lunes, 1 de junio de 2009

PROTESTA CONTRA EL POLÍGONO DE TIRO DE BARDENAS

Cientos de personas secundan la marcha para desarmar del polígono de tiro



El colectivo Antipolígono dice que UPN y PSN mantienen "una estructura caciquil" denuncian la "actitud provocadora" de los agentes antidisturbios de la guardia civil Alrededor de 450 personas reclamaron ayer la clausura del emplazamiento militar en las puertas de la instalación Fermín Pérez-Nievas Los asistentes a la Marcha Antipolígono caminan detrás de la pancarta.

Foto: Fermín Pérez-Nievas

ARGUEDAS. Alrededor de 450 personas llegaron ayer hasta las cercanías del Polígono de Tiro para pedir su cierre y pese a que el número era algo menor que en años anteriores el dispositivo y la actitud de los más de 50 agentes antidisturbios de la Guardia Civil fue más dura y severa que en muchos años anteriores.
Vuelos rasantes de un helicóptero por encima de los asistentes, solicitud de acreditaciones, amenazas de agentes sobre la responsabilidad de los organizadores ante posibles incidentes o retirada de una cámara y borrado de fotos fueron algunos de los ejemplos del comportamiento de los agentes que situaron el lugar de la lectura del habitual comunicado a más de 25 metros de donde se solía hacer. Todo este dispositivo surge como consecuencia de los altercados que hubo entre diversos jóvenes y Guardia Civil, una vez terminada la marcha el pasado año.
Una vez concluida la XXII Marcha Antipolígono, la asamblea y la Plataforma No a la Guerra de Ejea y los pueblos hicieron público un comunicado en el que denunciaron "la actitud provocadora de diversos números antidisturbios de la Guardia Civil. Nos han recibido enmascarados y dotados de medios antidisturbios como si esperasen peligrosos delincuentes, en una marcha donde había criaturas, niños y mujeres embarazadas. Varios agentes se han dedicado a provocar con increpaciones directas, han quitado la cámara a una marchista y le han borrado diversas fotografías y han grabado a los participantes".
Al mismo tiempo en la nota agradecieron la "serenidad de quienes han participado y no han entrado en provocaciones". el comunicado Lejos de estas polémicas, la Asamblea Antipolígono recordó el apoyo de UPN y PSN a la prórroga del contrato de alquiler con Defensa "favoreciendo que una estructura caciquil y obsoleta como la Comunidad de Bardenas se haga con la titularidad de un territorio que pertenece a las y los vecinos y con el suculento banquete de ingresos con los que continuar costeando palacetes, excursiones exóticas y de paso alguna que otra actividad medioambiental con la que pretender cubrir las apariencias".
Milagros Rubio, que habló en nombre de la asamblea, recordó también el accidente del F-18 del pasado mes de abril. "El secretismo militar gobierna esa parte del territorio bardenero y no sabemos si también nuestra salud, además de amenazar nuestra seguridad y tranquilidad. Dicen que las Bardenas es el lugar necesario para que se entrenen aquellos que supuestamente velan por nuestra seguridad. Pero si para tal fin ponen en riesgo nuestra seguridad y se estrellan a segundos de vuelo de nuestras cabezas, ¿cómo es que causan aquello por lo que velan?". Rubio hizo hincapié en que pese a la prolongación del contrato "hemos decidido seguir luchando mediante las Marchas al Polígono y seguir manteniendo viva una llama de oposición a esta instalación militar en tanto lleguen circunstancias más favorables".
DESTACADOS detalles Banderas. En la XXII Marcha Antipolígono se pudieron ver numerosas banderas políticas, principalmente de la Chunta Aragonesista, Izquierda Unida, Partido Carlista o de un colectivo Anarquista. Políticos. Entre los rostros políticos se pudieron ver los de los parlamentarios de Izquierda Unida Ana Figueras y José Miguel Nuin y las concejalas de NaBai en el Ayuntamiento de Tudela Ana María Ruiz y Milagros Rubio. Lemas. Cuando llegaron cerca de la entrada de la instalación militar comenzaron a gritar "Militares parásitos sociales", "Gayarre, bardenero por dinero", "UPN y PSN, bardeneros por dinero", e incluso "Viva Los Fueros". Aragón.
En la protesta tomaron también la palabra el colectivo Plataforma No a la Guerra de Ejea y Pueblos. En su nombre Ana Ruiz indicó que "no queremos que decidan por nosotros. Hemos venido y vamos a seguir viniendo para que hagan lo que corresponda que es un Parque Natural sin un agujero en medio". Comida. Tras la protesta se realizó una comida popular entre los asistentes que se celebró en la ermita de la Virgen del Yugo. Helicóptero. Un helicóptero de la Guardia Civil sobrevoló a baja altura sobre los 450 asistentes. LAS FRASES "Se han dedicado a provocar con increpaciones directas a varios asistentes" asamblea antipolígono "Vamos a seguir luchando hasta que lleguen circunstancias más favorables" milagros rubio . Asamblea Antipolígono