miércoles, 29 de octubre de 2008

LA TEORIA POLÍTICA DE LOS CUERPOS INTERMEDIOS AUTOGESTIONARIOS

"Los representantes de los Tres Estados o Brazos de la sociedad de Antiguo Régimen que reflejaba la existencia del País de Estados o País de Brazos, naturalmente, en nuestra sociedad actual se daría afortunadamente la vigencia de más estados o brazos, que representarían los grupos sociales o cuerpos sociales intermedios autogestionarios de manera libre e independiente, unos de otros, pero que al interaccionar entre ellos, conseguiríamos el equilibrio político-social de poderes, alcanzando las libertades"
El ser humano tiende a agruparse y asociarse de manera natural con otros semejantes en función de determinados intereses, formando así un grupo en común. Estos grupos y asociaciones tradicionalmente se han venido conociendo como GREMIOS. A pesar de la existencia tradicional de los gremios, caracterizados por ser grupo corporativo que no está al servicio del Estado, porque en dicha sociedad no existe tal cosa, ya que existen muchos estados. Los estados en la sociedad tradicional son los gremios, las asociaciones, grupos humanos, e instituciones públicas territoriales o no, asambleas locales y generales. Instituciones como la Corona, las Cortes locales y generales, la Justicia, el Consejo de Nobles, el Clero, han sido instituciones públicas independientes que como el resto de asociaciones y grupos han formado cuerpos, formando todos ellos estados sociales independientes. Una empresa es un estado siempre que sus miembros se vinculen de forma voluntaria y se relacionen democraticamente, por ello incluiremos el concepto de autogestión, porque los miembros de cada estado participan activamente y democraticamente.

Cada estado o agrupación son una institución pública independiente y representan un PODER, porque sus miembros tienen unos objetivos de reivindicación de libertades concretas, de manera que en la sociedad civil tradicional existen LAS LIBERTADES, no la libertad en general, sino deversas libertades que son reivindicadas por los colectivos, asambleas, agrupaciones sociales que como el resto de poderes forman instituciones soberanas independientes.

En la sociedad civil existen tantos estados como grupos, colectivos, empresas y se elevan a la categoría de instituciones públicas, de la misma forma que lo son la Corona, la Justicia, el Consejo de Nobles, el Clero, las Cortes Generales y Locales.

Partiendo de la organización autogestionaria interna de los grupos sociales o de los cuerpos sociales, tendremos en cuenta que la institución de la Monarquía tiene la misión de arbitrar y mediar entre los diversos grupos sociales, valiendose del cuerpo de la Justicia para tal función, de manera que la monarquía tiene que ser la institución que contrapese entre las diversas instituciones o estados. La existencia de diversos estados llevará a la interacción de contrapesación de los distintos poderes que representan, de manera que se llegará al equilibrio social mediante la existencia de los mismos.

El absolutismo partidocrático parlamentario no está interesado en la aparición de los estados o instituciones libres e independientes, porque ello replantearía su perdida de poder. El absolutismo monárquico diezmó los poderes locales y asamblearios, inutilizando y haciendo desaparecer las Cortes. Se trataría por tanto de restaurar aquellas instituciones actualizadas que representan cuerpos autogestionarios intermedios y que de existir interactuarían contrapesando los diversos poderes que representan alcanzando así el equilibrio de poder. El poder político está diversificado, dividido entre los distintos estados o cuerpos autogestionarios. Al contrapesar los cuerpos autogestionarios intermedios se logra un equilibrio social de poder, de manera que el poder político no lo detenta una camara, un grupo determinado o una institución determinada sino que está compartido, por los contrapoderes que significan los diversos estados existentes en la sociedad civil. La institución de la Corona tiene la misión de administrar justicia garantizando el libre funcionamiento de contrapoder de los grupos, cuerpos o estados sociales, de manera que se valdrá de la Justicia y del Principio de Subsidiaridad para intervenir en última instancia garantizando el equilibrio social de poderes que representan cada uno de esos estados.

Antiguamente los paises eran denominados con la expresión de PAÍS DE ESTADOS, antes de que llegara la revolución Francesa. Dicho acontecimiento significó que la burguesía, instrumentalizando al pueblo, monopolizara la vida política y pública del país, convertido finalmente en un estado-nación-liberal burgués. La burguesía era y formaba un cuerpo social que era considerado estado, en la sociedad de antiguo régimen, además compartía el estado con el pueblo al que instrumentalizó en los hechos revolucionarios, consiguiendo la burguesía sus objetivos políticos y negandoselos al pueblo que instrumentalizaba. Así la burguesía dueña de los resortes del poder político, por la imposición de estado que representaban, elevaron dicho estado a la categoría de país, confundiendo país, estado y nación. Para la burguesía liberal conservadora y progresista país, estado y nación son lo mismo, mientras que para el pensamiento tradicional no.

Para el pensamiento tradicionalista un país está formado por la familia tradicional que forma la sociedad civil y se organiza en estados o cuerpos autogestionarios intermedios, que son instituciones públicas que representan cada uno de ellos un poder, porque reivindican una libertad. La interacción de los estados o de los cuerpos intermedios autogestionarios representan poderes que son al mismo tiempo libertades. Estas libertades nacen de la interacción por la contrapesación de poderes que representan los estados o cuerpos autogestionarios intermedios.

El concepto de nación vendrá dado porque en un país puede haber varias naciones y tiene un sentido cultural lingüistico. Se trata de comunidades particulares diferenciadas que tienen una cultura determinada y que pertenecen a la sociedad, pero que dentro de la sociedad, por motivos históricos tienen una lengua determinada y unos lazos tradicionales que los unen con otras personas, tratandose de una comunidad parlante, pero nada más.
Esta teoría politica se complementaría con la vigencia de las Cortes Tricamerales que significaría la aparición de:
1) CAMARA POLÍTICA: reune a los partidos políticos y a los cuerpos sociales por la aparición de las listas abiertas.
2) CAMARA TERRITORIAL: reune a los representantes territoriales de los diversos territorios confederados en torno a la Monarquía Carlista, con el objetivo de conseguir el dialogo político interterritorial.
3) CAMARA SOCIO-ECONÓMICA: reune a los representantes de los trabajadores, es decir Sindicatos, por un lado y por otro a los empresarios, es decir la patronal. Teniendo dos objetivos, el primero la unidad democratica sindical y el segundo el objetivo de dialogo económico para alcanzar acuerdos democráticos.