sábado, 28 de julio de 2012

GREGORIO PECES-BARBA

 

Padre del Constitucionalismo burgués español y también uno de los artífices de la "segunda restauración borbónica". Peces-Barba siempre se caracterizó por su anticarlismo, sobretodo por su oposición a los hechos diferenciales existententes y vigentes en las Españas periféricas, al creerse él como otros que "ancha es Castilla". El constitucionalismo de Peces-barba era en realidad, y se ha visto, por la continuidad en el poder desde el siglo XIX de la oligarquía burguesa y plutócrata, un constitucionalismo uniformista, jacobino, homogeneizante, laicista, masón, anticristiano y liberal capitalista.

Permitir esto era sostener y pactar con la derecha burguesa y capitalista la segunda restauración borbónica al estilo Antonio Canovas del Castillo. Sin embargo este señor siempre se mostró anticlerical, no quiso reconocer nunca los Valores Cristianos que de alguna manera existen en Europa, y hizo todo lo posible por una Europa Laica y sin valores, diluida por el mercado y la globalización capitalista, ajena a las tradiciones y los valores comunitarios de los pueblos europeos, incluído el vasco y el catalán, por supuesto.

Don Gregorio me recordaba sin violencias y por su vehemencia a aquel general que venció a los carlistas y bombardeó Barcelona, Espartero, pues tenía la misma predilección que él por Catalunya y Barcelona, Vascos y Navarros. En él se desprendía su actitud jacobina centralista, y todo al final, para defender una España postrada ante los poderes económicos financieros y capitalistas. Se ha muerto este señor, no se si lo suficientemente consciente, para ver que esta españa mía, esta españa muerta, está muy lejos de la democracia que tanto se les llenaba la boca a estos padres de la constitución. ¿Qué democracia puede haber, cuando esta está secuestrada por el poder del dinero? ¿Qué capacidad de decisión democrática existe para la población, cuando es el poder capitalista y plutócrata el que manda? Menuda democracia de mierda nos han traído los padres de la constitución plutocrática y burguesa!!! Por eso le caían mal los carlistas, hablaba mal de nosotros, porque para este hombre éramos la reacción política sin más, cuando en realidad somos la expresión legítima y democrática del pueblo sin yugos capitalistas ni caciquismos oligárquicos.

Don Gregorio era enemigo de la Autogestión política y de la democracia. Era partidario como otros del lema: "Todo para el pueblo pero sin el pueblo". Aunque antifranquista, también lo fueron los carlistas, no le legitima su posición para aparecer como un democrata de toda la vida, y lo constata el haber contribuido a poner a España de rodillas frente al capital. Supuestamente muy de izquierdas, bla bla, bla y todo eso, pero en realidad ha sido amigo de la progresía plutocráta, pero no del pueblo español, y menos todavía de Vascos y Catalanes, que le recordaban que las Españas, de toda la vida, desde que nacieron eran varias, plurales y diversas, y no como él tenía en su cabeza: "una, grande y libre".

No hay comentarios: