viernes, 14 de noviembre de 2008

LA "REFUNDACIÓN" DEL CAPITALISMO


El presidente estadounidense, George W.Bush, recibe hoy en la Casa Blanca al presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, como uno de los líderes invitados a la cumbre económica convocada el sábado y restringida en un principio al G-20, el grupo de los países más ricos y las economías emergentes, del que España no forma parte. También va Holanda.

Ya que nuestros políticos han hecho todo lo posible para estar en dicha cumbre, la cual dará pasos hacia nuevas reuniones para definir que es lo que va a pasar con el sistema capitalista, espero no sea simplemente para hacerse la foto y hagan hincapié en los verdaderos problemas del sistema capitalista, uno de los cuales radica en la libertad de los movimientos de capitales, a los cuales no se les imputa una tasa porcentual, como podía ser la tasa Tobin, y así limitar los efectos negativos del "capital golongrina".

La libre circulación de capitales esta defendida por los planteamientos neoliberales al especificar que los países pobres o en vías de desarrollo necesitarán del capital de los ricos, sin embargo, no son los países empobrecidos los que atraen capital sino los que ya lo tienen, los del primer mundo. Entonces no es posible justificar la libre circulación, porque precisamente, si estaba legitimada era por la cuestión anterior, pero como esa premisa no se da, porque el capital no sale en realidad del entorno de los países del primer mundo, no es posible tratar de engañar, diciendo que esa libre circulación es necesaria para el desarrollo de los países empobrecidos. Éstos son víctimas en la medida en que el poco capital que tienen se les va de las manos como consecuencia de esa libre circulación, porque se dirige al entorno "estable" financiero de los países enriquecidos. Ese entorno estable ha fallado a consecuencia de la crisis financiera generada por la Banca estadounidense especializada en activos tóxicos e hipotecas basura.

Esta cumbre no tiene la pretensión de solucionar los verdaderos problemas que provoca el sistema capitalista, porque sus miembros no querrán modificar el famoso lema: "dejar hacer, dejar pasar". Aquí nadie va hablar de la Crisis del Cambio Climático, ni de los Objetivos para el Desarrollo Humano para favorecer la lucha contra la pobreza, sino que hablarán de como apuntalar el capitalismo, que no se caiga. Para los temas Ambientales, y de Desarrollo Humano, siempre ponen excusas, dando largas, eso si, en cuanto han visto la crisis financiera, entonces para eso, si que se ponen de acuerdo. En lugar de favorecer la reunión de todos los países del mundo unicamente se reunen cuatro gatos y sus invitados que se creen lo más de lo más de este mundo. Estos se reunirán para parchear un sistema que se hunde. El señor Bush no se conforma con haber estado ocho años incendiando el mundo, sino que persiste en su idea, en el mensaje que nos dirigió esta mañana a todos: "que el mejor gobierno es la no intervención". El muy hipócrita no quiere acordarse de la nacionalización de financieras y bancos que ha tenido su gobierno que acometer.

Rodriguez Zapatero debe poner enfasis en lo siguiente:

-Crítica por no estar todos los países del mundo con su voz y voto en esa cumbre.

-Crítica general al sistema capitalista, porque permite la concentración de la riqueza en pocas manos, y sobre todo alaba la acumulación de capital, en lugar de fijarse y poner atención en la verdadera actividad creadora de riqueza: la agricultura.

-Crítica al liberalismo, porque esta doctrina ha sido la causante del descontrol y desregulación económica, al considerar que la mejor política económica es aquella que no permite la intervención pública.

-Crítica a la globalización neoliberal capitalista que ha impuesto un único modelo económico a seguir en el mundo, como supuesto ejemplo de desarrollo cuando ha sido despilfarrador y agresivo contra el medio-ambiente y la ecología, cuando ha permitido los mayores desajustes económicos y financieros en las relaciones reales de intercambio entre los países del mundo.

-Señalar que es muy facil pedirle a quienes menos tienen, que con el dinero público, de todos, tenemos ahora que pagar los desajustes de libre mercado neoliberal capitalista de los ricos, para apuntalar un sistema que hasta ahora solo los ha beneficiado a ellos.