miércoles, 5 de noviembre de 2008

¡VICTORIA DE OBAMA EN EEUU!


No podía ser de otro modo, no había otra alternativa: incendiar el mundo o votar a Obama; dar poder y cobertura a los intereses petrolíferos y armamentísticos o votar por la paz, el ecologismo, la concordia y el buen entendimiento entre las naciones y pueblos del mundo.
Un Mc Cain completamente destrozado, al que se percibe enfermo, cara amable de un republicanismo hostil, amenazador, guerrero, petroquímico y armamentístico. Tenían su candidata, la Sara Palín, quien esperaba su momento, el de la enfermedad de Mc Cain. Iba a durar poco. Pero la gente no es idiota, no podía consentir expresiones: “Si Rusia quiere que vayamos a la guerra, iremos a la guerra con Rusia” por el tema petrolífero de Osetia, en Georgia. La guerra no es la mejor respuesta porque es la peor de todas. Cuando el mundo apuesta por la salida armamentística y guerrera, estamos perdiendo todos, no gana nadie, salvo aquellos que se lucran con la guerra.
Hay muchas cosas de los demócratas que no me gustan, como el aborto, o su relativismo religioso moral, sin embargo ya que han ganado espero que cumplan estrictamente el protocolo de Kyoto contra el cambio climático, y comiencen a sancionar la forma de vida occidental que no respeta el medio-ambiente y la naturaleza, es decir: se acabó el contaminar, se acabó el beneficiarse con la industria petroquímica y armamentística. Se acabó en meter las narices donde no les llaman, con esa belicosidad, esa incoherencia con la que los republicanos han llevado a cabo sus acciones, apoyando a unos lideres políticos cuando son igual de perversos que los otros a quienes critican, acusándoles de dictadores comunistas y socialistas.
No soy precisamente pro-americano, conozco su revolución contra Inglaterra, y su imperialismo belicoso globalizante. Por dignidad histórica “recuerdo” la humillación a la que nos sometieron a los españoles con la perdida de Cuba, Puerto Rico, Filipinas y las Marianas, hundiendo al imperio español, cosa que la derecha tan patriótica ella siempre olvida, sobre todo al posicionarse casi siempre con los intereses de los EEUU, y es que las burguesías siempre se apoyan entre ellas.
El triunfo de Obama es la esperanza para la paz y el buen entendimiento entre las naciones y pueblos del mundo, y en parte un freno a los intereses económicos de la Banca y las multinacionales, aunque por otro lado Dios sabe cuanto dinero le habrán prestado para su campaña multimillonaria y cuales son los intereses que debe devolver.De todos modos Obama no es Mc Cain, son políticos distintos con intereses distintos. Obama es mucho más social que Mc Cain. Los demócratas defienden cuestiones sociales y derechos sociales que nosotros en Europa ya tenemos, y que en parte estamos perdiendo, derecho a la Sanidad Pública, a la Educación Pública y a un Medio Ambiente Público. Cuando Sara Palin con sus partidarios republicanos apuesta por la sobreexplotación de Alaska, para extraer el petróleo que allí hay, está dando a entender su peculiar forma de entender y defender el medio-ambiente. Cuando los demócratas hablan de equidad y derechos públicos para todos como la Sanidad, entonces los republicanos replican diciendo que se trata de Comunistas. En Europa nadie en su sano juicio diría esto, pero los republicanos en EEUU tienen manga ancha para decir sandeces y hacerlas creer al pueblo. Es increíble la hipocresía del republicanismo militante, que eso si, no se ha pronunciado en absoluto sobre la intervención del estado en la economía, en lo respectivo a la crisis financiera mundial y nacional, porque claro, es que esa intervención es bienvenida para la plutocracia burguesa que domina el país y que en parte está representada por el partido republicano; así que nadie llamó comunista a la intervención del estado en la economía con respecto a este tema, pero si que son capaces de hacerlo con respecto a otros.

Recuerdo cuando y como llegó Bush a la Casa Blanca, con un auténtico pucherazo vergonzante, aprovechando fallos en los medios técnicos de codificación de votos, y manipulando al poder judicial para que le diera finalmente la victoria, así es como perdió AlGore frente al usurpador Bush, al final pudieron más los intereses armamentísticos y petrolíferos. Obama desde luego es distinto y espero que Dios le de luz y sabiduría, ya que Bush con su administración ha incendiado el mundo.

6 comentarios:

Villeguillo dijo...

Que ingenuidad.

M. Fernández dijo...

¡Hombre! habrá que darle una oportunidad a este hombre, no?
Porque ocho años de republicanismo han pesado y mucho y se ha notado hasta en la forma de algunos que como José María Aznar niega el cambio climatico y sostiene las mismas tesis que el republicanismo de Bush. Fijate que habla el castellano de otra manera distinta a la peninsular, en fin, todo para satisfacer a Bush y a los suyos que por cierto han perdido.

Chouan dijo...

Demosle todas las oportunidades. Nadie es malo hasta que no demuestra lo contrario.
Lo que ocurre es que los intereses norteamericanos trascienden a las diferencias entre demócratas y republicanos y no nos engañemos... el que empezó la guerra de Vietnam fue el santo santo y demócrata Jonh F. Kennedy.
Por otra parte es curioso. El gobierno Norteamericano empieza las guerras y solo cuando ve claramente que no puede ganarlas es cuando empieza a retirarse. Eso paso en Vietnam y eso es lo que esta pasando en Irak.
Lamentablemente creo que sustancialmente no va a cambiar para nada la política ni interior ni exterior de los USA.
Pero el tiempo dará o quitara razones.
Salud y Amistad

Villeguillo dijo...

Digo ingenuidad porque ¿no os dais cuenta que es totalmente un producto mediático? Es puro márketin. Es como creer en la bondad de Zapatero o en la de Clinton (Dios nos pille confesados) Durante el gobierno de Clinton se inició la doctrina de "guerra preventiva" en especial cuando lanzó un ataque de misil contra Bagdaque en pleno escándalo Lewinsky y aquí la progresía calló, callaron como putas todos. Y por no hablar que las hipotécas basura se iniciaron bajo su gobierno. ??? No esta guerra está definida y no es entre izquierdas y derechas (cuando digo esto no sólo va por vuestro grupo político, y lo mismo les digo a los de mi familia, la FA) Sino porque es una guerra de magnitudes cósmicas e incluso más allá que se debate todos los días en el alma de cualquier persona: Cristo sí Cristo no. Tradición católia contra modernismo materialista.

Nota: si vuelvo al blog es porque vosotros dos me parecéis muy buena gente, algo errados eso sí.

M. Fernández dijo...

Gracias hombre por lo de buena gente. Lo de errados, nadie es perfecto. Y sobre la evolución de la tradicción, no me parece que defender la separación de poderes,la teoria política renovada de los cuerpos intermedios, la Confederación, el Socialismo, la Autogestión y la Autodeterminación, no me parecen terminos ajenos a la Tradición, todo lo contrario; pues son las falsas interpretaciones de los demás, independentistas o nacionalistas las que intentan monopolizar una serie de palabras y denominaciones para utilizarlas como instrumento para conseguir sus objetivos.
Ya se que Obama no es la panacea, pero es lo menos malo en comparación con el republicanismo radical de la Palin.

M. Fernández dijo...

Sobre lo de errados, ya sabes nadie es perfecto, puedes consultar en mi blog dos artículos, uno titulado la Confederación es nuestra monarquía y otro titulado el Socialismo Blanco en el seno del tradicionalismo carlista. Para muchos liberales los carlistas eran socialistas blancos, segun ellos, mucho peores que los rojos.