sábado, 16 de julio de 2011

EL REY DESTRONADO

CRISTIAN II, REY DE DINAMARCA, NORUEGA Y SUECIA (1481-1559)

"La prosperidad de la Hansa decreció a finales del siglo XV, en el momento del fortalecimiento del poder monárquico representada en el momento en que la dominación danesa en Schleswig y Holstein amenazó a Hamburgo y a Lübeck. Cristian II intentó suprimir los privilegios comerciales de la Hansa y por ello ésta impulsó su destronamiento junto a la disolución de la Unión de Calmar"

La historia de este príncipe se corresponde con la llegada del incipiente capitalismo burgués danés a través de la reforma protestante luterana y el poder de la Hansa comerciante.
Sucedió a su padre Juan I, rey de Dinamarca y de Noruega. después de varios años de guerra se apoderó de la Corona de Suecia, reclamando la antigua Unión de Kalmar, que propugnaba la unión de las tres Coronas Noruega, Suecia y Dinamarca.

Cristian II se enfrentó a los intereses comerciales y capitalistas representados por la Hansa Burguesa de las ciudades del norte del Antiguo Sacro Imperio Romano Germánico. La Hansa ejercía un poder similar al monopolio oligárquico, que llevan a cabo hoy la Banca Internacional y las Multinacionales. Su creciente poder se vio debilitado a finales del siglo XV y a comienzos del siglo XVI por el refuerzo del Estado Monárquico Renacentista, que frenaba los feudalismos egoístas, sin embargo con la llegada de la religión protestante luterana, religión reformada, la Hansa volvería a recuperar buena parte de su poder económico.

Aliadas, la burguesía comercial y la aristocracia protestante, que buscaba enriquecerse con las propiedades de la Iglesia Católica, las tierras monacales y comunales del campesinado, al amparo de las desamortizaciones o privatizaciones que tuvieron lugar, también en Dinamarca y Noruega, bajo la excusa de la nueva religión, pondría dichas tierras y propiedades en manos de la oligarquía burguesa y capitalista, la cual elegiría y nombraría rey a Federico "I" de Gottorp en la Dieta de Vyborg en 1523. Federico "I" era tio del Rey Legítimo Cristian II de Oldenburgo, último Rey "Católico" de Dinamarca, Noruega y Suecia, porque se convirtió al catolicismo para atraerse la ayuda militar de Carlos I de las Españas.

Las tensiones entre católicos y protestantes era la excusa de la oligarquía capitalista para liberarse del poder del estado monárquico y acudir de nuevo a los feudalismos egoístas que había hecho famosa a la Hansa en tiempos pasados.

Del lado de Cristian II quedaba una gran parte del campesinado danés y noruego, la Iglesia Católica, y algunos señores feudales; representaban el rechazo al poder burgués capitalista y comercial de la Hansa y los egoísmos feudatarios de la alta nobleza que había asumido la religión protestante luterana. Aquí el protestantismo implicaba en manos de la burguesía y la aristocracia la aparición de una Iglesia Nacional Reformada que pusiera las propiedades campesinas y monacales en manos de dicha oligarquía, y para ello se valieron del tio de Cristian II, es decir de Federico "I" y su hijo, el futuro Cristian "III", primo hermano de Cristian II.

Enfrentaban bajo un conflicto dinástico dos concepciones del mundo. A un rey católico, enfrentaban otro protestante, elegido en una asamblea. Efectivamente Federico "I" una vez colocado en el trono por sus partidarios, usurpando la corona de su sobrino, favorecería el avance de la reforma protestante, con las repercusiones económicas y sociales que hemos mencionado anteriormente. Lo que se dirimía en los reinos del norte por aquellos tiempos, era simplemente y llanamente el establecimiento del sistema oligárquico burgués y capitalista.

La historia negra que se ha escrito de Cristian II habla de un rey tiránico y despótico, maquiavélico, que hacía promesas que incumplía. Después de apoderarse de Suecia reivindicando la antigua unión de Kalmar, de la que era representante legítimo, y al no aceptar las pretensiones protestantes de la nobleza sueca, el campesinado, la burguesía y la aristocracia sueca nombrarían en Junio de 1523 rey de Suecia a Gustavo "I" Vasa, imitando a la burguesía y aristocracia protestante danesa y noruega, que unos meses antes habían nombrado a Federico de Gottorp, rey protestante de Dinamarca y Noruega.

Los rebeldes protestantes Suecos, Noruegos y Daneses, ambos con sus respectivos reyes protestantes Federico "I" y Gustavo Vasa planteaban enfrentarse y destronar al legitimo Rey Cristian II, último rey católico de Dinamarca, Noruega y Suecia, quién trató de someter al "poder del dinero", de hacer frente a la desamortización y privatización egoísta de los bienes del pueblo, tierras comunales y de la Iglesia Católica, tierras que pasarían finalmente a manos de la oligarquía burguesa y aristocráta, que representaban los intereses económicos privados de la nueva Hansa Comercial.

La historia negra del Rey Cristian II, nos relata que se enemistó con la nobleza y el clero, habría que preguntarse qué clero, por sus relaciones con Dyveke, joven neerlandesa cuya madre, Sigbrit, fue un personaje muy influyente.

Sin embargo Cristian II casó en el año 1515 con Isabel de Austria, hermana de Carlos I de las Españas o Carlos V del Sacro Imperio Romano Germánico. Tuvo tres hijos que murieron durante la infancia.

En 1531, intentó Cristian II apoderarse nuevamente de la corona y negociar con su tio Federico de Gototorp, su tio; pero éste le hizo prisionero.


Su primo Cristian "III" fue proclamado Rey, ayudado por la nobleza y el ejército de Holstein, tuvo que reconquistar Dinamarca y Noruega de las manos de los fieles partidarios de Cristian II y las fuerzas de Lübeck. Pero Cristian "III" entró en Copenhague después de un año de sitio en 1536. Cristian "III" elevó la reforma protestante al rango de religión oficial del estado. Los antiguos bienes de la Iglesia Católica fueron repartidos entre la burguesía comerciante, la aristocracia y la nueva Iglesia protestante.

Cristian II fue destronado por su tio Federico, por su primo, futuro Cristian "III" y por la Hansa Mercader, lo curioso es que no hicieran del rey destronado un mártir como tan acostumbrados nos tiene la historia. Falleció el 25 de enero de 1559, tres semanas después de la muerte de su primo, el rey usurpador Cristián "III". Fue sepultado en la Iglesia de San Canuto, en Odense, a donde fueron trasladados en 1883 los restos mortales de su esposa, la reina Isabel de Austria.

No hay comentarios: