domingo, 4 de marzo de 2012

MONARQUÍA SOCIALISTA FRENTE A REPÚBLICA CAPITALISTA

El contexto económico y político actual español y de la Unión Europea en general, nos permite reflexionar sobre la necesidad real de un cambio económico, de un cambio del sistema económico capitalista a otro completamente distinto, es decir, socialista, ecologista, comunitarista, colectivista y cooperativista, donde el egoísmo , la competitividad, el dinamismo de la economía y sistema capitalista sean prácticamente rechazados y anulados por el bien común, por la rex-pública.
El problema que tenemos en nuestro país y en Europa en general es el daño creciente que ha propiciado las doctrinas liberales económicas desarrolladas con la globalización que han traido el sistema neoliberal capitalista, y por tanto las privatizaciones, las liberalizaciones, la flexibilidad de mercado, la flexibilidad salarial y por consiguiente la precarización laboral y la aniquilación de cualquier tipo de estabilidad económica, que es el fundamento y existencia económica de que existan en el futuro familias.
El sistema económico capitalista sólo se vale de los mejores, potenciando la ley de la selva, y se olvida de aquellos que no son tan dinámicos, ni tan competitivos, y por supuesto se olvida de aquellos que no estan pensando permanentemente en hacer dinero y acumularlo. El sistema capitalista da más importancia al poder del dinero y los bienes naturales quedan relegados a un último plano, porque lo importante es tener dinero, para este sistema.
Así cuando muchos se pronuncian por la vuelta al sistema republicano, yo les quiero hacer ver, que si lo que quieren para España, o las Españas, es una República a la Francesa, a la Italiana, o a la Alemana o incluso a la de EEUU, quiero que sepan que no veremos solucionados nuestros problemas con dicha república, porque aunque es muy discutible ¿qué institución sale más cara? y ¿cuál es más democrática?, habría que reflexionar al respecto, ya que una República que permite un sistema económico capitalista es igual de nefasto que una república coronada como la que tenemos en España, ¿por qué? Pues porque seguiríamos teniendo los mismos problemas que nos aporta la existencia del sistema económico capitalista y su globalización neoliberal. Sus recetas nos llevan a la obligación de tener que ser atractivos de cara al exterior para atraer nuevos inversores y compradores de deuda, y para que ello sea posible el neoliberalismo capitalista permite la librecirculación de capitales internacionales y además permite la precarización del marco laboral, social, cultural y ecológico de un país, ya que para ser atractivo un país ante nuevos inversores debe competir con otros ofertando costes a la baja, lo que se traduce en una fuerte, despreciable y lamentable precarización del empleo por ejemplo.
Para mi los empresarios y su banca de los negocios son creadores parciales de la riqueza de un país ya que si fuera por ellos, la educación, el medio mabiente, la sanidad, por ejemplo estarían muy alejados de la mano de Dios, y ahora mismo comprobamos que ese es el espíritu que les caracteriza. Así pues, por supuesto que el empleo se crea también por el BOE, y por decisiones económicas planificadas, porque no decirlo, incluso bajo la amenaza de nacionalizar bancos como el BBVA o el SANTANDER, ¿por que no?.
La oligarquía económica capitalista responde al reflejo de una clase política totalmente despreciable: la burguesía capitalista. Ellos hicieron todas las revoluciones aplastando y aniquilando a la monarquía tradicional, monarquía que los carlistas defendían al ser de espíritu socialista, porque el Rey ponía coto y sujataba a los ricos en beneficio e interés de todos, pero la monarquía capitalista expresa poner dicha institución al servicio de la clase dominante, mientras que la monarquía socialista de los carlistas trata de que la institución monárquica vuelva a su senda tradicional que es la defensa de la Rex-pública y el interés de todos los ciudadanos que vieven en nuestro país y no en interés de la casta oligarquica que lo gobierna y lo preside y esta vez al amparo descarado de la internacional capitalista burguesa que es lo que representa la globalización neoliberal capitalista.
Por ello frente a la República Capitalista hay que defender y ofrecer la Monarquía Socialista que representa la Rama de los Borbones de la Dinastía Carlista, representada por S.M.C. Don Carlos Javier de Borbón, Rey de las Españas.