sábado, 29 de agosto de 2009

"Como Español, yo, por ahí, no paso"


Hablando con un militar profesional del ejército de tierra, con graduación de teniente, llegamos al tema sobre Carlismo, e interesándose por la historia, al poner sobre la mesa el tema de la Constitución de 1978 y la antigua administración de las Españas durante los Reyes Católicos, Carlos I y Felipe II. Señalando intencionadamente por mi parte, que durante aquella época siempre se consideró grande a España, llamándola España Imperial, aquella en la que no se ponía el sol. Nuestro militar, antiguo compañero mío del instituto descubrió estupefacto que las Españas eran estados peninsulares con Constituciones propias o Fueros, cosa que no le agradó en absoluto, pues me hizo referencia enseguida a la constitución de 1812, a lo que le manifesté que esa constitución y las sucesivas fueron en gran parte la causa por la que los carlistas se sublevarían contra esa idea de España ajena a su Tradición histórica constitucional. Pues ni nosotros los carlistas, ni el ejército actual son defensores de la constitución de 1812.






Me decía que muchas de las cuestiones tratadas en la constitución de 1812 quedan constatadas en la de 1978, y yo le afirme que para el Carlismo existen las Españas, un proyecto de España anterior al propuesto por los Liberales y su constitución oligarquico-burguesa.



Poniéndole como ejemplo el Principat de Catalunya con sus Usatges, Furs i Costums, mi antiguo compañero de instituto, militar de carrera, me respondió de forma intransigente: "Como español, yo por ahí, no paso", ¡Vamos, hombre! ¡Como si yo no fuese Español!, ¡se arrogaba España a su antojo!, siguiendo: "porque de lo que se trata es de construir una España nueva unificada, además, ¿por qué los catalanes deben regirse por otras leyes distintas a la del resto de españoles?" Yo le respondí, porque ellos lo quieren así, porque siempre lo demandaron y lo quisieron y porque lo manda la propia forma de ser natural de las Españas conforme a la Tradición Española.



Finalmente me dejó muy claro que él no pasaba por eso, y que además ellos simplemente quieren basarse en cuestiones históricas muy simplificadas, digo yo, para reinventar una idea falsa y antinatural de España. Pero nuestra conversación se cortó por el tono de voz y la expresión de su rostro. Lo había tratado ya antes, y me di cuenta del radicalismo fanático que profesaba en torno a una idea antinatural, falsa, reinventada, de España, al mas puro estilo militar. Me demostró que no tienen ni puñetera idea de historia de España.



Pero, yo me pregunto: ¿por donde pasan nuestros militares? ¿por tragedias tipo Yack 42 donde son tratados como escoria por el gobierno de la derecha? ¿pasan por ver como España, que tanto dicen defender con la boca llena, cede competencias políticas, económicas y defensivas ante la Unión europea y la OTAN? ¿por qué no quieren entender que España, las Españas estaban Confederadas y vinculadas a la institución de la Corona Legitimista? ¿Por qué utilizan los símbolos de las instituciones para preservar una falsa unidad de la "Patria".

¿Es por tanto, por ahí por lo que sí que pasa mi antiguo compañero de clase y los suyos? ¿Pasan por la incoherencia?


Por lo que se ve son incapaces de entender, como le dije, que el ejército español, en realidad fue el ejército del Rey junto a las milicias locales y territoriales de los pueblos y ciudades, que debían finalmente lealtad al Rey Legítimo, aquel que juraba Fueros, es decir las Constituciones históricas de cada uno de los Reinos, Señoríos y Principados de las Españas. Por tanto el ejército legítimamente no puede arrogarse la potestad de ser España, por mucho que lo diga una Constitución de 1978, conforme a esa "garantía" de indivisibilidad de la nación española, detentada por el ejército.


Antiguamente y segun la Tradición Española, los Reinos, Señoríos y Principados de las Españas y sus pueblos o nacionalidades o naciones históricas estaban vinculados con la Corona, en la persona del Monarca, durante la etapa de la monarquía hispánica, en la persona del Rey, porque este juraba los Fueros, es decir juraba las diversas Constituciones históricas de las naciones españolas, y por tanto el ejército no era garante de nada, porque su obligación estaba en servir al Rey de las Españas y a sus pueblos y gentes. Fue a partir del siglo XIX, con la Constitución de 1812, y con la introdución del liberalismo-oligárquico-jacobino-burgués, cuando el ejército se transformó en un nido de "patriotas masones" sediciosos liderados por Riego y otros militarotes, ya fueran conservadores o progresistas, que infundieron las ideas falsas y antinaturales de una España centralista y capitalista, y de ahí no los sacas ni de broma.


Lo único que puedo constatar es que nuestro "ejército español" está compuesto en su mayoría por fascistas, quienes no tienen ni puñetera idea de historia, la cual pretenden manipular para imponer una idea de España ajena a la Tradición Española de las Españas confederadas y vinculadas a su Rey Legítimo, que Jura los Fueros y Constituciones históricas de cada uno de los Reinos, Señoríos y Principados de las Españas, para poder ser aclamado y reconocido como Rey Legítimo de las Españas; y en este caso Don Carlos Hugo de Borbón Parma, como Rey y representante de los derechos políticos y legítimos de la herencia histórica del Carlismo y de la Monarquía Hispánica es representante de la antigua interpretación histórica de las Españas, frente a la uniformidad constitucionalista y capitalista burguesa que ha pretendido siempre imponer la derecha burguesa y su ejército, que se arroga la potestad de ser España, cuando simplemente deben ser los primeros servidores del Rey Legítimo a quien traicionaron a partir del 3 de octubre del año 1833, poniéndose al lado de Isabel "II" en lugar de apoyar a Don Carlos V de Borbón, Rey de las Españas.

1 comentario:

Perlimplín dijo...

Atestiguo que esto es así en grandes capas del ejército profesional constitucional, porque yo mismo lo he podido comprobar recientemente.

Entre otras cosas, por ese motivo deseché totalmente dedicarme entrar en el ejército gubernamental.

Lo que defiende el ejército profesional hoy día es más o menos al Gobierno español, a la partitocracia y su constitución caciquil, a la ONU, a la OTAN, y a la Unión Europea.

Y quien diga otra cosa está a por uvas.