domingo, 28 de septiembre de 2008

LA MONARQUÍA SERÁ SOCIALISTA Y CONFEDERAL. SI NO, NO HABRÁ MONARQUÍA

"La Monarquía, tal como el Carlismo la concibe, es el instrumento al servicio de la Sociedad que puede mantener la unidad confederal dentro de la enorme diversidad y pluralidad de los pueblos.
La Monarquía tiene que ser socialista y confederal, porque de esta manera representará, por un lado la garantía de la continuidad revolucionaria, y por otro, actuará de arbitro equilibrador de las distintas fuerzas que libremente mantienen la confederación.
Son los Pueblos los que mediante Pacto buscan ese arbitraje superior que recae en el Rey. El papel del Rey nace del pacto, pacto que se está renovando por la actividad y la participación constante de las partes. Las prerrogativas del Rey son prerrogativas pactadas y que le obligan para ser el Rey de las Republicas Socialistas Confederadas."

Montejurra 1975