jueves, 9 de septiembre de 2010

S.M.C. DON CARLOS JAVIER DE BORBÓN RECLAMA SUS LEGITIMOS DERECHOS AL TRONO DE ESPAÑA

S.M.C. Don Carlos Javier de Borbón, Rey de las Españas:
"No puedo renunciar a mis derechos porque fueron otorgados por el pueblo español y sólo el pueblo español puede arrebatármelos".



Acabado el oficio religioso en Parma, el féretro fue de nuevo llevado a hombros hasta la cripta de la iglesia, donde recibió sepultura en la más estricta intimidad familiar. A continuación, utilizando el atril del altar, un representante de la familia Borbón Parma leyó el testamento de Carlos Hugo, fechado el 9 de agosto, nueve días antes de su fallecimiento por cáncer. En este texto legal, Carlos Hugo transmite de forma solemne a Carlos Javier, el mayor de los hijos, y a todos sus descendientes los derechos legítimos al trono de España. Con todo el público y autoridades en pie, su hermano menor, Jaime, le colgó el Toisón de Oro, símbolo de la realeza española. Con este emblemático collar, el nuevo reclamante a la Corona de España se dirigió a los presentes aceptando el testigo que le pasaba su padre mientras recordaba su vital compromiso. “¡¡Aita!!”, dijo en euskera mirando al cielo, “¡padre!: Sacrificaste con coraje tu vida por la democracia, la libertad, la justicia social, la igualdad y por hacer de este mundo un lugar mejor para vivir. Seguiremos tu camino”. Más tarde, a preguntas de los periodistas, Carlos Javier confirmó lo dicho declarando que él no podía renunciar a estos derechos porque “fueron otorgados por el pueblo español y solo el pueblo español puede arrebatárselos”.


****************************************************************************
Características de la Monarquía Carlista:

"La vigencia de los Fueros o Constituciones Históricas de las Españas, legitimaban la existencia de los diversos Reinos, Señoríos y Principados peninsulares, posibilitando la presencia confederal vitalicia y hereditaria del titular de la Corona, con arreglo a la legitimidad de origen, que para ser reconocido como Rey, Príncipe o Señor, debía jurar los diversos Fueros. Sin Fuero no había ni reino, ni monarca.




"La Corona es la institución que preside la Jefatura de los Estados, armonizando la configuración de la más alta magistratura de los mismos, con la inclusión de los regímenes de las Cortes Generales Tricamerales y Territoriales o Locales.


-La Corona preside y representa a los Estados, al ser vínculo de unión confederal de los mismos, la cual mantiene las diversas unidades jurídicas y políticas. Significa la unidad del poder; el centro de imputación de actos, el soporte de las distintas personalidades jurídicas de los Estados. Y aquí no solo nos referimos a Estados Territoriales, sino también al resto de Estados o Cuerpos Orgánicos e Inorgánicos Intermedios Autogestionarios, representados en las Cortes Tricamerales.


-La Corona es un Estado e Institución que vive entre los otros Estados, con la salvedad que representa la Confederación misma, porque preside los Estados. En este sentido, su característica esencial en el régimen de monarquía foral es la responsabilidad del Rey y sus Consejeros, lo que la distingue de la situación de refrendo por la irresponsabilidad de la persona Real según la Constitución de 1978, de manera que la persona del rey si tiene que ser responsable de sus actos, pudiendo imputar al resto de Consejeros en el caso que así fuera.


Los Fueros o Constituciones Históricas de los diversos territorios de las españas mantienen a la institución de la monarquía como el común denominador que tienen todos los Estados, ya que representa el eslabón que enlazaría el presente confederalista con el pasado foralista de los distintos territorios y pueblos de España.




La naturaleza del origen de la monarquía se encuentra en la tradición política histórica de las Españas. La Monarquía trata de la legitimidad histórica y democrática de los pueblos de España plasmada en sus Fueros renovados, como el hecho confederal mismo que representa la existencia de diversos Estados. Se trata de una monarquía administradora de Justicia, que arbitra y modera entre las instituciones, brazos sociales y estados, cuerpos profesionales, políticos y territoriales, de manera que los poderes del Rey sean efectivos y ejecutivos pero siempre sujetos al Principio de Subsidiaridad. Es en este sentido en el que hay que entender la expresión de monarquía foral. El régimen político monárquico se encuentra dentro de los sistemas forales de los diversos territorios históricos. Los Fueros revelan claramente un propósito histórico de racionalizar el régimen confederal, expresando lo que debería ser el resultado de un proceso evolutivo y consuetudinario de la monarquía española, que se establecerá en el cuadro de una monarquía foral y democrática de régimen confederal.




La Corona es el órgano confederal o foral que encarna la Jefatura de los Estados territoriales, profesionales y políticos, organizados en Cuerpos y representados en las Cortes Tricamerales Generales y Locales, en las respectivas: camara socio-económica, camara política, y camara territorial.Según la Constitución consuetudinaria y tradicional de la propia monarquía carlista española, afirma que es hereditaria en los sucesores de la Dinastía Carlista, exactamente en S.M.C. Don Carlos Javier de Borbón Parma, dejando claro que el modo de acceder al Trono no consiste en una elección, ni en una libre designación de su sucesor, ni por parte del Rey Legítimo, ni de nadie, no fuera se repitiera la designación tipo monarquía franquista 18 de julio, en la que Franco eligió como heredero y sucesor a Juan Carlos, actual jefe legal del Estado. Se accede al Trono por herencia según la primogenitura y las Leyes Seculares Tradicionales de la Monarquía Española, es decir, Ley Sálica de Felipe V y Pragmática de Carlos III. Resultando que se hace confluir en la figura de Don Carlos Javier de Borbón, no sólo la legitimidad tradicional consuetudinaria y democrática, sino la legitimidad histórica y dinástica, tanto para él como para sus descendientes legítimos conforme a las leyes seculares históricas de la Monarquía Española. La justificación funcional de la monarquía es inseparable de la transmisión hereditaria de la Corona. Las ventajas de la monarquía son:




- Su Imparcialidad: el poder no es debido a ningún grupo o facción sino al Pueblo en general y a Dios en particular. Ya hemos dicho que es por herencia de la sangre.




-Su Continuidad: el poder se transmite sin saltos ni vacíos, evitando los peligrosos períodos de interregno, descansando en el hecho de que el Rey nace y por tanto, no se hace.




-Su Subsidiaridad: el poder monárquico se expresa así, de forma siempre subsidiaria, como apoyo, primero deja hacer, y solo intervendrá como apoyo, resaltando el hecho de Administrar Justicia, por el Rey, arbitrando y moderando entre los cuerpos intermedios autogestionarios.




-Su Inviolabilidad: nadie puede usurpar la persona Real y por tanto impide la entromisión de agentes o personas ajenas a la Jefatura de los Estados. Se impediría situaciones como la de ver a Jose María Aznar como Presidente de la República Española. Por eso a la extrema derecha no le gusta nada que exista la institución de la monarquía, porque les mola eso de ver como sube el lider amparado por las masas.




-Su Responsabilidad: a la hora de que fuera a aplicar el poder monárquico, atendiendo al principio de subsidiaridad. La persona del Rey es responsable de sus actos, no irresponsable como dice la Constitución de 1978. Además la persona del Rey Legítimo tiene que ser fiel y cumplir con el PACTO responsable PUEBLO-DINASTÍA, en el cual se destaca la JURA de los distintos FUEROS de los diversos Reinos, Señoríos y Principados de las Españas. El carlismo trata de un Pacto, el de PUEBLO-DINASTÍA, PACTO que los monárquicos liberales no conocerían jamás, porque el pueblo nunca les apoyó."A ALFONSO "XIII" LO EXILIÓ EL PUEBLO, A LA DINASTÍA CARLISTA LA EXILIÓ POR LA FUERZA LA PLUTOCRACIA LIBERAL BURGUESA y las dictaduras de turno.
****************************************************************************




















No hay comentarios: