbitrar y administrar justicia con lo cual su papel queda destacado en ser la máxima autoridad del Alto Tribunal de Justicia, siendo la última instancia. Siendo el poder judicial de caracter monárquico legitimista.

En resumen:

A) la misión de la monarquía y del rey es la de sujetar a los ricos (plutocracia capitalista) en interés de todos, del bien público, de la rex-pública.

B) presidir el alto tribunal de Justicia y en consecuencia ejerce como Juez en última instancia.

C)  Porque el rey no tiene que devolver favores o contraprestaciones ya que no es elegido por un grupito político, mediático o económico, y en este sentido tiene mayor capacidad de independencia y de velar por el interés y bienestar de todos los ciudadanos.

D) Un presidente de la república es un político, es facilmente sustituible por los poderes económicos, un monarca no.

E) En el caso de la actual monarquía neoliberal y capitalista es producto y resultado que esta institución está al servicio de la oligarquía plutócrata y no al servicio de los ciudadanos. ¡Conocemos la historia, sabemos que se trata de una dinastía usurpadora, comprometida con la casta capitalista burguesa y neoliberal, y por eso toca cambiarla!.

F) El pleito dinático lleva tras de si un pleito económico-político-social. El pleito dinástico es un juego de tronos. Por un lado estan las fuerzas capitalistas aupando el trono del actual jefe legal del Estado Español Juan Carlos, "rey de España" por la gracia del dictador Franco. Del otro lado estamos las fuerzas socialistas, sociedalistas, tradicionalistas, como se las quiera llamar, el caso es que estas fuerzas tienen en común la preocupación por el bienestar del pueblo. Reivindicamos la nacionalización de la banca y las grandes empresas capitalistas que operan en suelo español, reivindicamos la negación de la banca y la negativa a la deuda nacional, reivindicamos la nacionalización de los sectores estratégicos, reivindicamos la amortización de los bienes comunales, para que los mismos sean instrumentos y recursos del pueblo, y no de la oligarquía capitalista plutócrata nacional y extranjera. Reivindicamos una democracia de aldea, donde exista una auténtica participación ciudadana. Reivindicamos una monarquía democrática, socialista y confederal, donde existan pluralidad de asambleas y congresos autogestionarios, donde las leyes y las constituciones las haga el pueblo. La monarquía legítima en todo este complejo sirve para representar la superestructura y para ser la última instancia del Alto Tribunal del Poder Judicial, pues su misión es la de administrar justicia.

                                PODER LEGISLATIVO: el pueblo a través de asambleas locales donde existe la participación ciudadana.

                                PODER EJECUTIVO: el parlamento o Cortes Generales o Congreso de los Diputados.

                                PODER JUDICIAL: el rey legítimo