martes, 13 de julio de 2010

¡CATALUNYA HA ESTAT SEMPRE UNA NACIÓ!

Adhesión de los Carlistas Catalanes a la Casa de Austria, durante la Guerra de Sucesión Española: "Memorables aplausos, que gustosa la Naciò Cathalana dedica à Son Rey Carlos Tercer (que Deu guarde)".
Catalunya siempre ha sido una Nación, pero en el seno de la Monarquía Hispánica, y no de España. El concepto de nación española es decimonónico, además de revolucionario liberal burgués, inspirado en la revolución francesa jacobina. La Nació Catalana era de concepción Tradicionalista, confirmada como tal mucho antes del siglo XVIII, ya desde la época de la reconquista antes del siglo XV y se encontraba ligada a la Monarquía Histórica Española, como Monarquía Catalana, y no al Constitucionalismo Liberal Burgués de la nación española del XIX.



El día 10 de Julio de 2010 tuvo lugar una manifestación en el Principat de Catalunya que concentró a diversas fuerzas políticas tanto nacionalistas, socialistas, independentistas y carlistas como protesta frente a las modificaciones que ha realizado el Tribunal Constitucional sobre el Estatut de Catalunya.




Para empezar el Estatut de Catalunya sea el que sea no tiene nada que ver con los Antiguos Fueros y Usos del Principat de Catalunya.


Es verdad que el Estatut quería atribuirse competencias como Tribunales de Justica propios para Catalunya, además de aseverar que Catalunya es una Nación.




No es en vano recordar a los presentes que numerosos escritos y textos de los siglos XVI y XVII manifiestan que Catalunya es una Nación, cuando por ejemplo durante las proclamas austracistas, se habla de " la nació Catalana".


Y es que es verdad, nuestra antigua monarquía tradicional, gloriosisima, vertebraba las Españas, y eso significaba que en España, o lo que entendemos hoy por España, existían diversos Estados Territoriales, cada uno de ellos con sus propios codigos y normas, su Hacienda propia, sus Tribunales de Justicia.




La actual Constitución española no reconoce los Usos tradicionales y franquicias de los diversos Estados Territoriales, salvo excepciones limitadas, como es por ejemplo el derecho del CUPO VASCO, que también lo querían los políticos catalanes.




Dependiendo de los territorios y quienes los gobiernen las medidas son consideradas retrógradas o progresistas. Tanto en Catalunya como en los Señoríos Vascos, la política del restablecimiento y amejoramiento de los FUEROS está considerada muy progresista, porque está impulsada por los nacionalistas y por la izquierda, sin embargo esas mismas medidas tomadas por el Partido Popular de Francisco Camps en el territorio Valenciano, son consideradas por los socialistas y la izquierda no nacionalista, como algo reaccionario y retrógrado. Significa que ambos partidos son unos cínicos, tanto el PP, como el PSOE, pues lo que es perfectamente válido en Galicia, resulta incomprendido en Catalunya por el mismo Partido Popular; o lo que se practica en el Regne de València por el PP, es denostado por este mismo partido en zonas como Catalunya o los Señoríos Vascos. Y esto ocurre segun las zonas donde gobiernen unos u otros.




La historia de España siempre ha sido una historia donde a partir del proceso de la reconquista peninsular, del norte al sur, se fueron formando diversos Reinos, Señoríos y Principados, que por su situación geográfica, no dejaban de ser españoles, al recordar que este nombre se lo habían puesto los Romanos a la península Ibérica, afirmando en su traducción del latín que se trataba de la "Tierra de Conejos".




Pero la verdad radica en que no se puede hacer gala de toda esta diversidad hispánica peninsular para legitimar la secesión de ningun territorio histórico.


La diferencia entre los Carlistas y los Independentistas, ya sean nacionalistas o soberanistas, es que los carlistas no queremos bajo ningun concepto la secesión, separación segregación de los diversos Estados Españoles.




¿Por qué? Pues porque España sin Catalunya no es España; España sin el País Vasco no es España; España sin Galicia no es España; España sin Valencia no es España; España sin Canarias o Mallorca no es España, lo que no significa que para mantenernos todos unidos implique la obligatoriedad de la homogenización centralista.




Las fuerzas separatistas no entienden este significado y este planteamiento político que hace el carlismo a través de la defensa de los Fueros de los distintos Reinos Señoríos y Princiupados Españoles, pero es que las fuerzas centralistas o nacionalistas españolas tampoco entienden lo que el carlismo propone para una mejora de la convivencia entre todos los pueblos de las Españas, incluido el portugués, desde luego!.




Sería muy interesante, para quienes nos sentimos Tradicionalistas Carlistas, indagar y reflexionar si pensamos o no, que España es en realidad un Conjunto de Estados históricos, cada uno con sus Fueros y códigos propios, o si es en realidad lo contrario.




Si desde el Tradicionalismo político carlista no se entiende que España es un país de Estados, o si se quiere un Estado de Estados, significa que todavía no se ha entendido la historia de España. Ahora bien, si pretendidamente se quiere rendir pleitesía a un mito histórico que nos haga creer que España fue siempre "UNA, GRANDE Y LIBRE" con todo lo que implicaba aquello, significa que quines pretenden esto, tienen una seria distorsión histórica de España.




De la misma forma, para los independentistas, que tienen las mismas ocuurrencias, pero a la inversa del nacionalismo centralista recalcitrante españolista, que es aquel que solo tiene como elemento de unión el Castellano, denominado Español, como si el resto de lenguas históricas no fueran españolas. Pero es que el independentismo tiene por objetivo la secesión territorial, y para ello quiere valerse de los atributos de las "Competencias Históricas" que los habitantes de los Reinos, Señoríos y Principados de las Españas tenían en sus respectivos Estados Territoriales, todos ellos vertebrados y unidos por la Monarquía Histórica Española. Por esa razón encontramos que en su mayor parte son todos republicanos, porque si fueran monárquicos, la propia institución de la monarquía, desde su origen y concepción histórica hasta la actualidad impide la secesión y separación que pretenden los separatistas.




Eso si, en la manifestación los carlistas del Partido Carlista no plantean como algunos dicen la secesión independentista por el simple hecho de que hayan participado bajo el mismo lema de SOM UNA NACIÓ. No es nada extraño ni raro que los catalanes digan que son una nación, porque como he dicho antes, ya en textos del siglo XVI y XVII, diversos escritores hablan de la Nació Catalana, y a nadie se le ocurría negar por ello su ESPAÑOLIDAD como hacen los independentistas, pero no los CARLISTAS. Lo que no significa que por reclamar y defender la ESPAÑOLIDAD de CATALUNYA, implique que los catalanes no puedan volver a gozar de sus ANTIGUOS Y LEGÍTIMOS DERECHOS , que no vienen del año 1931, sino dels Furs i Usatges Catalans, los cuales implicaban: Tribunales de Justicia propios, Hacienda Pública propia, Cortes y Fueros o Constitución propia, y todo ello dentro del seno de la Tradición de la Monarquía Española Histórica.




Por otro lado debemos ser sensatos porque los carlistas no estamos aquí para defender el ORDEN CONSTITUCIONALISTA INSTAURADO EN EL AÑO 1978, sino para en todo caso devolver a los pueblos de las Españas sus legítimas libertades y derechos, pero siempre respetando nuestra tradición Cristiana Católica y la Monarquía Histórica legitimista, porque fuera de la Tradición Carlista no existe esta posibilidad, salvo el centralismo absorvente españolista y el separatismo desorbitado independentista.

15 comentarios:

Pelayo dijo...

¿No te enteras de que la ESCORIA de la manifestación del otro dia lo que defiende es la "Nación política liberal catalana"? Hay que ser profundamente idiota para pensar que la "Nación" de la que hablaban los nacionalistas del PSC, CiU o los independentistas de ERC y demás nazis tiene algo que ver con la "nación" en el sentido tradicional. Por cierto ni siquiera todo el PC de Catalunya acudió, y hay voces muy autorizadas y muy críticas dentro del mismo contra la manifa nazi del otro día. Los carlistas rechazaron de plano y con beligerancia la convocatoria. Que reunió a cuatro gatos, ni 100.000 personas pese a que estaban casi todos los partidos catalanes. Algo que para los carlistas es importante pues demuestra el divorcio entre el pueblo y los partidos. Al día siguiente el pueblo catalán de modo espontáneo salía a las calles con banderas de España y quemaba las banderas separatistas.

M. Fernández dijo...

Simplemente decir que no autorizaré ni se tolerará ningún texto donde se insulte a nadie.
La nación atribuida a Catalunya no tiene nada que ver con el separatismo y el secesionismo de los independentistas, y es precisamente eso lo que he escrito.
En este blog puede escribir quien quiera pero respetando la libertad de expresión no cabe la interpretación de la grosería ni del libre insulto, sino únicamente razonamientos políticos.

Pelayo dijo...

¿Hace falta razonar que lo que se defendía ese día era una "soberanía nacional" (dogma radical liberal) para el Principado de Cataluña? ¿Es que acaso no es evidente? Eso es lo que subyacia en la mani nazi-separatista del otro día pese al cretino de Montilla y los pobres charnergos acomplejados. ¿Qué narices pintan allí los carlistas?

M. Fernández dijo...

Cuando diversos grupos políticos acuden a una manifestación de estas características, no significa que todos los grupos políticos tengan la misma interpretación del lema que defienden en común.
No sólo son matices los que los diferencian. Es más, entregar a los separatistas el término y la manipulación de la manifestación me parecería de un gran error.
Para empezar, cuando intenten esos separatistas a arrogarse dicha manifestación, cuando pretendan hacer creer al conjunto de la sociedad española que aquella manifestación significaba la defensa del independentismo secesionista, no lo podrán hacer. Y no lo podrán hacer, porque en la manifestación de Barcelona del día 10 de Julio de 2010 había grupos federalistas que defienden la Unidad Ibérica o Hispánica, como es el caso de los carlistas que estuvieron presentes. Por tanto los independentistas no pueden manipular aquella manifestación, porque no todas las fuerzas políticas que acudieron a la convocatoria son independentistas.

M. Fernández dijo...

En cuanto a la presencia de los carlistas, sirve para darse a conocer, y para indicar a la sociedad: "miren señoras y señores, todavía los FUEROS son nuestros principios frente al centralismo uniformista y decadente y frente al independentismo separatista, si vertebramos las Españas a la antigua usanza, como ya se hacía en los tiempos de los Reyes Católicos, donde por cierto el Principat de Catalunya era un estado, como lo era el Regne de Valencia, o el Reino de Aragón, cada uno con sus Fueros, sus propios Tribunales de Justicia, su Hacienda propia, etc. La presencia de los carlistas se justifica en cuanto a la defensa de una Monarquía Federal o Confederal, desde una perspectiva histórica y antiliberal.

Pelayo dijo...

Los territorios de la Monarquía Hispánica no eran "estados" en el sentido actual, es más el término "Estado" es un término moderno y protorevolucionario, ideado por Maquiavelo ("Lo Stato"). El término Estado se asocia inevitablemente a la idea de nación política (que es la que defendian los nazi-charnergos de la mani), que es la constitutiva de la soberanía, idea esta de la soberanía RADICALMENTE COMBATIDA POR LOS JURISTAS DE LA CORONA DE ARAGÓN (Gaspar de Añastro Isunza).

Y los separatistas se arrogan la manifestación desde el momento en que mueven sus banderas DE ODIO NAZI contra España y nadie dice nada... ¿Vd. iría a una manifestación con svásticas o con banderas del PP? O en el caso de encontrarse con esas banderas de modo sobrevenido, ¿Vd. no diría nada? ¿Callaría? Pues peor que esas dos banderas (la nazi o la del PP) es ese insulto a la senyera que es poner sobre la misma el triángulo masónico y la estrella roja marxista. Si los del PC no dijeron nada es porque o están de acuerdo con la bandera masónico-stalinista o porque son unos cobardes. No sé qué es peor.

M. Fernández dijo...

En el tema del aborto yo iría con manifestantes que portaran banderas del PP, aunque me gustaría que fuesen mas coherentes.
Maquiavelo no era precisamente un liberal decimonónico, sino un pensador renacentistas de los siglos XV y XVI mucho más cercano al pensamiento tradicionalista.
La Corona de Aragón estaba compuesta de varios estados: Regne de València, Regne de Mallorca, Principat de Catalunya y Reino de Aragón, incluso Napoles, Sicilia y Cerdeña.
Cada uno de esos reinos tenían sus propias instituciones políticas que eran independientes entre si. Eran instituciones soberanas. El poder político de la monarquía conservaba una parte de la soberanía, pero el resto de la misma quedaba reflejada en el resto de las instituciones políticas medievales y modernas, hasta la derogación de los FUEROS por Felipe V.
Un territorio, donde sus habitantes hablan un idioma propio, tienen instituciones propias, como Hacienda, Tribunales de Justicia, Cancilleria Reial, Generalitat, Fueros particulares, aduanas internas que delimitan su territorio fronterizo. ¡Que quiere que le diga! ¡Es un estado! ¡Vamos si lo es!

M. Fernández dijo...

Sobre los estados territoriales, cada uno de ellos a su vez tenían estados orgánicos o brazos sociales, que eran a su vez estados dentro del estado. Así debemos diferenciar entre los estados históricos territoriales que fueron los Reinos, Señoríos y Principados de las Españas, forjados durante la Reconquista; y los estados orgánicos: Clero, Nobleza y Brazo Real, que había perfectamente diferenciados en cada uno de ellos.

Pelayo dijo...

Tanto Maquiavelo como Bodino (el creador de la "souveranite" de la que emana los poderes del Estado) han sido reputados por el tradicionalismo hispánico como protorevolucionarios (vd. "¿Qué es el Carlismo?", sobre todo cuando habla de las cinco fracturas de la Cristiandad). Quizás Vd. se refiera a que está cerca su pensamiento al "tradicionalismo" filonazi evoliano. Pero con el tradicionalismo hispánico (es decir, con el carlismo) NADA TIENEN QUE VER.

Las instituciones de los poderes de los reinos y principados de la Corona de Aragón siempre fueron infrasoberanos, porque la soberanía era rechazada por la Tradición jurídica aragonesa y catalana. (Vd. "Cataluña Clásica" de Elías de Tejada). Por otro lado no veo que tiene que ver el idioma con todo esto. En la Corona de Aragón y en sus diversos reinos y principados coexistían entre si diversos idiomas, y si alguno se acercaba a lo que hoy en día denominamos como "oficial" ese era el latín. Y el idioma que se usaba normalmente en las Cortes era el castellano (vd. "Cataluña Clásica"). La existencia de una estructura institucional minúscula en comparación con la prerrogativas "estatales" no les convertía en "Estado", sino en reinos, condados o principados.

Por último yo estaría en una manifestación con banderas del PP. Otra cosa distinta es que me vea obligado a coincidir circunstancialmente con algún pepero en alguna manifestación (JAMÁS EN LAS DEL ABORTO, pues ellos son totalmente proabortistas) como por ejemplo en una de víctimas del terrorismo. Pero ellos jamás llevarán allí sus banderas partidistas. Cosa que sí que hizo la escoria nazi-separatista, con gran profusión además destacando sobre cualquier otra enseña, en la manifestación partitocrática del 10 de julio. Por cierto, esa basura de "estatut" que fueron a defender unos cuantos del PC (casi todos venidos de Madrid, por cierto) contempla entre otras cosas las selecciones deportivas separatistas, lo que supone de facto la desaparición de la selección Española de fútbol, por cuyos triunfos Vd. se alegra. Mírese la coherencia.

M. Fernández dijo...

Mire, Catalunya es una Nación Histórica y Tradicional en el seno de la antigua Monarquía Hispánica, con el nombre de Principat, representa la propia Monarquía Catalana, soporte que formaba con el resto de Reinos y Señoríos la Monarquía Española, pero no España.
Porque el nacionalismo español es de nuevo cuño, ya que nació en el siglo XIX al amparo de las ideas revolucionarias burguesas y centralistas jacobinas, mientras que el hecho de considerar a Catalunya como Nación es bajo un sentido prerrevolucionario, con una concepción histórica basada en la formación del Principat durante los años de reconquista, resultando más antiguo que el propio nacionalismo español.
El resultado es que Catalunya se enfrentó como Nación Tradicional a la Nación Liberal Española. En ese enfrentamiento los catalanes perdieron sus derechos e instituciones que eran calificados por los liberales y aun todavía hoy como privilegios.

Pelayo dijo...

Antes de nada aclarar que queria decir que yo NO iría a una manifestación con banderas del PP, como se desprende del resto del mensaje.

Por otro lado cada uno es muy libre de tener las interpretaciones de la historia que se le antoje, otra cosa es la realidad. Contraponer un "nacionalismo" español (¿se refiere al partido del Doctor Albiñaba, que acabó integrándose en el Partido Carlista quizás?) a una "nacionalismo" ¡tradicional! catalán (¡cuando el nacionalismo catalán ha sido y es EL MÁS LIBERAL EN LO ECONÓMICO, EN LO POLÍTICO, EN LO MORAL Y EN LO SOCIAL DE TODA ESPAÑA!) es un buen ejercicio de invectiva y ciencia ficción histórica.

Otra cosa es la Cataluña tradicional, Principado católica, foral, hispánico y antieuropeo. Nada que ver con la basura anticatólica, antiforal, antihispánica y europeísta y ultraliberal del estatut.

M. Fernández dijo...

De todas formas como ya indiqué, los separatistas no podrán decir que la manifestación del día 10 de Julio de 2010 era una manifestación independentista, y no lo podrán decir porque en la misma había carlistas, y como carlistas hacemos y defendemos una interpretación muy distinta de Nación para Catalunya, lo que significa que el sistema actual autonómico no llega ni a las suelas de los zapatos del sistema Foral, porque con la restauración Foral, Catalunya tendría y gozaría de muchos más derechos de los que le reconoce ese malogrado Estatut

Pelayo dijo...

Tiene razón, aunque también los Fueros operarían en ámbitos distintos y empezarían por acabar con la hacienda por ser excesiva, confiscatoria y antisocial y con la mayoría de los entes públicos creados por el nacionalismo catalán por usurpar funciones de la sociedad. Pero lo más importante es que la restauración foral seria confesionalmente católica. Y eso lo escamotean muchos los militantes del PC de Madrid que se desplazaron hasta la mani de Barcelona.

M. Fernández dijo...

Sea como fuere hay que tratar de hacer resplandecer la verdad política Foral desde un punto de vista histórico y llevarlo hasta la actualidad en lo político, como hacemos los carlistas.
Los separatistas intentan basarse en la historia para legitimar el independentismo secesionista. Nosotros los carlistas les demostraremos que de la misma forma que Catalunya es una Nación, que ellos, los separatistas, están totalmente equivocados respecto a lo que pretenden, ya que no tiene nada que ver con el Tradicionalismo y la Nacó Catalana.

Lorea dijo...

Señores, ha sido muy ilustrativo su diálogo. Al final, son más cosas las que nos unen ( a todas las personas) que las que nos separan. Los Carlistas siempre han sido cristianos, hiere la vista leer algunos calificativos " nazis, escoria.." echo en falta más comprensión, más tolerancia ;)
Yo sí acudiría a una manifestación con banderas del PP o de cualquier grupo político, siempre que creyese en la causa.