domingo, 26 de abril de 2009

LAS CÉLULAS MADRE QUE NO MATAN AL EMBRIÓN ZANJAN LA POLÉMICA DE LOS NIÑOS-MEDICAMENTO




Los científicos valencianos son pioneros en Europa y los terceros del mundo en lograrlas




Vicente Useros/ València




Los detractores de la medicina regenerativa que cuestionaban que se extrajeran células madre de embriones porque se acababa con una vida potencial se han quedado sin argumentos en España. La creación de la línea celular VAL_10B, por parte de investigadores del Centro de Investigación Príncipe Felipe de València (CIPF), permite obtener células madre desde un embrión sin que se elimine su viabilidad para convertirse en un ser humano.


Un éxito que deja sin sentido la polémica que cuestionaba que se concibieran embriones y éstos fueran destruidos para salvar a un enfermo. Ahora, los embriones fecundados podrán salvar vidas y ya no tendrán el concepto de niños-medicamento.


"El método se basa en conseguir una de las siete células que componen el embrión en las primeras fases de su desarrollo, en concreto en el tercer día", aclaró el director científico del CIPF, Carlos Simón.


"El término científico de esta célula es blastómera y se extrae y se aísla mediante técnicas de "micromanipulación" manteniendo la viabilidad del embrión del que procede.


El avance de la técnica se halla en que las células madre son inmunológicas y genéticamente compatibles con el embrión del que procede. Ello supone que se consiguen una mayor gama de posibilidades para las terapias celulares para las personas que estén vinculadas genéticamente con el embrión donante, como puede ser los hermanos enfermos. Una línea celular de estas características no se había realizado nunca en Europa. Sólo en dos ocasiones, investigadores de Boston y de San Francisco en EEUU lograron antes un desarrollo celular similar.


El equipo de Carlos Simón ha realizado todas las comprobaciones necesarias para determinar que esta nueva línea de células madre posee las mismas características que las obtenidas anteriormente, con la verificación de características de "pluripotencialidad", inmortalidad e indiferenciación de la línea.


"Está certificada su capacidad de diferenciarse o convertirse en tipos celulares de diferentes tejidos del cuerpo", según Simón, quien describió que se han realizado estudios que demuestran la capacidad de auto-renovación que presentan estas células, que hace posible su crecimiento en estado indiferenciado en cultivo de forma indefinida y su desarrollado con experimentos de diferenciación con modelos animales de ratón.


En la actualidad también se están llevando a cabo toda una serie de análisis comparativos con las líneas ya registradas.


Para la línea celular VAL-10b se ha solicitado el depósito en el Ministerio de Ciencia e Innovación y al Instituto de Salud Carlos III, por parte de la Conselleria de Sanidad, a través del Banco Nacional de Líneas Celulares del CIPF. Además, el estudio científico se ha remitido a la revista Stem Cells (Células Madre) para su publicación.


El conseller de Sanidad, Manuel Cervera, detalló, durante la presentación del éxito científico, que el Banco Nacional de Líneas Celulares del CIPF se encarga tanto de la derivación de estas células madre, como de su almacenaje y conservación en estado "indiferenciado" en cultivos. Esto abre la posibilidad de que después, estas células madre puedan ser "diferenciadas", es decir, que se sometan a una especie de "programación" para que den lugar a un tipo celular concreto de un determinado tejido, de acuerdo con las necesidades de cada investigación.


Cervera destacó que la VAL-10B dispone de varias posibilidades terapéuticas entre las que se encuentra el ensayo de fármacos en modelos "in vitro" para el tratamiento de diversas enfermedades.


Por su parte, el director del CIPF, Rubén Moreno, informó de que se está estudiando diversos modos de aplicar esta línea celular en diabetes y en enfermedades neurodegenerativas.
FUENTES: "El Mundo" apartado ALICANTE/SOCIEDAD; miércoles 8 de abril de 2009

1 comentario:

Kabeltz dijo...

Te sorprenderá ver como, a pesar de no ser necesario, siguen experimentando con embriones.