sábado, 18 de abril de 2009

CORRIENTES ECONÓMICAS DE LOS SIGLOS XIX - XX

"Yo, EMPRESARIO-BANQUERO-BURGUÉS Y CAPITALISTA, defiendo la libertad del dinero, la libertad del que tiene frente al que no tiene"
El Capitalismo es un sistema que nos tiene a todos "cogidos por las pelotas", de forma que la sociedad llega a despreciar a los sindicatos e instituciones que supuestamente los defienden frente a la depredación neoliberal, prefiriendo ser cómplices de la plutocracia oligárquico-burguesa, porque ésta es la que "da trabajo", a pesar de ser la responsable directa de la crisis económica actual. Esa falsa alianza por coercitiva que es, significa la gran canallada que representa el sistema capitalista. Cuando los Carlistas en el pasado representaron una alianza tácita entre cierta aristocracia navarra y sus campesinos, aquella alianza era por lealtad y fidelidad a unos Valores, a unos Principios, a unas formas Tradicionales y al Rey Legítimo, no por coacción y represión capitalista. El capitalismo ha venido a ser la excusa de la plutocracia liberal burguesa para imponernos el "derecho divino" del dinero frente a los derechos sociales de los pueblos, ciudadanos, sociedades colectivas y comunitarias





Cita de KARL MARX ( 1818-1883) de "El Manifiesto":




“La burguesía echó por tierra todas las instituciones feudales, patriarcales e idílicas... Echó por encima del santo temor de Dios, de la devoción mística y piadosa, del ardor caballeresco y la tímida melancolía del buen burgués, el jarro de agua helada de sus cálculos egoístas. Enterró la dignidad personal bajo el dinero y redujo todas aquellas innumeras libertades escrituradas y bien adquiridas a una única libertad: la libertad ilimitada de comerciar. Sustituyó un régimen de explotación, velado por los cendales de las ilusiones políticas y religiosas, por un régimen franco, descarado, directo, escueto, de explotación. La burguesía desgarró los velos emotivos y sentimentales que envolvían la familia y puso al desnudo la realidad económica de las relaciones que convierte a Dios y al hombre en pura mercancía. La burguesía, al explotar el mercado mundial, da a la producción y al consumo de todos los países un sello cosmopolita. ... destruye los cimientos nacionales de la industria. Las viejas industrias nacionales se vienen a tierra, arrolladas por otras nuevas, cuya instauración es problema vital para todas las naciones civilizadas; por industrias que ya no transforman como antes las materias primas del país, sino las traídas de los climas más lejanos y cuyos productos encuentran salida no solo dentro de las fronteras , sino en todas partes del mundo. Ahora la red de comercio es universal y en ella entran, unidas por vínculos de interdependencia, todas las naciones. La burguesía va aglutinando los medios de producción, la propiedad, y los habitantes del país. Aglomera la población, centraliza los medios de producción y concentra en manos de unos pocos la propiedad, este proceso conduce a un régimen de centralización política, bajo un gobierno, una ley, un interés nacional de clase y una sola línea aduanera”.








KEYNESIANISMO ( 1930-1960):
Los planteamientos liberales neoclásicos herederos del liberalismo clásico hacían mucho hincapié en los planteamientos microeconómicos y analítico-matemáticos con un extendido objetivismo general. Lo mas importante era producir. Los trabajadores recibían unos salarios bajísimos inspirados en los bajos costes de producción clásicos, la desprotección social era total, conclusión: que se dio una crisis de demanda, es decir que se incumplía la ley de Say que decía que toda oferta crea su propia demanda, pues se observo que existía mucha oferta de bienes, que eran incapaces de ser demandados por los consumidores por su bajísimo poder adquisitivo de renta. Keynes planteo la necesidad de que el estado interviniera en la economía,(aumento del Gasto Público y por tanto del endeudamiento del Estado con la Banca Privada), favoreciendo y potenciando la demanda de los individuos de un país, pero en lugar de que el estado les diera el dinero directamente, sería el estado el que los emplearía, con la formación de empresas publicas, y servicios públicos donde muchos individuos trabajaron obteniendo mayor renta y pudiendo consumir los productos y bienes que antes no podían comprar. Conclusión: se solucionó la desigualdad DA (demanda) < da =" OA.">




EL MONETARISMO MODERNO: EL NEOLIBERALISMO CAPITALISTA (1957-2006)
Con la aplicación de la política fiscal expansiva de potenciación del gasto publico, que era la política Keynesiana, se observaron fuertes incrementos en los precios de los bienes y por tanto de la inflación. Por ello, surgirán los monetaristas, para criticar la corriente Keynesiana de intervensionismo democrático del Estado en la Economía, donde observarán el creciente problema económico de la Inflación y estancamiento e la producción, dándose la estanflación, debido a los altos costes de producción (crisis del petróleo de 1973).
Los monetaristas argumentan que son los agentes económicos y no el estado, los que poseen información cierta y veraz de la situación económica, pues los agentes económicos son los que forman parte de la economía y están mas cercanos a la información que el mercado les transmite. El Estado muchas veces posee una información tergiversada o que le ha llegado sumamente tarde. Sin saberlo el Estado, decide aplicar una serie de políticas económicas que pueden afectar negativamente el comportamiento de la economía del país, favoreciendo sin quererlo los efectos inflacionistas, por ello surgirán los monetaristas, que son en cierto modo los herederos de los neoclásicos y los que hoy denominamos neoliberales.
CHICAGO MILTON FRIEDMAN (1911)
Los agentes económicos a la hora de tomar decisiones e iniciativas lo hacían a través de las expectativas adaptativas que son aquellas que están basadas en la experiencia histórica de inflaciones anteriores. Ocurre que la incertidumbre sobre los precios futuros domina las expectativas de manera que al tomarse los niveles de precios del pasado como referencia, conclusión: siempre existirá inflación por causa de las variaciones discrecionales irregulares de la política monetaria expansiva . Un aumento del GP (gasto publico) contribuye a un aumento de los precios ( P ) ; las expectativas se adaptan a los aumentos de los precios, haciendo que el tipo de interés nominal, que inicialmente bajo con la política monetaria expansiva, vuelva a subir con la política fiscal expansiva, quedando los saldos reales en efectivo iguales a los saldos en efectivo deseados, pero con la diferencia de que ahora tenemos un nivel de inflación mucho mayor. Esto es una característica de la economía keynesiana, por ello los monetaristas recomendarán menos intervensionismo del Estado en la economía y la aplicación de expectativas racionales derivadas de las actuaciones de los agentes económicos y no de la influencia Estatal. Con las expectativas racionales se anticipan los efectos de las políticas gubernamentales de forma racional y los agentes económicos reaccionan en el presente de acuerdo a las expectativas que se han formado y no a expectativas históricas del pasado como eran las adaptativas. Las reacciones de los consumidores y productores basadas en expectativas racionales, contrarrestarán total o parcialmente los efectos deseados de las políticas gubernamentales, evitando entonces los efectos inflacionistas.
Los neoliberales de pensamiento monetarista herederos de los liberales neoclásicos y de los liberales clásicos destacarán la importancia de los agentes económicos en detrimento de las actuaciones intervensionistas y discrecionales del Estado. El papel del empresario vuelve a destacarse como agente dinámico de la economía, después del hundimiento que supuso el crack del 29 y por tanto su puesta en evidencia, por la incompetencia de los agentes privados para hacer frente a la crisis de demanda. Posteriormente con el inicio de la crisis de oferta a la que se ven sometidos muchos países por la actuación de políticas keynesianas, de las cuales se derivan efectos inflacionistas, que los monetaristas tienden a solucionar, con la aplicación de políticas de oferta, que lleguen a satisfacer a la demanda. Por ello destacarán la importancia de los agentes económicos y la libertad de mercado, reduciendo las labores del Estado en la economía. La característica principal de los neoliberales es que no olvidarán la importancia que el Estado tiene para contribuir a un mejor marco de desarrollo de las condiciones comerciales, financieras y mercantiles en general, y por ello destacarán el papel del Estado, siempre que exista una crisis de demanda, a diferencia de lo que opinaban clásicos y neoclásicos. El Keynesianismo destacó la incompetencia de los agentes privados para hacer frente a la crisis de 1929, y por tanto la importancia y necesidad de que el Estado interviniera en la economía, por ello sería el Estado y no el empresario el protagonista principal de la economía. Mientras que los Monetaristas destacarán la importancia del empresario y el resto de agentes económicos como principales protagonistas de la economía si se quería evitar los efectos inflacionistas derivados de la intervención del Estado en la economía. Actualmente estamos influenciados por la escuela monetarista y por tanto por el denominado neoliberalismo capitalista, donde las políticas de oferta se han impuesto junto con la liberalización de los mercados y eliminación de barreras arancelarias, pretenden por tanto la potenciación del comercio y las relaciones internacionales a una escala meramente económico-financiera y comercial. Muchos de los efectos que están provocando dichas políticas en países empobrecidos del tercer mundo, potenciadas y dirigidas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, contribuyen al empobrecimiento diario de zonas enteras del globo, y una excesiva concentración de capital y mano de obra que fomentan las oleadas de inmigración, potenciando la masificación de las ciudades y países capitalistas. Estos desajustes e irregularidades son provocados por la desregularización del capitalismo internacional y el fomento del libre capitalismo. En muchos países han provocado la inestabilidad laboral, el abandono del empleo fijo. ¿cómo van a nacer españoles, si no se potencian políticas gubernamentales que garanticen el empleo fijo? Que garanticen que te puedas endeudar con una entidad financiera. Las condiciones laborales son ultraliberales. Los efectos de la inmigración condicionan los salarios a la baja por el exceso de mano de obra barata y nos hace dependientes del exterior. Los sindicatos se han convertido en meros arlequines de la patronal, y están a expensas de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Me pregunto: ¿dónde está nuestra libertad, donde está nuestra soberanía, podemos tomar nosotros nuestras propias decisiones, o es la Banca Internacional quien nos domina y nos impone sus criterios “democráticos”? ¿es el dinero un instrumento del hombre o es el hombre un instrumento del dinero? ¿es esta la democracia a la que aspiran los liberales capitalistas? ¿es esto lo que esperaban los Españoles después de la dictadura franquista? Estamos atados y bien atados, por las relaciones de interdependencia de la Banca Internacional y de gobiernos de países como los EEUU, que imponen gobiernos aquí y allá que se parezcan a su forma de gobierno nacida de la revolución liberal americana.