lunes, 6 de abril de 2009

REUNIÓN DEL G20 Y LOS PARAISOS FISCALES

Príncipes de Liechtenstein


¿Qué son los paraisos fiscales? Lugares donde se acumulan millones y millones de euros y dolares por los cuales no hay que pagar impuestos ni nada por el estilo, y además generan más dinero. Dinero captado, muchas veces, procedente de todas las mafias internacionales, vinculado al tráfico lucrativo de cualquier actividad considerada ilegal por los gobiernos internacionales. En los mismos disfrutan los titulares de las cuentas, cuyos nombres desconocemos por secreto bancario, de condiciones económicas de gran rentabilidad debido a los bajos impuestos o a la inexistencia del mismo, perjudicando con ello, incluso la financiación de los servicios públicos sociales del país que es paraíso fiscal y del resto de países que no lo son, de manera que la existencia de paraisos fiscales conlleva a los titulares del dinero a no identificarse y evitar pagar los impuestos que todo contribuyente afronta, mermando la capacidad de los servicios públicos sociales.


Estos paraisos muchas veces asociados a países minusculos, muy pequeñitos que nos olvidamos de encontrarlos en los mapas, tienen mucho interés en ofrecer facilidades económicas para captar más capital. Me pregunto si los conciertos económicos también se consideran en cierto modo, origen de futuros paraisos fiscales.


En tiempos de crisis llegó la uniformización fiscal para todos los países del mundo y ahora el G20 se preocupa por algo que antes ignoró. La verdad es que eso de la uniformidad fiscal perjudicaría seriamente la existencia de los regimenes forales vasco-navarro en torno al concierto económico. Me gustaría saber la posición de Rodriguez Zapatero respecto a los derechos económicos de los habitantes Vasco-Navarros respecto a su concierto o convenio económico. ¿También se consideraría paraiso fiscal? Quizá no, al mantenerse dentro de España y al saber el origen y los titulares de los dineros. Pero quizá si, si se tratara de países independientes y pequeñitos, donde se ignora la titularidad de las cuentas.


El caso es que me viene a la memoria uno de los países considerado paraiso fiscal: el Principado de Liechtenstein, nada mas y nada menos. Me resulta curioso, porque deberían saber todos ustedes que sus príncipes son descendientes y futuros herederos de los Estuardo, en el momento que falte Francisco II de Wittelsbach, Rey Legítimo de las tres Coronas existentes en el Reino Unido de la Gran Bretaña. El caso es realmente paradigmático, al comprobar que algunos historiadores consideraron el reinado de Carlos I de Inglaterra, como el de una corte capitalista, y frente a aquella corte se produjo la reacción puritana austera de los diputados de los Comunes. Supongo se referirían a un capitalismo del despilfarro y no de inversión y por ello a los Puritanos todo aquello les repugnaba tanto como su odio a las mujeres en general. Quizá adivinariamos, salvando las distancias, un cierto paralelismo entre la Corte de Carlos I de Inglaterra y la susodicha del Príncipe de Liechtenstein, estado convertido en verdadero "absolutismo concedido" por los propios habitantes, ante la amenaza reiterada de su Príncipe de abandonar el País. Y claro! Liechtenstein, parece ser que no es nada sin su Príncipe y no es para menos al tratarse de un lema que reza: Dios-Patria y Príncipe; todo un acontecer frente a toda modernidad. Y es que a las modernidades fiscales liberales, y más en tiempos de crisis, siempre les molestan las Cortes Capitalistas no fiscalizadas, los países minúsculos, y los convenios pactados de regímenes fiscales distintos, tratando de aseverar todo tipo de uniformidad, y esta vez parece ser que va en serio, uniformidad fiscal para todos, ni Fueros, ni Concierto, ni Príncipe, ni leches, aquí unicamente uniformización fiscal liberal, pero eso si, los presidentes de los gobiernos del G20, de bajarse el sueldo, nada de nada, para ellos no hay uniformidad, jajaja!


Pero bueno, queda claro que sería muy bueno para todos que supiéramos de donde proceden los dineros que van a parar a los paraísos fiscales y quienes son sus titulares. Así el dinero procedente de las mafias quedaría amarrado a los intereses del fisco, es una forma de sacar el dinero negro que hay pululando de manera cuasilegal, y en ese sentido la medida de perseguir los paraisos fiscales por parte del G20 es realmente positiva, aunque ya debieran haberlo hecho antes, y sin embargo no lo mencionaron porque no había crisis, ahora si, y el fisco necesita dinero.