jueves, 25 de septiembre de 2008

LA CONSULTA POLÍTICA DE LOS NACIONALISTAS VASCOS

El problema es que es una consulta mediatizada desde la perspectiva nacionalista, que no carlista. El carlismo ve el derecho de autodeterminación de diferente forma a como lo ven los nacionalistas del PNV.
Estos se desdicen, primero que la harían en ausencia de violencia de ETA, cuando sabemos que no ha sido así, ya que ha venido vinculada por la presencia de los cuerpos de seguridad de estado, sino habría habido más atentados. No estamos en contexto político de tregua indefinada, ni de desmilitarización del conflicto por ambas partes, por tanto, la consulta viene en un momento bastante malo, contrariamente a lo que reivindicaron desde un principio los líderes políticos nacionalistas. La autedeterminación para los carlistas es el derecho de los pueblos a decidir, a confederarse con otros pueblos.
El nacionalismo siempre resta, el carlismo, por el contrario siempre suma, desde el respeto a los particularismos locales y territoriales determinados. Dudo mucho que la intención de los nacionalistas sea esta, y pretenderán hacer uso e interpretaciones varias de su triunfo y monopolio que tienen del poder en los antiguos Señorios que estaban confederados entre si y cada uno con su Constitución o Fuero propio. Los nacionalistas de esto no quieren ni acordarse y contemplan la existencia de un nuevo centralismo dentro de su órbita política nacionalista con capital en Pamplona, ya que proponen una única constitución para todos los Vascos, cuando tradicionalmente siempre tuvieron cuatro, una en el Señorío de Vizcaya, otra en el de Guipuzcoa, otra en Alava y otra en el Reino de Navarra.