miércoles, 28 de septiembre de 2011

EL PARTIDO POPULAR Y LA REVOLUCIÓN FRANCESA





He aquí los herederos de los revolucionarios burgueses, tanto de la revolución francesa (1789), como de la usurpación española de 1833. Pretenden hacernos creer que son víctimas de la revolución del 15M, cuando fueron beneficiados por la revolución liberal conservadora que tuvo lugar en España en 1833, con la subida al trono de la niña Isabel "II". Ellos, los burgueses, introdujeron en España el sistema económico capitalista, la centralización constitucional y la privatización de los medios de producción, dejando al pueblo sin sus tierras comunales y sin su sistema de control y fiscalización de los precios. No pueden presentarse como víctimas de la revolución. Esperanza Aguirre ¿de dónde le viene el título de marquesa?. Muchas familias burguesas se ennoblecieron comprando títulos nobiliarios a la monarquía capitalista que la plutocracia burguesa imponía en las Españas dejando al Carlismo proscrito, y al Rey Legítimo Carlos María Isidro de Borbón en el exilio. La revolución francesa fue una revolución burguesa y ellos son la prueba mismo.





El Partido Popular presenta junto a Pedro J. Ramírez, su mujer, Esperanza Aguirre, Pepe Bono (Psoista) y Mariano Rajoy, un libro sobre la Revolución Francesa con la intención de poner en evidencia el golpe de Estado que tuvo lugar durante la Revolución Francesa, por Danton, Marat y Robespierre.
El libro denuncia el golpismo revolucionario sin querer atender al hecho que significaba la propia revolución burguesa en si, porque la historia de la revolución francesa no es más que la historia de una revolución burguesa. Quienes pretenden advertirnos desde las filas del Partido Popular (Partido liberal burgués conservador heredero del golpismo y la revolución burguesa, desde 1789, 1812, y 1833) que la práctica golpista y revolucionaria, que la via de la violencia no lleva a ningún lado, amparándose en los hechos acontecidos durante la revolución francesa, presentándose y todo casi como víctimas de la misma, como si sus antepasados hubiesen sido víctimas de aquella revolución burguesa, que trascendió en las Españas, con la proclamación de la Pepa en 1812, y en la usurpación liberal burguesa conservadora de 1833, no tiene legitimidad para decirlo ni para hacerlo, porque tanto ellos, como sus antepasados son los herederos de la revolución liberal burguesa capitalista conservadora. Ellos son los herederos de los ladrones que conservan sus robos y usurpaciones al clero y al pueblo.
Recordemos que fue la burguesía, la clase que instrumentalizó al pueblo para realizar la revolución, utilizándolo como ariete contra las instituciones del Antiguo Régimen; instituciones que muchas de ellas sometían y ponían en vereda a las actividades financieras y comerciales de la burguesía capitalista. Fue la burguesía capitalista comercial quien máximo interés tenía por destruir los gremios, tasas y aranceles por considerarlas trabas feudales. Fue la burguesía financiera y capitalista, de quienes son hoy herederos los señores del Partido Popular y toda la derecha europea, quienes se empeñaron en destruir los usos y costumbres que el municipio medieval legó a la Monarquía Tradicional sobre la sólida tradición de intervención en la vida económica y social, que no permanecía indiferente ante ninguna de las actividades profesionales y comerciales de sus burgueses, fiscalizando permanentemente bajo una política de control de precios los bienes producidos en la economía, mediante la intervención de los gremios y buscando siempre el justiprecio, y la crítica feroz a la usura.
Por tanto si bien la revolución francesa ponía algunas tierras a disposición del campesinado facilitando el reparto de las mismas y creando una clase campesina vinculada a la tierra, tampoco debemos olvidar que el sistema de Antiguo Régimen tenía las tierras, el suelo y propiedades amortizadas, de manera que no se podían vender, ni ser compradas en el mercado, garantizando así a los campesinos su vivienda intergeneracional o transgeneracional. Fue la burguesía financiera y capitalista la que destruyó la amortización con la Revolución, la que introdujo el libre mercado y el capitalismo, la que prostituyó a la humanidad y a sus instituciones. Por ello no pueden venir hoy aquí estos burgueses usureros a demostrarnos que la revolución francesa no estuvo bien, y que se trató de un golpismo de Danton Marat y Robespierre como si tratasen de afirmar que los nuevos revolucionarios que tienen esas mismas características fueran hoy los movimientos de izquierdas y en concreto el movimiento del 15M.
No señora Esperanza Aguirre, no señor Rajoy y señor Pedro J. Ramiriez; aquí los únicos revolucionarios que asesinaron y robaron a su población con la revolución han sido la burguesía plutocrática europea y española, con tal de usurpar la legitimidad del Antiguo Régimen. Es el liberalismo económico y su capitalismo, del que ustedes hacen gala, el que precisamente el mundo entero se encuentre en la situación de cómo se encuentra. Son ustedes, quienes con su ideología neoliberal capitalista los que han creado estos destrozos mercantilizando la vida del ser humano hasta grados insospechados. No pueden venir ustedes hacerse pasar por las víctimas de la revolución francesa, porque ustedes no representan al pueblo campesino de la Vandee, ni a los Chouans de la Bretaña Francesa, ni representan tampoco al campesinado Carlista, ni a la Aristocracia tradicionalista, ni al Clero antiguo quienes escupían sobre el capitalismo y el individualismo burgués que ustedes representan. No pueden venir ustedes hacerse pasar como víctimas de la revolución que hicieron vuestros padres al contribuir con el hundimiento de las instituciones de Antiguo Régimen, de manera perversa y violenta, aliados con la masonería y la plutocracia nacional e internacional. No pueden ustedes venir presentando libros sobre la revolución francesa tachando de revolucionarios y golpistas a los antepasados de "los otros", como si no fueran los de ustedes, porque las instituciones liberales capitalistas que hoy ustedes representan son las que impusieron sus antepasados, sus propios padres a sangre y fuego, y ahora pretenden ustedes echarles la culpa a los colectivos vulnerables,a los deseherdados, a aquellos que se quedan sin casa y hogar y tienen que seguir pagando la hipoteca, y a todos los desahuciados, que además ustedes les reprochan el hecho de ser unos revolucionarios, como si se trataran de vuestros propios antepasados.

Pero para demostrarles que ustedes señores liberales conservadores del Partido Popular nada tienen que ver con las víctimas de la revolución francesa y española, les recordaré que fueron ustedes en España quienes privatizaron las Tierras Comunales de los Municipios, que fueron ustedes quienes privatizaron las Tierras de los Monasterios dejando a la Iglesia Católica arrodillada ante la plutocracia capitalista. Fueron ustedes los que homogenizaron las Españas bajo una sola constitución liberal cuando en el pasado habían sido los Fueros y Constituciones Consuetudinarias Tradicionales las que regían la vida política y económica de los habitantes de los Reynos Señoríos y Principados de las Españas. Fueron ustedes quienes usurparon la institución de la Corona dejando que la plutocracia capitalista gobernase a toda la Nación. Esto, pasó de ser diversos Estados a ser un único estado centralizado y homogeneo, imponiendo el castellano como Español. Impusieron el mercado y el capitalismo aniquilando con ello la tradición de la antigua monarquía hispánica y rompiendo con ello los lazos comunitarios de todos los habitantes de las Españas. En Francia significó con todo ello la caída de la monarquía tradicional y la llegada de la república burguesa y capitalista.
Fueron sus antepasados y las ideas capitalistas de sus antepasados las que privatizaron y vendieron el país a toda la plutocracia capitalista extranjera y nacional. Ustedes pues, son patriotas, los patriotas del dinero, servidores del dios capital, por ello no pueden ustedes presentarse como victimas de ninguna revolución porque ustedes son los hijos y descendientes de aquellos revolucionarios que dejaron al pueblo desnudo frente al sistema liberal capitalista que padecemos.






Los señores del Partido Popular no quieren una revolución porque no les interesa, ya que hace muchos años, sus antepasados realizaron la suya propia.

No hay comentarios: