sábado, 6 de diciembre de 2008

30 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978


¿O con Franco o con una constitución liberal burguesa como la de 1978? Esa fue la pregunta, la respuesta para la gran mayoría de los españoles después de una dictadura de 40 años, estaba bastante clara, se decidieron por lo menos malo, además estaban los militares y los derechistas detras de todo y no iban a tolerar nada fuera de su juego "democrático".

Para empezar la pregunta anterior se la vinculaba a la institución monárquica de manera obligatoria, siendo la pregunta ¿dictadura o monarquía?, la respuesta de nuevo iba a ser monarquía, no había alternativa. Eso no es muy democrático, además Juan Carlos el jefe actual del Estado heredaba los derechos del dictador Franco jurando los principios del movimiento del 18 de julio, y eso tampoco es muy fiel a la estructura dinástica que digamos, habiéndo otros principes con mejores y mayores derechos que reivindicaban el Trono español, como los Borbón Parma en la persona de Don Carlos Hugo.

La derecha quería una especie de restauración de la monarquía a imitación de lo que fue la dictadura de Cromwell en Gran Bretaña y la restauración de los Estuardo, sin embargo esto era una instauración franquista, no se trata de olvidar como quiere Manuel Fraga y toda la derecha, para ello existe una memoria histórica que ni mucho menos comienza en 1931, sino mucho antes y ahí es a dónde quiero ir, porque celebrar una constitución liberal burguesa es como celebrar el triunfo de la derecha y sus estructuras liberales y capitalistas. Las Españas antiguamente antes de tener una constitución liberal homogenea y uniforme tuvieron varias, eran los Fueros de cada uno de los Reinos, Señoríos y Principados peninsulares, siendo que cada españa tenía su constitución histórica própia o Fuero, y debido al mismo se constituía el reino. No podía existir reino, señorío o principado sino existían los diversos Fueros. Los Fueros de los diversos territorios históricos españoles eran constituciones propias en las que estaban reflejados los derechos y deberes de los habitantes del lugar, y expresaban el pacto Pueblo-Dinastía, pues el monarca debía jurarlos para ser proclamado como tal en cada uno de los territorios.

Se magnifican las constituciones liberales burguesas en España sin saber que se trata del instrumento del golpismo de la oligarquía comercial, financiera y mercantil para amplificar sus beneficios en el contexto de globalización capitalista neoliberal internacional. Una constitución que uniformiza y homogeniza, que no atiende a las realidades particulares por mucho que este pactada por la mayoría de los partidos políticos no es una verdadera constitución. La misma es heredera de las constituciones liberales de los siglos XIX y XX pero jamás de los Fueros de los diversos territorios peninsulares, que atendían a una realidad Confederal de las Españas.

No hay comentarios: