jueves, 6 de noviembre de 2008

LA NUEVA FISIOCRACIA O NEOFISIOCRACIA

"Quesnay, economista francés, creador de la escuela fisiocrática (Méré, Île-de-France, 1694 - París, 1774)"
"El número de habitantes y la abundancia de alimentos constituyen la verdadera fuerza y la verdadera riqueza de un reino"


El mercantilismo del siglo XVII era una especie de capitalismo actual, sobre todo por la importancia del monetarismo de los metales preciosos en las relaciones económicas nacionales e internacionales. Surge la fisiocracia como reacción al protestar por el descuido a la verdadera economía que no eran los metales preciosos al igual que hoy tampoco lo es la economía financiera. Así que salvando las distancias mercantilismo y capitalismo neoliberal tienen muchas cosas en común, pues aunque este último se diga liberal resulta proteccionista, paternalista e interventor cuando le conviene, lo estamos viendo con la intervención de los estados en la Banca a todos los niveles, existiendo una alianza entre Burguesía y Estado, al igual que durante el mercantilismo la hubo entre monarquía y burguesía. Los metales preciosos y el capital financiero son lo importante en la economía para mercantilistas y neocapitalistas. Ante la crisis financiera de los mercantilistas surge la fisiocracia, de la misma forma que ante la crisis financiera neocapitalista actual surgirá la nueva fisiocracia o neofisiocracia, siempre salvando las distancias y con determinados matices.




La fisiocracia defendió cierto liberalismo económico porque eran contrarios al intervencionismo económico del mercantilismo ya que era responsable de un bajo precio agricola que se situaba por debajo del precio de libre mercado, atendiendo a la interacción de oferta y demanda de bienes agrarios. Al ser menor el precio agrario, los ingresos para los campesinos y trabajadores del campo eran menonres y las rentas para los propietarios también. Recordemos que muchos fisiocratas eran aristócratas del Antiguo Régimen que querían una mejora de las condiciones de vida de los campesinos para incrementar al mismo tiempo sus rentas. Por tanto rechazaban un intervencionismo mercantilista que fijaba el precio de los bienes agrarios como si fuera una tasa, haciendo menguar los ingresos de los trabajadores agricolas, de manera que no podrán reinvertir en utillaje, ni siquiera alcanzarían una mejora en el poder adquisitivo, viendose condenados a la miseria muchos de ellos.


La escuela liberal y neoclasica intenta atribuirse a la fisiocracia para legitimar el liberalismo económico que defienden, tratandose de una instrumentalización politico-económica de tal corriente económica que es totalmente distinta a la liberal y neoclasica. Los fisiocratas defendieron cierto liberalismo por la preocupación que tenían por los trabajadores del campo, porque significaba una disminución de sus rentas, ni mas ni menos, no porque fueran realmente liberales. Sin embargo la escuela liberal y clásica se los atribuye para legitimar su liberalismo económico, el mismo que defienden los neoliberales hoy día, salvando las distancias.


Increiblemente los liberales, los clásicos, y sus herederos neoliberales jamás quisieron ver la otra cara de la moneda de la fisiocracia porque no les interesaba lo que defendían; se quedaron sin más con la defensa del liberalismo económico, pero no quisieron dar importancia a aquello por lo que realmente nació la fisiocracia, y fue precisamente dar importancia a la economía real, está es la de la agricultura y el mundo rural campesino.


Para los fisiocratas la clase más importante de una sociedad es la campesina, y la actividad creadora de riqueza, de verdadera riqueza es la agricultura. Para aquellos excepticos que no creen en esto, les dejaré caer una pregunta: ¿que comen a la hora de sentarse a la mesa? Seguro que se trata de productos agrarios vinculados al mundo rural y al sector primario, ni más ni menos, punto.


Me responderan que el resto de actividades sectoriales económicas incluída la financiera también crea riqueza. Pues no, no crea riqueza porque lo que crea es un bienestar psicológico, porque esos bienes que se fabrican se nos hacen necesarios en esta sociedad de consumo, pero los bienes realmente necesarios son los agrarios porque son los únicos que sirven para comer, para el autosustento, son alimento, los otros no. Además, los bienes agrarios que son alimento, son al mismo tiempo intercambiables por otros bienes en la economía, tienen estos dos atributos, mientras que el resto de bienes de la economía simplemente tienen el atributo de intercambiable. por eso la sociedad de consumo o más bien el neocapitalismo de consumo insiste tanto en la necesidad de intercambiabilidad de los bienes que no se comen, hacerlos necesarios a la sociedad para ganar dinero, para en definitiva comprar bienes agrarios que sirven para el autosustento, la alimentación propia y natural del individuo. Por tanto la riqueza verdadera está en la tierra, en el campo y en la agricultura tradicional que es ecológica.


Veamos por tanto las características de la nueva fisiocracia o neofisiocracia con la que hay que plantar cara al sistema neoliberal capitalista que trata de refundarse otra vez a lo Keynes, debido a la crisis financiera mundial, que ha sido debida a la crisis hipotecaria y a la escasez pecuniaria, financiera, metalista.


Si la fisiocracia era la de los grandes propietarios latifundistas, no deberá ser así, porque esta tiende al monopolio de la tierra o la concentración de tierra en pocas manos y eso fomentaría en el largo plazo incremento del precio agrícola. La neofisiocracia deberá tener en cuenta a los pequeños propietarios agrícolas y las propiedades comunales, siendo la Corona la responsable para que siga manteniéndose dicha pequeña propiedad, minifundismo frente a latifundismo.


Igual que en la fisiocracia, la agricultura será tradicional y por tanto ecológica, nada de agrotóxicos, ni pesticidas, ni fertilizantes químicos, aparte proceden de empresas químicas como Novartis y Monsanto que se dedicaron en su día a la guerra química, y incentivan la manipulación genética de las semillas, para que los frutos no las de, de manera que los campesinos siempre necesitarán comprarlas a estas multinacionales agrotóxicas dedicadas al fomento de la explotación agrícola latifundista, arriunándose siempre el pequeño campesino frente a las grandes corporaciones.


La Corona velara para que los cuerpos intermedios autogestionarios de la sociedad sean lo suficientemente pequeños, para que unos no tengan poder sobre los otros, en esta misma línea económicamente hablando ya hemos dicho que defenderemos minifundismo frente a latifundismo y no consentiremos ninguna agresión de ningún gran capital nacional o extranjero que intente persuadir para instaurar un nuevo latifundismo, esta vez de grandes corporaciones agrotóxicas y alimenticias que tratan de lucrarse enfermando a la población mundial. La monarquía carlista es aquí una superestructura importante al ser la garantía del débil frente a los poderosos.


Se considera a la Agricultura la unica forma verdadera y real de creación de riqueza debido a las dos características que poseen los bienes agrarios, son alimento para el autosustento, y son intercambiables por otros bienes, mientras que el resto de los bienes son unicamente intercambiables, no se pueden comer.


Tratándose por tanto de una sociedad agraria de pequeños propietarios agrícolas, defensa del comunal de los municipios, diversidad de cultivos ecológicos en un contexto de socialismo agrario, y rechazando cualquier intento de llevar el precio agrícola a niveles ínfimos o mínimos. Los fisiocractas criticaron al mercantilismo porque el precio agricola era mínimo en comparación con el precio de libre mecado, hoy es al contrario, el precio agrícola mundial es ínfimo, irrisorio en comparación con los precios tasas intervenidos por los gobiernos, para garantizar un precio agrícola decente.


La actividad agrícola pasa por la transición a una agricultura ecológica de desarrollo sostenible, manteniendo los principios fisiocráticos para proyectar una nueva fisiocracia basada en los pequeños propietarios, creación de una clase amplia campesina, defensa del comunal municipal, y diversidad de cultivos ecológicos en un contexto no de capitalismo agrario, sino de socialismo agrario, donde la tierra no se pueda comprar ni vender porque pertenece a las familias, a los pequeños propietarios agríacolas que son eslabón de la cadena de las diversas generaciones que deben heredar las parcelas o propiedades agrícolas. Se trata de una especie de ley de minorazgos, en comparación con la ley de mayorazgos, donde la tierra no se puede compar ni vender, lo que se puede comprar y vender son sus frutos pero no la tierra.


Hemos contemplado como si en su día fue la nobleza y la aristocracia la que pactó con el nuevo orden liberal burgués que les reconocía la propiedad de la tierra para que pudieran venderla, dejando en la calle a las familias campesinas; ahora son los campesinos y agricultores quienes venden las parcelas y propiedades a las grandes empresas de la construcción, para "forrarse".


La economía financiera es una economía irreal que intensifica de una forma mucho mayor la crisis de la economía real, espoleada por varios factores, desconfianza, incertidumbre, bulos económicos, capital golondrina o efecto de huída de capital, descontrol financiero y falta de tasas que inmovilicen los capitales ante huídas desafortunadas. La economía financiera es la economía del papel que no sirve para nada, es una economía ficticia, una economía que está por encima de la economía real a la que afecta finalmente. Con la economía real los crecimientos y recesiones económicas son menores, con la financiera el crecimiento económico es vertiginoso pero dime cuanto subes y te diré lo que vas a caer, cuanto más subas, mayor será la caída. Además la economía financiera es un juego de suma cero, porque cuando unos ganan mucho es porque otros han perdido, a parte que el valor real de los bienes los triplica y muchas veces es la responsable de las desigualdades económicas con respecto al poder adquisitivo de las personas. La crisis de la economía real empezó siendo una crisis alimenticia debido a los nuevos consumidores de bienes agropecuarios, China e India, esto junto a la crisis energética mundial, ha propiciado que parte de la tierra a nivel global se dedique a los biocombustibles, de manera que ya no se utiliza el 100% de la tierra a la producción agropecuaria, porque parte de ella está destinada a los biocombustibles, conclusión: se incrementa el precio de los bienes agropecuarios.