lunes, 30 de marzo de 2009

LLEGÓ EL INTERVENCIONISMO ECONÓMICO DEL GOBIERNO A CAJA CASTILLA LA MANCHA



Buenos días a todos, finalmente llegó el intervencionismo económico del gobierno a una entidad española denominada Caja Castilla la Mancha. Parecía extraño que la crisis unicamente llevara a la intervención estatal a otros estados como Gran Bretaña y EEUU, los grandes paladines de la globalización neoliberal contrarios a todo intervencionismo del estado en la economía. En España durante todo este largo fin de semana se ha procedido a la capitulación y restructuración dirigente de la entidad, ahora mismo dependiente del Banco de España. La falta de liquidez, por lo que se ve unos 3000 millones de euros segun fuentes periodísticas, ha llevado al gobierno a la intervención económica garantizando los fondos a los clientes de la entidad.

El fracaso estrepitoso de lo privado, de lo burgués capitalista y mercantil frente a la garantía pública del estado, representante de los intereses de todos, queda bien patente. Pero un Estado que se diga socialista no puede quedarse en la entrega de un cheque en blanco colaborando para el sostenimiento de la plutocracia burguesa, sino mas bien al contrario, la nacionalización es la última fase a la que debe dar credito, pues al contribuir con la susodicha entidad, el Estado se convierte en propietario por medio del Banco de España de la CCM. Si se ha despedido a todo el consejo de dirección por incompetente en el cargo, en su gestión y delimitación prioritaria de los objetivos y al mismo tiempo el gobierno respalda los fondos de los clientes de la entidad con una suma millonaria, lo que debe proceder es precisamente a la nacionalización de la entidad y convertirla en un primer ejemplo del inicio de la Banca Socialista en las Españas, propiciando un nuevo saber hacer alejado de las reglas y normas del libre mercado neoliberal burgués.

A pesar de la afirmación de Solbes en la que aseguró: el Gobierno "no está planteando en estos momentos" la nacionalización de ninguna entidad española y afirmó que está de acuerdo con el presidente del BBVA, Francisco González, en defender la intervención pública para salvar entidades con problemas en lugar de apostar por su nacionalización. Ahora vislumbramos la hipocresía de la plutocracia burguesa financiera neocapitalista, que siempre contraria a la intervención gubernamental y favorable a las leyes liberales capitalistas del dejar hacer, dejar pasar, deciden finalmente y cuando les interesa cobijarse bajo el paraguas de un Estado que proteja y defienda respaldando con dinero público, de todos, los intereses capitalistas de unos pocos. Por eso decimos también: ¡Que la Crisis la paguen los Ricos!