domingo, 20 de septiembre de 2009

CONGRESO DE NOVIEMBRE 2008 DEL PARTIDO CARLISTA

A mi juicio y modo de ver particular, y desde mi propia perspectiva he de decir e indicar que ha supuesto la reedición del "Senescalato Gondoriano" en el Señor de los Anillos. Salvando algunas distancias respecto a la novela de Tolkin, ya que el sector catalán del Partido Carlista no se presentó en el Congreso, ni siquiera presentando un candidato alternativo, pues volvió a salir relegido Don Evarist O.



Recordando la novela y la película del Señor de los Anillos, su protagonista es el Rey Aragon el hijo legítimo de Arathor descendiente del último Rey Isildur y de toda una dinastía legítima a la que correspondía reinar en el Reino de Gondor; toda una trama dentro de un contexto fantástico y tradicional en un mundo llamado Tierra Media. Pero Gondor está dirigido por un Senescal ambicioso a quien gusta la poltrona del poder y se niega constantemente hasta su muerte el hecho de reconocer el fenómeno dinástico que representa su legítimo Rey Aragon.



En tono muy resumido veo que trata practicamente de la historia del Partido Carlista y de las Españas y su familia Real Legítima. Al "Senescal" todos ya lo conocemos, veta la presencia de los amigos, aliados y leales del Rey Aragon, pues recela en todo momento de forma paranoica de su autoridad, pretendiendo ser obedecido por todos, negándose al "Retorno del Rey".



El Senescal alega que el Rey Isildur fue corrompido por la existencia del anillo único, el cual le infundió el poder absoluto para dominarlos a todos; el Senescal se valía de los errores de aquel Rey para condenar a la desaparición la institución de la monarquía y apartar definitivamente a la dinastía legítima, a los herederos de Isildur, de cualquier intento de participar en la vida política del Carlismo, bueno en la novela sería del Reino.



Para contentar a los dinásticos nombra a un amigo de Frodo, a su vez amigo del Rey Legítimo Aragon, "Jefe de guardias de la casa del Senescalato", una especie de segundo en el mando, porque hay que eliminar a los heterodoxos, ya que la ortodoxia peligra. Los heterodoxos representados por ese "montaraz exiliado" heredero de Isildur, para quien dude, se trata de una divertida comparativa con todos los respetos a SMC Don Carlos Hugo de Borbón y a toda la Familia Real, intentan hacerse con el control de Gondor. El "Senescal" advierte: "No lo permitiré, no lo consentiré. La obsesión y paranoia constante por la ortodoxia valiéndose de los mismos medios que había atribuido a Isildur y a sus herederos, por los cuales argumentaba la desaparición de la monarquía y sus representantes legítimos, servía de excusa para presentarse como la más alta institución del Senescalato dentro del Partido Carlista, un auténtico regente; megalomanía acuciante de un ferviente devoto de Marte, que se creía vencedor de toda tiranía "Mordoriana" que imponía el neoliberalismo salvaje.



La situación de impass, la ralentización política de Gondor pasaría a la historia en la novela de Tolkin, ya que el Senescal caería prendido de fuego por aquel abismo de la Ciudad Blanca, la capital del Reino. Nosotros Carlistas escribiremos nuestra propia história, seremos testigos y artífices de ella siendo leales al montaraz exiliado, y confirmar el retorno del Rey.


No hay comentarios: