domingo, 7 de junio de 2009

¡CONTRA LOS CASOS DE PEDERASTIA DENTRO Y FUERA DE LA IGLESIA CATÓLICA!

Puede que la imagen no sea la mas adecuada, pero es tal la indignación que siento con respecto a este tema que ya que Monseñor Cañizares ha comparado ambos asuntos aborto y pederastia, la imagen viene al caso, a pesar de que no son todos los miembros de la Iglesia Católica autores de semejantes perversiones y brutalidades sexuales que denigran a los niños. Pues ya hemos visto que existen muchos más casos de pederastia fuera de la Iglesia Católica.
Al final, para la gente de a pie, la Iglesia Católica se convierte en la responsable de los casos de pederastas, al protegerlos y no denunciarlos a las autoridades judiciales, es por ello, por lo que los ciudadanos protestamos contra semejente injusticia y pedimos justicia, limpieza, coherencia y dignidad para la institución de Cristo en la tierra


Ante las últimas declaraciones de Monseñor Cañizares y de ciertos miembros destacados de la derecha e incluso de diversos curas invitados a programas de platos de televisión, quisiera condenar enérgicamente desde este blog, tribuna política, para mi, desde el carlismo y desde mi posición personal, declarar, digo, una condena enérgica, contundente, reiterativa contra la monstruosidad y la perversión sexual brutal que es la pederastia, y por tanto, creo, sinceramente que toda la sociedad y muy especial la Iglesia Católica a la que pertenezco, debemos hacer todo lo posible para denuncia a cuantas personas la practiquen abusando de niños y niñas, y muy concretamente y también señalando aquellos casos donde sus responsables sean miembros destacados o no de la Iglesia Católica. Personas que se parapetan tras la institución de la Iglesia Católica para cometer abusos, perversiones, brutalidades sin consentimiento de menores, que por otra parte son completamente inocentes, vulnerando totalmente su dignidad y derechos como personas y seres humanos.




Resulta increíble que pueda esto suceder en el seno de la Iglesia Católica, cuando sus miembros jerárquicos protestan ardientemente contra los abusos a los niños y alas niñas, y por otro lado hipocritamente mantienen el mensaje contrario.


Las palabras de monseñor Cañizares no fueron oportunas ni apropiadas porque con esas tibias palabras en sus primeras declaraciones ha dado la impresión de querer disculpar y allanar el camino a los curas que hayan podido llevar a cabo la práctica pederasta de abusos a menores, dando lugar a un debate estéril que ha dinamitado la campaña contrabortiva que muchos miembros de la Iglesia Católica venimos sosteniendo.




Para precisar la información deberían saber los curas que cometen o han cometido abusos a menores, que las secuelas y traumas que les queda en la mente a esos niños son brutales y perversos. Esos niños, víctimas de abusos indiscriminados, pasarán el resto de su vida bajo una etapa global traumática ya que no serán capaces, o por lo menos les costará mucho reabilitarse y normalizar su vida intima sexual. Pero estos deprimidos y depravados que andan muchas veces vestidos con sotanas y túnicas que son emblema de Cristo, que se supone están al servicio de Cristo, de Dios, olvidan perversamente su misión poniéndose del lado de satanás al contribuir, al hacer daño a los niños.




Los miembros de la Iglesia Católica si de veras quieren acabar con esta lacra en su seno, deberán denunciar a todos aquellas personas que hayan llevado a cabo abusos y practicas perversas de pederastia a menores, de manera que poniendo a esa gente bajo disposición judicial hará la Iglesia Católica y sus líderes un favor enorme a toda la sociedad, la cual, verá a la Iglesia Católica con mejores ojos. Por otro lado, y sirva de recomendación, pues yo lo haría, excomulgaría a todos aquellos miembros que hayan practicado pederastia, por haber abusado de menores. La excomunión pone fuera de la Iglesia Católica aquellos miembros a los cuales se excomulga, y por tanto a los pederastas se los debería excomulgar. ¿De que sirve el perdón aquí cuando Cristo-Jesús condena la pederastia con la muerte?. El perdón se concede por otras causas pero no a los pederastas.




La falta de sensibilidad sobre este tema nos lleva a replantear la posibilidad que los sacerdotes puedan contraer matrimonio como lo hace la Iglesia Católica Uniata que son los Católicos de rito griego que viven en el oriente de Europa.


Por otro lado decir, que el aborto es en realidad atentar contra la vida de un ser humano y por tanto rechazable y condenable ya que se trata de una pena de muerte encubierta por toda una sociedad que la tolera. La pederastia es también una pena de muerte encubierta, porque los traumas degenerativos mentales que se le queda a las víctimas afectadas, puede llevarlas al suicidio, por tanto también es muy serio y lo triste es que la Iglesia Católica y sus líderes miren hacia otro lado, tolerando comportamientos de esta clase, haciéndonos a todos los Católicos un flaco favor. Por tanto la Iglesia Católica y sus miembros no nos debemos contentar con alejamientos provisionales de quienes han practicado pederastia, y tampoco con ponerles castigos severos dentro de la Iglesia Católica, ya que el cinismo del pederasta puede llegar a fines insospechados, aceptando todos los cargos hipocritamente.




Lo que tienen que hacer los miembros y jerarcas de la Iglesia Católica, es que en lugar de dispensar esas conductas con razonamientos tibios, es denunciar todos y cada uno de los casos y ponerlos a disposición judicial. Ya verá la Iglesia Católica como tendrá mucha menos oposición social, porque trabaja por un mensaje coherente de protección al menor y no se convierte en la guarida de monstruos alejados hipotéticamente de sus parroquias, porque estarán bien custodiados en las cárceles de este país, reabilitándose, si es que esa perversión de hacer daño a los niños la tiene.

No hay comentarios: