jueves, 13 de mayo de 2010

¿LIBERACIÓN DE LA MUJER? ¡LA PÍLDORA MACHISTA!


Hace 50 años los medios sanitarios aprobaban la venta de la píldora anticonceptiva en medio de una fuerte polémica. Nos lo vendieron, o mejor dicho, lo presentaron como un tratamiento fácil, efectivo, económico y seguro. Pero con un pequeño detalle y matiz, porque aquello se presentó como la liberación de la mujer, cuando en realidad plasmaba un uso machista de la mujer. Y digo uso, porque significaba el subyugarla a una situación de cosificación. Es decir, si había que impedir en alguno de los conyuges el no quedarse encinta, esa debía ser la mujer, y por tanto ella era la que tendría que tomarse la píldora machista para estar al servicio del deseo sexual del hombre. ¿Y por qué siempre tiene que ser la mujer la que se tome la píldora? ¡Resulta que nos lo presentan como la emancipación de la misma!. ¿Y el hombre, que? ¡No puede tomar píldoras!. Siempre, en lo mismo, tiene que pagar el pato la mujer. Y es que entre el aborto, coste humano y económico y entre la píldora machista, siempre paga la mujer. Y todo para hacer dinero, para que se forren las farmaceuticas, para que aparezcan más clínicas abortistas.


Entre otras cosas leemos de otros medios liberales cosas como esta:


"Es pequeña, pero ha otorgado autonomía a las mujeres; ¿autonomía, que autonomía? ¿por qué no se la toma el hombre? poder de decisión; ¿decisión, qué decisión, si ya lo ha decidido el hombre por ella? ¡Te la tienes que tomar tu!, y placer sin miedo; bueno, ¡tanto como sin miedo!, todos los medicamentos tienen efectos secundarios, en definitiva tratan de seguir drogando a la población con medicamentos químicos bajo la presencia de la esfera de las multinacionales farmaceuticas neoliberales capitalistas. Hoy 100 millones de mujeres toman la píldora anticonceptiva; ¡Qué bien!. Su mundo ha cambiado; ¡Vaya que si ha cambiado! ¡Como que la han cosificado, materializado e instrumentalizado en este mundo ultracapitalista de superficialidad infinita, convirtiendola en carnaza, víctima del consumismo, y de la fuerte demanda de medicación! .

Hasta la primavera de 1960 la vida de una fémina estaba atada irremediablemente a la procreación y al hogar; ¡ahora lo está al consumismo materialista ultracapitalista, y a la superficialidad egoísta y hedonista, lo está también al mercado de trabajo, y si además está encinta, se la discrimina, expulsándola del trabajo, por parte de la empresa capitalista! de hecho en Estados Unidos, los embarazos no deseados eran la principal causa de que las jóvenes abandonaran los estudios, ¡Y actualmente siguen habiendo embarazos no deseados, de la misma forma que antes, solo que ahora tenemos educación sexual y antes no! ¡Significa que la educación sexual actual es muy deficiente, y que siempre va a lo mismo: olvidarse qué la unión entre un óvulo y un espermatozoide es un bebé en potencia; y sobre todo que es la mujer la que siempre tiene que hacer los grandes sacrificios, en beneficio del hombre, claro!


No hay comentarios: