miércoles, 28 de julio de 2010

CATALUNYA RESTAURA LAS VEGUERIAS Y PROHIBE LOS TOROS




Recientemente los políticos catalanes han restablecido las Veguerias, sustituyendo el régimen provincial establecido tras los Decretos de la Nueva Planta del siglo XVIII, por los cuales Felipe V abolió el régimen Foral de los distintos Estados peninsulares que se habían sublevado contra él y que aun conservaban sus Fueros i Usos; tal fue al caso de Catalunya donde las veguerias eran la demarcación territorial histórica del Principat de Catalunya, de origen medieval, que existió desde el siglo XII hasta el XVIII.




Al mismo tiempo que se restablecen las demarcaciones territoriales históricas catalanas, que deberían llevarse a cabo conforme a la Tradición de la antigua Monarquia Catalana, respetando las denominaciones tradicionales. Los políticos catalanes, tanto nacionalistas, socialistas como independentistas se han medio inventado las denominaciones de las mismas, de forma que nos recuardan un tanto a las denominaciones de algunos departamentos franceses. De cualquier forma se ha de celebrar la sustitución y la finiquitación del sistema provincial, sistema irrespetuoso con la tradición territorial de Catalunya basado en las mencionadas Veguerias.




Eso si, resulta un tanto paradójico e incoherente por parte de los políticos Catalanes muy empeñados en "restablecer y restaurar los antiguos Usos y Tradiciones Catalanas" y sin embargo comprobamos como han votado a favor de la prohibición de la fiesta de los Toros en Catalunya sin venir a acuerdos y posiciones intermedias que tuviesen como resultado y objetivo las Corridas de Toros que se llevan a cabo por ejemplo en Portugal, donde no se mata al Toro, satisfaciendo en parte la posición política antitaurina, de forma que nos acercaría mucho más al país vecino.




Por otro lado debemos recordar que en las Islas Canarias las corridas de Toros están prohibidas y no por ello se les niega su españolidad, a parte que tienen legalizadas las peleas de gallos, y nadie dice nada, simplemente que la cuestión taurina y antitaurina se ha politizado hasta el punto de la incoherencia y buscando siempre el enfrentamiento para dejar de lado los verdaderos problemas de todos los habitantes de las Españas.




En cuanto a las Veguerías, los Veguers eran de nombramiento real, dependían del monarca o del gobernador general y tenían poderes de justicia, mando militar y policía. Los municipios conservaron su propio Batlle, con caracter de juez, pero en todo caso inferior y superior al veguer del territorio. El mismo sistema fue aplicado en el Regne de Mallorca, dividida en dos veguerias. El Regne de València estaba dividido a partir de 1347 en cuatro distritos: Castellón, València, Xàtiva i Oriola, que en este caso se llamaron gobernaciones.
En Catalunya y Mallorca, durante la edad media y moderna, las veguerias eran distrito administrativo, judicial y militar, regido por un veguer. Los condados catalanes fueron divididos en veguerias y su número aumentó al crecer la influencia de la autoridad real sobre las jurisdicciones feudales, llegando a constituir la demarcación territorial catalana más importante; desde el reinado de Jaume II (1292-1327). En Catalunya existieron dieciocho veguerias (Ausona, Bages, Barcelona-Vallés, Bergadà, Besalú, Camarasa, Camprodón, Castellbó-Urgellet, Cervera, Girona, Lleida, Montblanc, Pallars, Ripollés, Sarreal, Tarragona, Tortosa i Villafranca) y en Mallorca se formaron dos. Algunas estaban divididas en demarcaciones más pequeñas, subveguerias. Estos distritos desaparecieron junto con los vegueres y fueron sustituidos por corregimientos tras los decretos de Nueva Planta.
La figura del veguer en Catalunya i Mallorca, durante la edad media y moderna, hasta el siglo XVIII, fue la de un oficial público de la administración territorial que tenía funciones gubernativas, judiciales y militares. Dentro de la estructura feudal catalana existían delegados de los condes (vicario) en las diversas comarcas del condado. A partir del siglo XII al aumentar la autoridad regia, estos delegados se convirtieron en los representantes reales y recibieron el nombre de veguers, con lo que el Principat Català quedó dividido en varios distritos llamados veguerias. El veguer asumió la función de gobernador del distrito, de juez ordinario con jurisdicción civil y criminal, y de comandante de la hueste de su vegueria. Junto con el batlle, formaba parte de la curia local de la capital del distrito. El veguer, nombrado por el rey, estaba sujeto directamente a la autoridad del procurador y tenía asimismo sus delegados (subvegueres)

martes, 20 de julio de 2010

LA "INDEPENDENCIA" DE LOS "LIBERTADORES" EN LOS REYNOS O VIRREYNATOS AMERICANOS A PARTIR DEL AÑO 1810


La historia la escriben los vencedores. Y el bando vencedor es el Neoliberal Capitalista basado y heredero del Liberalismo Burgués y del mundo anglosajón. La Gran Bretaña y su burguesía capitalista dividió bien al mundo Hispano, porque sabía, sabían perfectamente que el mundo Hispánico era una alternativa para la Conservación de los antiguos Valores de Occidente. Lo Hispánico como alternativa de Occidente desapareció cuando la Burguesía Capitalista Inglesa y su Oligarquía apoyaron a los Burgueses y Oligarcas Independentistas quienes pasaron a la historia como los "LIBERTADORES". Y si, libertadores fueron, si, pero de la Oligarquía Financiera y Capitalista que era la Burguesía Liberal que trataba de desvincularse de la Monarquía Hispánica para siempre.


Los primeros conquistadores fueron los Españoles que emigraron a las Américas, y que a través de las encomiendas (parcelas de terreno que se les entregaban con población indigena, para incentivar el proceso de conquista de las Americas), consiguieron convertirse en una serie de señores feudales que poco a poco se fueron enriqueciendo, generación tras generación. Los descendientes de estos encomenderos, serían los criollos independentistas, quienes tratarían de engañar, impulsando un odio salvaje y brutal contra las Españas peninsulares, al tratar de aseverar que "FUERON LOS ESPAÑOLES QUIENES EXPOLIARON Y CONQUISTARON AMERICA". Y efectivamente así fue, pero no los Españoles peninsulares, no señor, sino los Españoles americanos, es decir, los descendientes de los primeros españoles que instalados en las Americas como encomenderos, trataron casi como exclavos a la población civil.


Esos criollos encomenderos, independentistas, quienes fueron los "LIBERTADORES", eran los herederos de las encomiendas, eran la oligarquía terrateniente, eran los Capitalistas, que vieron en el nuevo Orden Liberal Burgués, la posibilidad de impulsar el independentismo y la separación y desvinculación con respecto a la Corona de las Españas. Es en este justo momento, cuando los descendientes de la población indígena, quienes habían estado trabajando para los encomenderos, dueños explotadores de las encomiendas, deciden ponerse de parte de la Corona de las Españas, tratando de defender la Legitimidad Monárquica frente a los intereses que trataba de imponer la Oligarquía Financiera Comercial y Terrateniente. Porque la Corona significaba el freno de los abusos de la Oligarquía.Los descendientes de los "Conquistadores" no viven en las Españas peninsulares, sino en las Españas americanas.


Es una ficción, una falacia y una auténtica mentira, pretender creer y hacer creer que los independentistas "LIBERTARON LAS AMERICAS", cuando la realidad fue que tanto Simón Bolivar, como San Martin y otros lideres y caudillos independentistas, libertaron precisamente a una Oligarquía Capitalista, que lo que quería era practicar el lema del liberalismo económico: DEJAR HACER, DEJAR PASAR, para precisamente ser auténticamente ellos los dueños de las Americas, obviando al pueblo, a las clases populares, a los desheredados, a los pueblos indígenas; los cuales entendieron que la Corona de la Monarquía Hispánica, podría significar un contrapeso importante para frenar los abusos de los poderosos, en el papel que significaba por parte del rey que era el de administrar justicia y emplearla en la protección del débil frente a los poderosos.


Los libertadores se salieron con la suya, y libertaron el capitalismo liberal burgués, libertaron a la oligarquía finaciera, comercial y terrateniente, todos ellos aliados con el Capitalismo Anglosajón. Así fue como se dividió el mundo hispánico. Mientras que Gran Bretaña, su Libra y su Capitalismo dividían a la Monarquía Hispánica reflejo real del mundo Hispánico, Gran Bretaña y su oligarquía favorecían la CONMONWEALTH, favoreciendo el famoso IMPERIO BRITÁNICO, pues ya contaban con el dominio absoluto del mar, y la flota Británica impondría su dominio económico y comercial, pero lo peor de todo es que impondrían unos criterios economicistas, pragmáticos y utilitaristas a través de su pensamiento dominante: el egoísmo neoliberal capitalista, en el cual vivimos hoy.


Aún hoy, el mundo hispánico podría ser un referente real, pues hasta el propio Simón Bolivar no quiso en absoluto la división de las Repúblicas Americanas, porque siempre trató de articularlas a través de una CONFEDERACIÓN. Pero Simón Bolivar demostró ser un iluso, porque él como el resto de "libertadores" habían aniquilado el REFERENTE DE UNIÓN DE TODOS LOS PUEBLOS DE LAS ESPAÑAS. Había destruido el significado y el soporte que era la Corona Hispánica. El hecho de ser Católico no significa que todos pueblos del mundo que lo son, fuesen a estar vinculados entre si, salvo aquellos que lo estaban por la institución de la Corona Hispánica a la que historicamente siempre se asociaron.


Pero la Corona actual que hay en España, no es de ningun modo la de los Pueblos de las Españas, sino la de la Oligarquía Financiera y Capitalista, heredera pues de la de Pepe Botella y Napoleón Bonaparte. Y no es esa la España patriotera y simplista, cerrada por los capitalistas y su mercado explotador, sino el restablecimiento de las ESPAÑAS, precisamente para articular de nuevo el proceso de alianzas entre los pueblos de las Españas vinculados a la Corona Legitimista que es hoy la que defiende el carlismo hispánico, heredero y defensor del antiguo y remodelado realismo de los realistas partidarios de dicho símbolo referencial.

martes, 13 de julio de 2010

¡CATALUNYA HA ESTAT SEMPRE UNA NACIÓ!

Adhesión de los Carlistas Catalanes a la Casa de Austria, durante la Guerra de Sucesión Española: "Memorables aplausos, que gustosa la Naciò Cathalana dedica à Son Rey Carlos Tercer (que Deu guarde)".
Catalunya siempre ha sido una Nación, pero en el seno de la Monarquía Hispánica, y no de España. El concepto de nación española es decimonónico, además de revolucionario liberal burgués, inspirado en la revolución francesa jacobina. La Nació Catalana era de concepción Tradicionalista, confirmada como tal mucho antes del siglo XVIII, ya desde la época de la reconquista antes del siglo XV y se encontraba ligada a la Monarquía Histórica Española, como Monarquía Catalana, y no al Constitucionalismo Liberal Burgués de la nación española del XIX.



El día 10 de Julio de 2010 tuvo lugar una manifestación en el Principat de Catalunya que concentró a diversas fuerzas políticas tanto nacionalistas, socialistas, independentistas y carlistas como protesta frente a las modificaciones que ha realizado el Tribunal Constitucional sobre el Estatut de Catalunya.




Para empezar el Estatut de Catalunya sea el que sea no tiene nada que ver con los Antiguos Fueros y Usos del Principat de Catalunya.


Es verdad que el Estatut quería atribuirse competencias como Tribunales de Justica propios para Catalunya, además de aseverar que Catalunya es una Nación.




No es en vano recordar a los presentes que numerosos escritos y textos de los siglos XVI y XVII manifiestan que Catalunya es una Nación, cuando por ejemplo durante las proclamas austracistas, se habla de " la nació Catalana".


Y es que es verdad, nuestra antigua monarquía tradicional, gloriosisima, vertebraba las Españas, y eso significaba que en España, o lo que entendemos hoy por España, existían diversos Estados Territoriales, cada uno de ellos con sus propios codigos y normas, su Hacienda propia, sus Tribunales de Justicia.




La actual Constitución española no reconoce los Usos tradicionales y franquicias de los diversos Estados Territoriales, salvo excepciones limitadas, como es por ejemplo el derecho del CUPO VASCO, que también lo querían los políticos catalanes.




Dependiendo de los territorios y quienes los gobiernen las medidas son consideradas retrógradas o progresistas. Tanto en Catalunya como en los Señoríos Vascos, la política del restablecimiento y amejoramiento de los FUEROS está considerada muy progresista, porque está impulsada por los nacionalistas y por la izquierda, sin embargo esas mismas medidas tomadas por el Partido Popular de Francisco Camps en el territorio Valenciano, son consideradas por los socialistas y la izquierda no nacionalista, como algo reaccionario y retrógrado. Significa que ambos partidos son unos cínicos, tanto el PP, como el PSOE, pues lo que es perfectamente válido en Galicia, resulta incomprendido en Catalunya por el mismo Partido Popular; o lo que se practica en el Regne de València por el PP, es denostado por este mismo partido en zonas como Catalunya o los Señoríos Vascos. Y esto ocurre segun las zonas donde gobiernen unos u otros.




La historia de España siempre ha sido una historia donde a partir del proceso de la reconquista peninsular, del norte al sur, se fueron formando diversos Reinos, Señoríos y Principados, que por su situación geográfica, no dejaban de ser españoles, al recordar que este nombre se lo habían puesto los Romanos a la península Ibérica, afirmando en su traducción del latín que se trataba de la "Tierra de Conejos".




Pero la verdad radica en que no se puede hacer gala de toda esta diversidad hispánica peninsular para legitimar la secesión de ningun territorio histórico.


La diferencia entre los Carlistas y los Independentistas, ya sean nacionalistas o soberanistas, es que los carlistas no queremos bajo ningun concepto la secesión, separación segregación de los diversos Estados Españoles.




¿Por qué? Pues porque España sin Catalunya no es España; España sin el País Vasco no es España; España sin Galicia no es España; España sin Valencia no es España; España sin Canarias o Mallorca no es España, lo que no significa que para mantenernos todos unidos implique la obligatoriedad de la homogenización centralista.




Las fuerzas separatistas no entienden este significado y este planteamiento político que hace el carlismo a través de la defensa de los Fueros de los distintos Reinos Señoríos y Princiupados Españoles, pero es que las fuerzas centralistas o nacionalistas españolas tampoco entienden lo que el carlismo propone para una mejora de la convivencia entre todos los pueblos de las Españas, incluido el portugués, desde luego!.




Sería muy interesante, para quienes nos sentimos Tradicionalistas Carlistas, indagar y reflexionar si pensamos o no, que España es en realidad un Conjunto de Estados históricos, cada uno con sus Fueros y códigos propios, o si es en realidad lo contrario.




Si desde el Tradicionalismo político carlista no se entiende que España es un país de Estados, o si se quiere un Estado de Estados, significa que todavía no se ha entendido la historia de España. Ahora bien, si pretendidamente se quiere rendir pleitesía a un mito histórico que nos haga creer que España fue siempre "UNA, GRANDE Y LIBRE" con todo lo que implicaba aquello, significa que quines pretenden esto, tienen una seria distorsión histórica de España.




De la misma forma, para los independentistas, que tienen las mismas ocuurrencias, pero a la inversa del nacionalismo centralista recalcitrante españolista, que es aquel que solo tiene como elemento de unión el Castellano, denominado Español, como si el resto de lenguas históricas no fueran españolas. Pero es que el independentismo tiene por objetivo la secesión territorial, y para ello quiere valerse de los atributos de las "Competencias Históricas" que los habitantes de los Reinos, Señoríos y Principados de las Españas tenían en sus respectivos Estados Territoriales, todos ellos vertebrados y unidos por la Monarquía Histórica Española. Por esa razón encontramos que en su mayor parte son todos republicanos, porque si fueran monárquicos, la propia institución de la monarquía, desde su origen y concepción histórica hasta la actualidad impide la secesión y separación que pretenden los separatistas.




Eso si, en la manifestación los carlistas del Partido Carlista no plantean como algunos dicen la secesión independentista por el simple hecho de que hayan participado bajo el mismo lema de SOM UNA NACIÓ. No es nada extraño ni raro que los catalanes digan que son una nación, porque como he dicho antes, ya en textos del siglo XVI y XVII, diversos escritores hablan de la Nació Catalana, y a nadie se le ocurría negar por ello su ESPAÑOLIDAD como hacen los independentistas, pero no los CARLISTAS. Lo que no significa que por reclamar y defender la ESPAÑOLIDAD de CATALUNYA, implique que los catalanes no puedan volver a gozar de sus ANTIGUOS Y LEGÍTIMOS DERECHOS , que no vienen del año 1931, sino dels Furs i Usatges Catalans, los cuales implicaban: Tribunales de Justicia propios, Hacienda Pública propia, Cortes y Fueros o Constitución propia, y todo ello dentro del seno de la Tradición de la Monarquía Española Histórica.




Por otro lado debemos ser sensatos porque los carlistas no estamos aquí para defender el ORDEN CONSTITUCIONALISTA INSTAURADO EN EL AÑO 1978, sino para en todo caso devolver a los pueblos de las Españas sus legítimas libertades y derechos, pero siempre respetando nuestra tradición Cristiana Católica y la Monarquía Histórica legitimista, porque fuera de la Tradición Carlista no existe esta posibilidad, salvo el centralismo absorvente españolista y el separatismo desorbitado independentista.

lunes, 12 de julio de 2010

¡TRIUNFA ESPAÑA!: GANAMOS EL MUNDIAL; ESPAÑA ANIQUILA A HOLANDA

El día 11 de Julio de 2010, Andrés Iniesta hizo posible con su gol y la colaboración del resto del equipo, que España entera se fuera de fiesta celebrando la nueva conquista del mundo.




El asedio de Breda tuvo lugar en 1625, durante el transcurso de la Guerra de los treinta Años, que enfrentaba a los tercios españoles con las fuerzas de las Provincias Unidas de los Países Bajos; la ciudad fortaleza de Breda, bajo el gobierno de Justino de Nassau, fue sitiada y finalmente conquistada por los ejércitos españoles bajo el mando de Ambrosio Spinola en 1625, durante el Reinado de Felipe IV de las Españas.







Debo felicitar desde aquí publicamente a toda la Selección Española de Fútbol, por lo bien que han estado en este Mundial de este año 2010.



La Selección Española lo había intentado muchas veces, pero este terremoto de jugadores ha arrasado, estado a la altura de las circunstancias, que por encima de los equipos de futbol que normalmente representan, se han dejado la piel en el campo de "batalla", poniendo toda la carne en el asador. Nos han hecho sufrir hasta el último momento, no sin recordar el mal comportamiento sucio y agresivo de la selección holandesa, que buscaba lesionar a nuestros jugadores para amedrentar y acobardar el buen y limpio juego de nuestra selección Española. Gracias a Andrés Iniesta "nos vamos de Fiesta", asi mismo lo reclaman multitud de seguidores de la Selección Española.



Pero desde cuando España, no se siente de esta misma manera, quizá desde la victoria de España en la Eurocopa.



En el imaginario colectivo existe un sentimiento que es ver a España triunfar, pero no sólo en el futbol. Son las crisis en los distintos estamentos de nuestra sociedad, en el político, en el económico, en el moral,..., lo que lleva a la inmensa mayoría de la población a canalizar las posibles victorias de España por otros derroteros. Se intenta fomentar el espiritu de superación a través de posibles alternativas, y el futbol ha resultado ser una de ellas, de la misma forma que lo fueron los distintos triunfos militares españoles en los siglos XVI y XVII conseguidos con la maquinaria de los Tercios Españoles, los más famosos y relumbrantes los de Flandes.






La antigua España del siglo XVI era la del Imperio, cuando en España, en las Españas no se ponía el sol. Un triunfo mundial significa hondear la bandera mundial del Imperio Español. Aquel Imperio, monarquía histórica que vertebraba distintos estados territoriales, que tenían cada uno de ellos particularismos locales, lengua y codigos propios, como ahora las distintas selecciones de futbol locales. ¡Pero cuando atacaba el enemigo! ¡España, las Españas se unían para hacer frente al hereje!



Resulta paradógico, cuando en el partido de ayer España se enfrentaba a Holanda; pues a quienes nos atrae la historia, bien sabemos que el comienzo del cancer del Imperio Español nació en la Holanda Calvinista del siglo XVI que se sublevó contra la Corona de la Monarquía Hispánica, y contra nuestros Reyes, desde Felipe II, pasando por Felipe III y hasta Felipe IV, todos ellos soberanos de la Casa de Austria, herederos de los Trastamaras.






El famoso cuadro de la Rendición de Breda de Velazquez retrata muy bien ese sentimiento de triunfalismo, de hacer de España, de las Españas una visión mundial, haciendo de la Hispanidad una verdadera alternativa al pensamiento anglosajón, mercantil y comercial, que los piratas Holandeses e Ingleses ya imponían en aquellos tiempos.






Puede que España, las Españas se miriesen de hambre, pero ese ideal de mantener el liderazgo mundial de lo que significaba el prestigio del Imperio de la Monarquía Universal o Católica, es de alguna manera fiel reflejo trasportados unos cuantos siglos después a la efigie y significado del futbol de nuestra selección española. ¡Y que de banderas por todas partes! ¡Colgadas de los balcones de las casas! Aunque no es el escudo "constitucional" el que considero y reclamo para España, o para las Españas, contemplar la roja y gualda por todas partes ha sido impresionante y muy emotivo, a pesar de que la verdadera bandera que realmente nos dio victorias sucesivas y triunfos era la Cruz de Borgoña o San Andres, emblema de la Monarquía Histórica, que representaba los Estados Borgoñones y Flamencos de la antigua Lotharingia, que los Reyes de las Españas poseían como soberanos Duques de Borgoña.






En las distintas batallas, entre otras, Lepanto o Breda, los emblemas que representaban la España de la antigua y verdadera monarquía era la Cruz de Borgoña, y esa fue la razón de celebrar el triunfo de la selección Española, portando la verdadera y auténtica bandera histórica. Aunque es un hecho verdadero que la bandera roja y gualda está muy consolidada, y no he visto ninguna bandera republicana en este mundial, mientras que durante la Eurocopa si que vislumbré banderas republicanas.



Es un hecho que la bandera roja y gualda se ha popularizado gracias al futbol de la selección Española, que el triunfo de España en nuestra selección ha permitido entonar la melodía de la Marcha Real sin complejos, de forma que la progresía radical y minoritaria no se ha atrevido a llamar facha a nadie que portara la bandera de España, aunque así lo piensen.






La bandera tricolor republicana se ha convertido en la bandera de la discordia, del enfrentamiento, del descontento, del victimismo y la derrota. Todo ello asociado a la mala´gestión política del gobierno del PSOE y su presidente, que ahora como ministro de deporte, trata de colgarse una medallita reteniendo en sus manos la copa conquistada del mundial, como símbolo del triunfo, cuando realmente quienes lo han logrado han sido unos cuantos muchachos, que se les puede reprochar el dineral que van a cobrar por la conquista de la Gloria.



La Gloria vale dinero, y tiene un precio, y en España historicamente sabemos lo que ello significa. El oro de las Españas Americanas no sirvió para enriquecer a los Españoles, sino para pagar a las tropas y soldados de los Tercios Españoles, ejército internacional de distintas nacionalidades y pueblos. La Gloria, con Carlos I de España, para ser Coronado Eperador de Alemania, significaba endeudarse con los Fugger, emplenado el oro de las Españas Americas como garantía.






Sabemos de los errores que se vuelven a repetir porque el ser humano olvida la historia, y por ello está condenado a repetirla, al menos de forma ciclica, y salvando en algunos casos la distancia.



Nuestra Selección Española ha Conquistado el Mundial y ha derrotado a los Holandeses como en tiempos de la Monarquía Imperial dirigida por la Augusta Casa de Austria. El día de ayer 11 de Julio de 2010, los Holandeses volvieron a sufrir una nueva derrota, como en los tiempos de la Rendición de Breda. Su juego fue muy sucio, de la misma manera que lo fue en el siglo XVII, pero esta vez en distintos campos, ahí es donde salvamos las distancias afortunadamente, aunque ellos no se lo tomaron con deportividad, porque querían la conquista del mundial de manera sucia, deshonesta y descarada, muy propio de los piratas holandeses, acostumbrados a un cielo hereje, no quisieron jugar limpio, por ello perdieron.






En fin que dejando de lado los paralelismos históricos, nos encontramos inmersos en una crisis económica muy grande que al mismo tiempo se trata de otras distintas crisis, como he referido antes y que el futbol puede disiparlas todas en el corto plazo, de la misma forma que ocurría con nuestros Tercios Españoles durante los siglos XVI y XVII.






Nuestra Selección Española ha demostrado que se entienden mejor las personas que los entes abstractos, y a ello me refiero, por lo bien compenetrados y mentalizados que han estado entre ellos, ya que no se han podido apreciar rivalidades. Que a los de Esquerra Republicana de Catalunya hay que darles el pesame porque lo que tratan de defender es indefendible, ya que la secesión que proponen, a demás de antihistórica, es insostenible, antisocial, enfrentista y dual, y en este sentido los jugadores catalanes han demostrado saberse desmarcar de las estupideces de los partidos que como Esquerra Republicana de Catalunya, fomentan el enfrentamiento y el odio.



Todos los Españoles han demostrado que estamos hasta las narices de tanto enfrentamiento político y tanto odio, y por ello la Selección se ha convertido en un fiel reflejo de la Unidad de las Españas, o Unidad de España. Hoy la Selección Española de futbol es un referente de unión, y este EQUIPAZO, nos demuestra que España sin Catalunya, no es España, que España, sin Asturias no es España, que España sin Canarias no es España, que España sin Navarra no es España...



Este triunfo de España, esta Gloria de España es lo que nos une, la Conquista del Mundial que bienvenido sea.



¡¡¡Enhorabuena a los Jugadores que lo han hecho estupendamente bien, que han demostrado un dominio completo del futbol, y que por eso estamos donde estamos, porque tenemos de nuevo y durante cuatro años al mundo en nuestras manos!!!