martes, 15 de junio de 2010

NUEVO BLOG: GRITO CONTRA LA USURA Y CONTRA LA PERVERSIDAD DEL CAPITALISMO


Blog para promover la rebelión contra la perversidad del Capitalismo, la usura y extorsión, dentro de las directrices de la Doctrina Social de la Iglesia y promovido por la CTC del Reino de Galicia. Contacto: gritoantiusura@yahoo.es

LA MONARQUÍA QUE PRETENDE Y RECLAMA EL CARLISMO


La llegada del primer Borbón al Trono de España, supuso la derogación de practicamente todas las instituciones propias, particulares y consuetudinarias enmarcadas en el ámbito foral de cada uno de los Reynos, Señoríos y Principados de las Españas. Porque con los Decretos de Nueva Planta se introducía el absorvente centralismo en las Españas y a partir de 1714 una forma de gobernar y hacer política basada en el absolutismo real, que daría lugar al cesaropapismo y al despotismo ilustrado, y por consiguiente a la caída de la monarquía en sus formas, usos y principios antiguos.




El primer carlismo es el que se enfrentó al Felipismo borbónico botifler, defendido primeramente por los maulets austracistas, partidarios del Archiduque Carlos de Austria, y una vez apartada la rama Habsburgo a partir de 1714, con la Ley Sálica de Felipe V, y ante el nuevo problema sucesorio que se introduciría en España a partir de 1833, surge como respuesta aquel mismo carlismo heredado de padres a hijos en lo que se refiere a los Fueros en el imaginario popular, máxima expresión de las antiguas libertades conculcadas en la antigua Corona de Aragón y que a partir de 1833 peligraban en los Señoríos Vascos y en el Reyno de Navarra, debido a la influencia centralista jacobina de los liberales moderados, conservadores y progresistas.




La nueva rama carlista sería Borbónica, encabezada por Don Carlos María Isidro de Borbón, Carlos V de las Españas. Y la idea que se fue fraguando en el seno del carlismo y a partir del año 1833, y más aun en 1834, que es el año de las proclamas y defensas foralistas, será la idea del restablecimiento en su antiguo explendor de la Monarquía Hispánica, y para ello los seguidores del carlismo consideraban nefasto el centralismo inquisitivo del gobierno de Madrid. Pretendían consolidar un sistema basado en la representación política mediante las Cortes, acompañado de los Consejos ( de Castilla, de Aragón, de Estado, de Hacienda...) heredados del tiempo de los Austrias. La concepción política del carlismo la podríamos definir como un Pactismo Monárquico, basado en la participación de los estamentos en las Cortes y de los diversos grupos sociales en los municipios. Heredado todo ello de las formas de funcionamento de la antigua Monarquía Hispánica, representaba una tradición muy lejos de ser absolutista, sino mas bien constitucionalista consuetudinaria que cristalizaba en la defensa a ultranza de los Fueros o Constituciones Históricas de cada uno de los Reynos, Señoríos y Principados de las Españas. Así, los pilares fundamentales de la estructura política hispánica eran entre otros la monarquía compuesta y el sistema polisinodial basado en los Consejos y en las Cortes de cada uno de los Reynos o Estados territoriales Hispánicos. Las Cortes de los diferentes Reynos, en la tradición monárquica española, aprobaban leyes para limitar el poder del Rey, reforzando el sistema constitucional foralista consuetudinario propio, en el que las Cortes, la Generalitat y la representación municipal tenían un papel nuclear y daban voz al "hombre común".




Las Legítimas Libertades, la libertad de las Españas, ya se invocaron en el Principat de Catalunya en tiempos de la guerra de Sucesión 1700-1714. La lucha por la patria Catalana y sus Libertades eran el antemural constitutivo invocado por el propio Archiduque Carlos de Austria. Se trataba de la defensa de la "libertad de España" en la línea de lo que fue la monarquía compuesta de los Austrias, de caracter Confederal, finiquitada en 1707. Las proclamas Foralistas de aquella época venían a decir: " No penséis que nuestra animosa resolución se reduce a lo angosto de nuestros límites, (en referencia a Catalunya); sino que aspira a la cabal libertad de nuestra Península".




Curiosamente y en la misma línea de pensamiento durante la Tercera Guerra Carlista 1872-1876, Don Carlos VII de Borbón, Legítimo Rey de las Españas, afirmaría que el Señorío de Vizcaya y su Constitución, sería el antemural de España, teniendo por objetivo hacer restablecer en cada uno de los Reynos, Señoríos y Principados de las Españas, las antiguas Libertades que habían sido conculcadas, y al mismo tiempo, y por analogía a la proclama austracista o maulet anterior, pudiendo añadir exactamente y en la misma referencia: "No penséis que nuestra animosa resolución se reduce a lo angosto de nuestros límites, (Señorío de Vizcaya); sino que aspira a la cabal libertad de nuestra Península", recordando así a los Castellanos que sus antiguas libertades habían sido aniquiladas tras la Batalla de Villalar en el año 1522. Y que no son privilegios para Catalanes o Vascos, sino los derechos legítimos y libertades para todos los habitantes de los Reynos, Señoríos y Principados de las Españas. O como decía el propio Carlos VII de Borbón, el hecho de restablecer las libertades de cada una de las Repúblicas Españolas.
La historia nos demuestra que durante la guerra de sucesión española el Rey-Archiduque Carlos III de Austria, Rey de las Españas quiso hacer del Principat de Catalunya el antemural de España. Así mismo y posteriormente, durante la tercera guerra carlista, S.M.C. Don Carlos VII de Borbón, Rey de las Españas quiso hacer del Señorío de Vizcaya el antemural de España. Un caso y otro son ejemplos de la sensibilidad dinástica legitimista por vertebrar las Españas mediante una monarquía confederal, que tuviera como resultado la vinculación de los distintos pueblos de las Españas con la Corona de la Monarquía Hispánica.

sábado, 12 de junio de 2010

LOS REQUETÉS Y EL MARQUÉS DE MARCHELINA


El año 1974 finalizó con una polémica pública entre José Antonio Girón, presidente de la Confederación de Hermandades de Combatientes del 18 de Julio adictas a Franco el Dictador (Tio Kiko para los amigos), y el Marqués de Marchelina, Don Ignacio Romero Osborne, quien era presidente de la Hermandad Nacional de Requetés del Partido Carlista.


Girón afirmaba por aquel tiempo, y con gran jeta y caradura, que en la Confederación de Hermandades de Combatientes del 18 de Julio mencionada, estaba también integrados los REQUETÉS CARLISTAS, a lo que el propio Marqués de Marchelina desmintió tal afirmación con una interesante carta que le envió a José Antonio Girón para decirle entre otras cosas lo siguiente:


"Un pasado bochornoso, (ciento diez periódicos incautados o revistas suprimidas; Familia Real Carlista expulsada y negada su nacionalidad española; persecuciones; etc.) no lo olvida el Partido Carlista, y ahora sólo deseamos (alejados de todo lo que nos recuerde la guerra civil que el carlismo perdió) trabajar unidos con todas las fuerzas auténticamente democráticas para poder obtener nuestras tres libertades: libertad política, libertad sindical y libertad regional."


Sirvan así, como testimonio histórico, las palabras del propio Marqués de Marchelina, para quien la guerra civil debía ser verdaderamente superada, asimilando al mismo tiempo que el carlismo la había perdido.

martes, 8 de junio de 2010

REQUETÉS DE LAS TRINCHERAS AL OLVIDO




Leyendo el reciente libro de Requetés de las trincheras al olvido, encontramos los testimonios de diversos carlistas, y antiguos ex-combatientes de la guerra civil, que para nada la glorifican, como algunos hacen sobre la misma. Una de las afirmaciones que más se repiten es que aquellos acontecimientos fueron muy tristes, esperando que no vuelvan a cometerse en el futuro.



La diferencia es notable entre los antiguos ex-combatientes carlistas de la 1ª, 2ª y 3ª Guerra Carlista, quienes animaban a los jóvenes a emprender la lucha "militar", implicando con ello el desarrollo del carlismo de las armas, mucho más violento. Pues ahora, nuestros mayores y antiguos ex-combatientes ya no nos animan a sublevarnos militarmente contra el gobierno, cosa que si hicieron sus padres y abuelos, ex-combatientes carlistas de las anteriores guerras. Ello ha sido sobretodo, porque el "bando Nacional" no era carlista, porque los carlistas eran una parte del grupo sublevado, y porque todas sus reivindicaciones políticas cayeron en saco roto. Ello ha llevado al carlismo entero a percatarse que la alianza con los militares no interesa en absoluto, porque ello nos lleva a regimenes dictatoriales y al ensuciamiento de la Fe Católica, y hasta el Jefe del Carlismo Catalán Don Tomás Caylà Grau pondría numerosas objecciones al respecto, cuando se enteró de las "negociaciones" con los militares.


Para algunos, estos testimonios son un "fraude" en el sentido que esperaban que quienes vivieron la contienda civil y combatieron en los campos de batalla, glorificasen todavía aun más la "Cruzada". Pero está visto, y el libro es muy objetivo en ese sentido, al dar lugar a todo lo contrario, mediante una serie de afirmaciones y testimonios que van contando nuestros verdaderos protagonistas.


Para empezar, el carlismo no se sublevó para imponer una dictadura militar franquista. No eran franquistas en absoluto. Y quedaron los carlistas muy defraudados al contemplar como su sangre vertida en los campos de batalla, sirvieron a la Falange y al Régimen Militar de verdadero instrumento y fuerza de choque para establecer en España una DICTADURA DE 40 AÑOS, presidida por el tio Kiko, quien nos puso finalmente a Juan Carlos como "Rey" de España, nuestro actual jefe legal del Estado Español.


En los testimonios cada uno de los entrevistados y las entrevistadas desean que aquella tragedia que fue la guerra civil, no vuelva a producirse, cosa, que por cierto, algunos carlistas que no han vivido la guerra, no tienen nada claro, porque glorifican de forma panacea "LA SANTA CRUZADA", y no se esperan que sus queridisimos REQUETÉS, por ejemplo, protegieran a "Rojos" y a "Separatistas" de la indiscriminada represión llevada a cabo por el ejército y la falange, así como la guardia mora que traían del norte de África. Curioso, cuando sus herederos ideológicos se encuentran en los reductos de las 4 Falanges y en el Partido Popular, y se las dan tanto de antimusulmanes. Ellos que no tuvieron inconveniente en hacer entrar a aquella guardia mora.


Todavía, algunos, claro, tras los foros, y bajo anónimo, sin dar la cara, se atreve a afirmar que a los "Rojos" y a los "Separatistas" hay que aniquilarlos y matarlos a todos; cosa que muy cuerdamente rechazan quienes realmente vivieron la guerra civil española, como son los protagonistas de este libro REQUETÉS DE LAS TRINCHERAS AL OLVIDO.


Recordando a Don Jaime del Burgo Torres y la defensa que hizo del Arbol de Guernica frente a los soldados del ejército español y frente a los falangistas que venían a talar el Árbol de Guernica, explicaba que salió de Pamplona hacia Madrid la tarde del 19 con la Columna de García Escámez y no regresó, salvo para ser atendido el 17 de Junio de 1937 de una grave herida sufrida cerca de Bilbao; por esas fechas, la espiral de violencia había remitido considerablemente.



También aseguraba que en los tres años de guerra no había participado ni presenciado fusilamiento alguno, coincidiendo así con otros oficiales carlistas, algunos de los cuales hacían referencia a una orden emitida por Don Manuel Fal Conde; máximo líder de la Comunión Tradicionalista Carlista ( nombre por aquellos días del Partido Carlista), para que los Requetés no intervinieran en este tipo de represalias.


En su libro Conspiración y Guerra Civil, recuerda, en este sentido, qué el Coronel Bautista Sánchez le llamó la atención a Don Jaime del Burgo, por no entregar prisioneros; "(-No creerá, mi coronel, que los fusilamos?)", le dijo del Burgo. "(No; ya lo sé. Pero hace algo muy peligroso: se los queda)", le contestó su superior quien pese a ello, no tomó medida alguna contra del Burgo.


En este mismo libro Conspiración y Guerra Civil, menciona el caso de otro mando Requeté, Jaime Lasuen, miembro de una familia carlista exiliada en Francia, que se negó a fusilar a varios comunistas franceses argumentando que él había combatido en el ejército galo en la Gran Guerra y eso le impedía fusilar a súbditos franceses.



Jaime Lasuen volvería a luchar al lado de la Resistencia Francesa contra la ocupación nazi, como hicieron otros ex-rquetés "franceses" y el propio reclamante carlista al Trono de España Don Javier de Borbón Parma, quien fue internado al campo de exterminio de Dachau con la complacencia y aceptación de Franco y Hitler.


Con motivo del bombardeo de Guernica Don Jaime del Burgo Torres tuvo unas palabritas con un Coronel de artillería, ya que Don Jaime del Burgo, navarro, había criticado abiertamente la operación aérea, saliéndole al paso el citado teniente coronel diciendo que eso era lo que había que hacer "con todo el País Vasco y con Cataluña", a lo que Don Jaime contestó: ¡¡Y con tu puta madre!!, elevando el tono de una discusión que terminó llegando a las manos.


Del Burgo, se enteró de que los falangistas se disponían a cortar el Árbol de Guernica con hachas, por lo que mandó formar un cinturón de Requetés armados y con bombas de mano para proteger el Viejo Roble y la Casa de Juntas, símbolos de las Libertades Tradicionales de los habitantes del antiguo Señorío de Guipuzcoa, impidiendo que desapareciera el Árbol bajo el que juraban los Fueros los Reyes de la Dinastía Carlista, dinástía, por cierto proscrita.

Son ejemplos de Requetés, más cercanos a la superación de la Guerra Civil Española, que muchos de los que hoy no vivieron aquella tragedia, y reivindican "LA CRUZADA" como algo gloriosísimo y que hay que repetir. De manera que quienes esto piensan, ni quieren verdaderamente al carlismo, ni piensan en superar la guerra civil. Cosa que con el libro de REQUETÉS de las trincheras al olvido, sus protagonistas, si tienen afan y sentido de la superación del conflicto civil, cosa quizá muy fuerte, que no encontramos en algunos jóvenes, que tienen una concepción del Carlismo y la Guerra Civil que no se corresponde con la historia del Carlismo, y ni siquiera con los testimonios de quienes si vivieron aquella tragedia, y admiten sinceramente que NO QUIEREN QUE SE VUELVA A REPETIR. Aseverando además que su lucha en parte frustrada, no sirvió para acometer las ideas políticas que el carlismo profesaba, sino más bien para servir de fuerza de choque en el bando de los vencedores, siendo los vencidos en el bando de los vencedores. Semejante traición es indigna de aquellos que todavía reivindican la Guerra Civil como un acto de gloria y triunfalismo, cuando lo que se obtuvo fue una dictadura de 40 años y que hoy por el hecho de ser Católico y Monarquico Legitimista, te miren de arriba a abajo y te digan que eres un facha, o un separatista o un rojo, cuando explicas aquello de la problemática social, o cuando defiendes los Fueros para cada uno de los Reinos o estados existentes en las Españas.


Fue de enorme esfuerzo por parte de S.M.C. Don Carlos Hugo de Borbón, Rey de las Españas, pretender acabar con la separación y división de los Españoles, dando el paso para que todos los Carlistas y todo el Carlismo superase la Guerra Civil Española, y de alguna manera el presente libro Requetés de las Trincheras al Olvido da testimonio del hecho humano de personas, Margaritas Carlistas y de Requetés Carlistas que tratan de no glorificar en absoluto aquellos sucesos horribles llamando a todos para que aquello no se repita jamás, y sirva de ejemplo juicioso y coherente que parte del pensamiento y obra de nuestros mayores.



sábado, 5 de junio de 2010

EL GOBIERNO DE ISRAEL Y LA AYUDA HUMANITARIA

La imagen tomada de un vídeo dado a conocer por el grupo de ayuda humanitaria turco, IHH, muestra a un soldado israelí armado en la cubierta del barco abordado.


El pueblo Judío históricamente, de una manera o de otra se "vio obligado", quizá al no poder detentar la tierra para extraer sus alimentos y recursos propios para vivir, a trabajar favoreciendo el intercambio de capital, jugando al interés de los prestamos de usura.


Esto es bien sabido, y muchas familias hebreas se especializaron en las transacciones comerciales de mercadeo, y los prestamos de usura, todos ellos superiores al 5% de interés.


El Cristianismo que ha sobrevivido finalmente y está dando un penoso ejemplo a la moral de los habitantes del mundo, es aquel que ha pactado y ha aceptado el funcionamiento usurero que es el capitalismo neoliberal que existe hoy en este mundo: ¡Quizá sea por influencias protestantes, quizá por influencias Judías! ¡Ahora mismo es lo que hay!


La Fe Católica siempre combatió los prestamos de usura, y la incoherencia personal, aunque desde hace mucho también se muestra incoherente en muchas de sus manifestaciones, sobretodo a partir de la aceptación del presupuesto estatal del Clero, símbolo cesaropapista del Estado burgués que tendría a la Iglesia Católica comiendo de la mano de la burguesía capitalista.


Pero el origen de esta burguesía proviene de aquellos a los que Cristo expulsó a latigazos del Templo. Monetaristas, cambistas, prestamistas, usureros, agentes financieros y economicistas de la época. Ya desde los tiempos de los Fenicios; Fenicia y Cartago llevaban implícitos el metalismo economicista y el préstamo de usura en su propia sangre. ¡Solo que el Imperio Romano en parte consiguió doblegarlos e imponerle una paz al poder del dinero, al aplastar a los Cartagineses tras la tercera Guerra Púnica.


Uno de los odios tradicionales que ha existido en Europa contra los Judíos, fue desarrollándose a lo largo de la edad media, pues si los cristianos se dedicaban a la agricultura y los musulmanes era trabajadores agrícolas muy sufridos y obedientes; los judios no tenían derecho a la propiedad de la tierra, y desarrollaron su forma de vida en las transacciones comerciales, mercantiles y financieras, pero sobretodo en el desarrollo del metalismo y el cambismo monetarista haciendo famoso el interés de usura. Así, durante la Edad Media, solucionar los problemas monetarios de la gente, implicaba eliminar a aquella familia judía con la que estaban endeudados las familias campesinas generación tras generación. Los fundamentos Bíblicos o teológicos (ellos mandaron asesinar a Jesús en la Cruz), sanitarios (ellos son propagadores de la peste) para justificar las persecuciones contra los Judíos eran en realidad motivos estrictamente económicos, ya que muchas familias cristianas estaban endeudadas con una familia judía. El problema acababa cuando el señor feudal de la zona junto con sus campesinos iban contra el judío.


Hasta el punto que los Reyes Católicos Isabel y Fernando se "vieron obligados" a expulsar a los judíos de las Españas peninsulares.


Ese odio histórico contra el pueblo judío, no siempre tuvo lugar en las tierras de la Iglesia, ya que en los antiguos Estados Pontificios los Papas de Roma permitieron vivir en paz a numerosas familias judías.


La llegada del Holocausto Nazi, y los campos de concentración y exterminio significó el culmen del desproposito genocida al que fue sometido el pueblo judío.


Éste mismo pueblo Judío, sus actuales dirigentes y representantes, en realidad parecen renegar de sus antepasados al utilizar las mismas armas y argumentos que utilizaron los nazis contra ellos mismos. ¡Son los hijos descendientes de las víctimas del Holocausto, convertidas en verdugos!, haciendo de Gaza un verdadero campo de Concentración y muy sutilmente de exterminio, ya que no permiten la entrada de alimentos ni ayuda humanitaria. Es algo así como han sido los EEUU con respecto a Cuba, pero todavía peor.


El antisemitismo histórico medieval del que fue objeto el pueblo judío no tiene nada que ver con el antisemitismo de los años 30 del siglo XX, y ni siquiera con el nuevo antisemitismo científico que está surgiendo en las formaciones progresistas y de izquierdas en todo el mundo, ya que es el mismo pueblo judío el que se está grangeando la enemistad del mundo, por su estúpido comportamiento, esta vez asaltando un barco de ayuda humanitaria en aguas internacionales y al estilo pirata, siendo conscientes de que están armados hasta los dientes y que tienen el mejor ejército del mundo.


Antes el antisemitismo judío medieval venía propagado por prejuicios ideológicos y por problemas económicos de una mayoría poblacional cristiana, que se resarcía de las imposiciones de prestamos de usura acabando con la vida del prestamista de la zona.


Ahora observo que el antisemitismo creciente existente se debe al propio comportamiento del propio pueblo judío en el Estado de Israel y para con el Pueblo Palestino.


No tiene sentido, que a estas alturas del siglo XXI el estado de Israel intente solucionar sus problemas enviando al ejército tal y como hacían con ellos los Nazis en Alemania. ¡Todavía se acuerdan!, y precisamente para acometer las destrucciones de hogares y hospitales entre otras cosas, bajo la excusa de terrorismo de niños, mujeres y ancianos Palestinos. ¡Es como si nosotros hiciéramos lo mismo en el País Vasco! ¡O como hicieron los Ingleses con los Jacobitas Escoceses en 1746 tras el desastre de la Batalla de Culloden!


Las Naciones Unidas y los "grandes organismos internacionales" se han comportado con el Estado de Israel de la misma forma que lo hizo la antigua SOCIEDAD DE NACIONES antes de la 2ª Guerra Mundial, con la Alemania Nazi. Comienzan a existir grandes paralelismos entre el comportamiento de la comunidad internacional para con los Judíos y su Estado de Israel, como el que existió con respecto a la Alemania Nazi. El mismo potencial bélico destaca por ello.


El victimismo histórico del Pueblo Judío no puede ser la causa de su inmunidad respecto a sus responsabilidades, y menos aun, las del gobierno y el Estado de Israel, estado igual de "democrático" que otros muchos existentes en el orden internacional musulmán.


El Islam y los musulmanes siempre reclaman tierras, como es el caso de Al-Andalus, que bajo la proyección juiciosa y razonada, obviamente no tienen ningún derecho en reclamar al no ser ellos los descendientes del antiguo Reino Visigodo ni de la Tradición Histórica Hispano-Romana-Visigótica, de la que somos herederos los Cristianos de las Españas peninsulares. Sin embargo los Judios en general, no tienen la intención de reclamar tierras, pese a la memoria de Sefarad, porque de alguna manera el poder económico financiero internacional ya lo vienen detentando desde hace siglos, y especificamente tras la 2ª Guerra Mundial con la participación internacional del nuevo Estado de Israel y con su consiguiente militarización progresiva. Y esto los ha convertido practicamente en invencibles, admitiendo que en su propio comportamiento han asimilado las mismas formas y modos de exclusión y marginación que sus últimos y odiados torturadores y asesinos: los Nazis!. ¡Es como si el Estado de Israel y el pueblo judío se hubiese transformado en Nazi!. Es pues en esta lógica por la cual va surgiendo en muchas formaciones políticas de la izquierda un antisemitismo científico, al rechazar las formas y los modos de "comportamiento" de los judíos y su Estado de Israel con respecto al Pueblo palestino.


Ahora el Estado de Israel se ha encontrado con la peor crisis de su Historia, y es que se están "haciendo amigos de la Comunidad Internacional". Ni siquiera Obama, presidente de los EEUU ha querido dar opinión alguna al respecto. ¡La verdad que los propios Israelíes se lo están poniendo difícil a la Comunidad Internacional!, porque es difícil aceptar las mismas acciones que llevaban a cabo los Nazis. ¡No la de los Campos de Exterminio!, sino la de los Campos de Concentración, ¡hoy Gaza lo es!, y sutilmente también lo es de exterminio, porque no se permite la ayuda humanitaria.




El Estado de Israel solo debe existir cuando los Israelíes reconozcan que existe el Estado Palestino, y esto todavía no ha ocurrido. Además en el intento de proyectar un Estado de Isreael únicamente de religión Judía, el propio estado de Israel margina y excluye a los Cristianos, quienes también tenemos derecho a decidir que tiene que ser todo el territorio de Palestina, que para mi es ni más ni menos que el Reyno de Jerusalén. ¿Qué pasa? ¡Eso ya no les gusta! eh!. Seguro que atenderían más a los acuerdos internacionales, si les propusiesemos que el Rey Legítimo de las Españas es también por derecho histórico y legítimo Rey de Jerusalén. ¡Así los descendientes de Sefarad, no olvidarán a su Rey de las Españas!




Curiosamente la derecha española en los debates televisivos suele apoyar bastante al Estado de Israel, sin exigir ni siquiera al Estado y gobierno de Israel una verdadera depuración de sus responsabilidades por estos últimos y tristes acontecimientos del barco de ayuda humanitaria, asaltado por "corsarios israelíes" en aguas internacionales. La derecha española ya no reclama a los Reyes Católicos, tan sólo lo hicieron para basar su dictadura franquista en "Una ,Grande y Libre", cuando sabemos bien que las Españas de los Reyes Católicos estaban confederadas en la Monarquía Hispánica, y que por tanto no existía unidad política.



viernes, 4 de junio de 2010

LA INTOLERANCIA DEL PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL Y SUS "PROGRESSNOBS"

Celebración del Corpus Christi en la Ciudad Imperial de Toledo




Estos socialistas, ni son socialistas ni van con los derechos del pueblo, ni con sus creencias, ni con nada. Son unos auténticos incoherentes y unos hipócritas. En lugar de presentarle cara al capital, a la gran banca y a las multinacionales. En lugar de impedir la salida de capitales, influyendo para que se limiten los movimientos de los mismos, imponiendo una tasa financiera a esa circulación de capitales. En lugar de imponer una subida de impuestos a la plutocracia y de apretarle bien las tuercas, en lugar de bajar los impuestos a la clase media, reduciendo el IVA, en lugar de luchar contra el despido libre en los contratos, y favorecer un diálogo real en una cámara pública donde se reunan patronal y sindicatos. Nuestro gobierno progressnob se dedica a dárselas de progresista, quizá amenazando con imponer el nuevo tipo de contratación laboral facilitando el despido libre, traicionando así a toda su masa de electores y votantes. Porque debemos ser certeros, y aseverar que el PSOE ha traicionado vilmente a todo su electorado, y ahora para seguir detentando la etiqueta de progresista, acomete medidas estúpidas, intolerantes, intransigentes contra todo tipo de sentimientos y manifestaciones religiosas que tienen lugar en el fenómeno de la religiosidad civil y popular. ¡Estos no se acuerdan de la guerra civil!. Precisamente por sus estupideces anticlericales, y sobretodo antirreligiosas, tuvieron que enfrentarse a una buena parte de labradores y campesinos católicos llamados carlistas.






Las leyes gubernamentales que pretenden limitar el espacio de las manifestaciones religiosas populares, culturales y cívicas son un tremendo error. Porque no son símbolos únicamente religiosos, sino que son símbolos y referentes de unión tradicional de los diferentes pueblos de las Españas. Igual que estos progressnobs son tan tolerantes y tan condescendientes con las libertades de ciertos colectivos, deberían darse cuenta que el resto de ciudadanos también tenemos derechos a que se nos respete, nuestras manifestaciones y nuestras creencias, y por tanto que podamos manifestarlas a la luz pública, y no como pretende este gobierno reducirnos a pieza de museo.






Una vez más el PSOE demuestra que ni es socialista ( Pablo Iglesias, su fundador tenía mucho más respeto por la Religión Católica y las manifestaciones religiosas populares, que el respeto que tienen hoy los gobernantes dirigidos por José Luís Rodríguez Zapatero ), ni se preocupa por las lamentables condiciones sociales y económicas que estan viviendo los habitantes de las Españas. Porque es posible que antes no pudiéramos llegar a fin de mes, pero es que ahora la situación es de paro generalizado. Las personas quedan en paro, les han quitado el trabajo, y también les quieren arrebatar de alguna manera sus creencias religiosas, al retirar crucifijos de los colegios, o al impedir los honores al Santísimo durante la Celebración del Corpus en la Imperial Ciudad de Toledo. Son ejemplos de intolerancia religiosa amparada en el poder gubernamental y público.