sábado, 15 de octubre de 2011

LOS CRISTIANOS CÁTAROS

San Jorge luchando contra el dragón, símboliza la lucha del bien contra el mal. Para los Cristianos Cátaros la lucha de San Jorge contra el Dragón no quedó clara, ya que el mal no quedó doblegado al bien, al verificar la imperfeción del mundo material, tanto por su crueldad, como por la terrible injusticia.
San Miguel desafía y lucha contra aquellos que tratan de desafiar a Dios. El primer desafio al que se enfrentó Dios fue al maligno. Según los Cátaros, el maligno y las fuerzas del mal tienen tanto poder como las fuerzas del bien, por lo tanto el mal no ha quedado doblegado al bien, como pretendió aseverar la Iglesia Oficial, al condenar a los Cátaros a la hoguera a través del proceso inquisitorial.



"Los Cátaros, el pueblo de Dios"

http://youtu.be/MIRGFgMAUp0

Fuente: Destylou-Historia







Los Cristianos Cátaros medievales, creían en la existencia de Dios, quien representaba a las fuerzas del bien. Sien embargo los Cátaros también creían en la existencia de las fuerzas del mal, y es que para ellos tenía tanto poder Dios como el maligno. Ese maniqueísmo o dualismo trataba de justificar la perfección y la bondad de Dios. Este mundo imperfecto no puede ser obra de Dios, sino tan sólo una parte. Se trata de un cuadro de una obra bonita que ha sido manchada por un fuerza contraria que trataba de boicotearlo todo y que tiene tanto poder como Dios mismo.
La Iglesia Oficial trataba de asegurar que todo lo que nos rodea es Creación Divina o deviene de dicha creación, sien embargo, la realidad del mundo material, viene a demostrar que no todo lo que pensamos o creemos que es obra de Dios, lo es realmente.
Así, desde la influencia platónica del mundo ideal o celestial por un lado, y por otro el mundo real o material, separado ambos por la línea del Jorismós. Se trata de dos mundos contrapuestos y enfrentados.

El Catarismo combatía la hipocresía y el conformismo respecto a la Iglesia "Oficial", tratando de purificar y hacer posible la aseveración de “Y vio Dios que era bueno”, al terminar Dios de realizar su Obra. A posteriori la obra de la creación mutó, se desarrolló o evolucionó a través del devenir de los tiempos. Sin embargo, sigue de actualidad hoy el hecho de pnesar si realmente este mundo imperfecto ha sido obra de un Dios Bueno, Misericordioso y Perfecto. Los Cátaros no lo veían posible, pero si para entender que tiene tanto poder el mal como el bien, y por tanto no tiene sentido tratar de aseverar que el mal está doblegado al bien como ha sido reafirmado históricamente por las Iglesias Oficiales (Católica y Ortodoxa). Los Santos Guerreros siempre se nos aparecen como paladines y luchadores doblegadores del mal. A San Jorge lo vemos derrotando al Dragón que simboliza el mal. A San Miguel lo vemos desafiando y combatiendo a aquellos que tratan de desafiar a Dios. Sin embargo en la realidad las fuerzas del mal vencen a las del bien. El sistema económico capitalista es el mismo mal, amparado y respaldado por todos y su "Dios" es el "Capital". El poco ahínco y fervor con el que la Iglesia "Oficial" ataca al sistema económico capitalista hace que muchas personas le retiren su apoyo y prefieran únicamente la denominación de Cristiano a la de el adjetivo calificativo de "Universal" que viene del griego Katholiko. Los Cristianos Cátaros no aceptaban el adjetivo calificativo de Katholiko sino el de Katharo, que significa "Puro". Estos cristianos medievales buscaban la autenticidad en la vida sencilla, atacando las hipocresías de la Iglesia "Oficial".